auravide auravide

La espiral de la vida


Traducción de Teresa - [email protected]

Hace muchos años que empecé a redactar los especiales y confieso que me enfrento siempre a la misma dificultad: encontrar no solo el tema que ha de ser comentado, sino además la necesaria inspiración, la conexión con La Fuente. Nunca consigo juntar estos factores con un poco de antelación, incluso aunque esto sea altamente deseable y teóricamente posible. Sé que todo acaba conspirando a favor para que, de una forma o de otra, el boletín sea enviado a la hora debida y creo que algún día, quizá en otra encarnación, esto llegue a suceder de forma suave y menos dolorosa.

Por suerte, prácticamente vivo en Internet, esta herramienta preciosa y democrática con su comunicación vasta e instantánea, que nos alimenta continuamente con mensajes en los cuales encontramos ideas, percepciones e indicaciones de toda clase. Ahora, ya en 29 de julio, una vez más las cosas se aclararon definitivamente. Al pedir ayuda a una persona querida, “he recibido de vuelta” mi inspiración…
Sí, desde que hemos comenzado con el STUM, acepto ser guiado por los signos, por las sincronías que saltan como palomitas de maíz en torno a mí, y sé que basta permanecer abierto y confiar en el Universo… y estas palabras han sido determinantes para ponerme en el rumbo acertado:

“Bueno, yo me pongo en la situación de tus lectores diarios.
Tenemos hoy algunos asuntos en los medios de comunicación, pero nada que despierte la real curiosidad del público. Yo tan solo tengo fuerte dentro de mí… que es necesario añadir más conocimientos, intentar cambiar el patrón que hoy sé que no está conforme a lo que yo realmente deseo y me parece que muchos, en el mundo entero, también pueden estar en esta misma línea de pensamiento. Yo quería leer algo que pudiera impulsarme, o mejor, algo inspirador, motivador. Algunos dicen que es preciso regar nuestro jardín y tener paciencia. Pero, por más en lo cierto que estemos, siempre queda la duda de que el camino puede no estar conforme a lo esperado… ¿será preciso hacer planes? Yo sé que debo tener fe y aguardar, visto que el universo es sabio, y debería también saber que estoy en el buen camino, que no estoy andando en círculos… incluso teniendo a mi lado a personas maravillosas que en todo momento me dan amor y sobre todo me ayudan en esta larga andadura.”
Lidiane


Creo que es cierto que quizá yo tenga de veras que dar una contribución mejor a quien lee los boletines con relación a lo que ha manifestado Lidiane, pero no es sencillo poner todo en palabras y en espacio tan limitado. Puedo escribir aquí solamente aquello que he experimentado en primera persona, algo que puedo evaluar, comparar, cuando miro hacia atrás en las páginas del libro de memorias de mi vida. Espero, con todo, dar un poco más de motivación e inspiración a quien procura caminar en la Luz…
Tengo para mí que la evolución se produce de forma ininterrumpida, un día tras otro, si bien de forma muy sutil, poco perceptible, inconsciente. Es de nuestra propia naturaleza. Es un impulso que adviene de la curiosidad, de la energía de búsqueda que portamos en nuestra programación desde que hemos nacido. Tenemos que abrir nuestro horizonte y los Guías nos piden ensancharlo, emplear totalmente nuestras posibilidades innatas alcanzando la armonía interior y dando profundo significado a nuestra existencia. Una comprensión más profunda podrá proporcionarnos la fuerza necesaria y un renovado estímulo.
Hay tres aspectos clásicos en juego: determinación, percepción y amor – manifestaciones directas de la conciencia –, que son la base de sustentación de nuestra jornada.
Al expandir la conciencia ensancharemos nuestro espacio vital y mayores serán la determinación y el libre albedrío, no limitados ya por el peso del fardo que acarreamos, ligado a conceptos y aspectos equivocados que vamos añadiendo desde la infancia y que habrán sido identificados y resueltos. Estaremos listos entonces para asimilar las experiencias de forma precisa, real, conforme a la verdad, decisivamente capaces de percibir más allá de la materia, determinando en fin la calidad de nuestro amor.
La calidad y profundidad de nuestra vida dependen de eso. Las elecciones que hacemos, nuestros sentimientos y relaciones estarán por fin a la altura del ser espiritual que somos.
El auto-conocimiento – tan ampliamente contemplado y divulgado en el STUM – es el requisito previo del amor, de la espiritualidad; él nos permite limar y lapidar los rasgos inherentes a nuestro carácter, a nuestra personalidad, habilitándonos totalmente para hacernos con el timón de nuestro barco de forma conveniente y libre de nocivos condicionantes externos.

Ya no estamos solamente andando en círculos.
Una imagen sencilla me ha venido a la mente, una espiral. Podemos imaginar que, al nacer, somos el pequeño punto en el centro de ella. La vida empieza tímidamente, el pequeño yo, caprichoso y egoísta, domina la escena. Somos limitados por las circunstancias inherentes a la poca edad, al número limitado de referencias, a la incipiente capacidad de aprendizaje, pero nuestro potencial es inmenso, infinito, y nos lleva al movimiento de expansión, haciéndonos pasar una, dos, innumerables veces por situaciones que puntualmente se repiten.
Es oportuno quizá poner aquí el ejemplo de las relaciones, pues somos seres inapropiados cuando nos aislamos, cuando escapamos al contacto, cada vez más necesario y próximo, con las personas que nos rodean. Sea en nuestro hogar, en el trabajo, o en cualquier otro ambiente.
Puede que, por el intercambio constante, nuestro desarrollo se procese más profunda y rápidamente, según creo. Antes distante, selectivo e inseguro, el ser humano empieza a hacer sus acometidas interpersonales, al comienzo guiado por los conceptos, por lo regular limitadores, heredados de sus padres. Los resultados se producirán conforme a la capacidad del alma de desvencijarse de los valores obsoletos y de, al fin, orientarse por la brújula interna, descubriendo un día la belleza real, la que permea todo lo que hay a su alrededor. Perfeccionándose con cada abrazo, con cada toque, con cada cariño dado y recibido, capacitándose a cada paso para convertirse en un ciudadano – o ciudadana – del Universo, conocedor de su naturaleza divina y amparado en las inmutables leyes naturales.Así la espiral se abrirá cada vez más, incorporando otros instrumentos, otras vibraciones, perfeccionadas y calibradas por la dedicación y el cuidado en su utilización.
Y las relaciones se harán todavía más completas, auténticas, íntimas; desplazando del pequeño e inconstante yo el comando del barco, entregado ahora a la suave dirección de nuestra verdadera esencia, que vive más y más en contacto con La Fuente, navegando consciente en las aguas de la paz, de la serenidad, del Amor Incondicional.
Hasta que un día la espiral se encontrará tan abierta, tan expandida, que se confundirá, se abrazará con el infinito sin principio ni final y en él nuevamente nos disolveremos, retornando a la Fuente, trayendo del viaje un precioso equipaje de memoria y energía que serán incorporadas al Todo, añadiendo algo útil a su permanente expansión. A continuación estaremos listos para partir hacia otros recorridos por la materia, mucho más despiertos, conscientes y amorosos.

Que nuestras espirales se abran, se crucen con otras muchas en sinergia y sintonía, ayudando a edificar un mundo cada vez mejor, una inmensa celebración de felicidad. ¡Que nuestra percepción también se refine y propague!

Que podamos convertirnos en puntos de Luz, suaves y listos para iluminar cariñosamente el mundo que nos rodea.
(Soy grato a mis Guías. Gracias, Lidiane, Sandra y Teresa).

Somos todos Uno solo
Yo soy el otro Tú

Sergio - STUM


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


sergio
Sergio Scabia é co-fundador do Site Somos Todos UM
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa