auravide auravide

La Estrella Mayor


Traducción de Melissa Park - meishiman@hotmail.com

Conforme ya hablamos en el mensaje de la Gran Fraternidad Blanca Universal, el Cuarto Rayo contiene la llama blanca de la pureza, la Ascensión. El Chohan (jefe) del Cuarto Rayo es el maestro ascendido Serapis Bey, cuyo Templo Sagrado se encuentra en Luxor, en Egipto, en el plano etéreo, para donde fue transferido por él antes que el Continente de la Atlántida se sumergiese.

El Cuarto Rayo es el nexo entre el reino interior de la perfección y la manifestación del plano Divino en el mundo de la forma. El Arcángel responsable de este rayo es Gabriel, “El Portador de las Buenas Nuevas”. Fue él quien anunció la venida de Jesús a Maria, y tiene por función principal conservar la concepción original de la Perfección de la Humanidad.
El mensaje que les traigo hoy me fue transmitido por el Maestro Serapis Bey y yo espero que él toque la Llama Sagrada que habita sus corazones:

“Un día fue tan intensa la Luz venida del centro de la Tierra, tan aumentada la Luz de la humanidad y tan radiante la Luz de las Esferas, que el Señor de la Tierra compareció delante del Señor Mayor para recibir nueva expansión.
Las enseñanzas de la Estrella Mayor irían dando sus frutos. Muchas cosas irían cambiando y se fundarían los cimientos de una nueva civilización. La muerte perdería su misterio porque muchos comenzarían a ver y a comunicarse con sus muertos. Los Corderos pasearían entre las fieras, las religiones irían cambiando porque los corazones y cerebros de los hombres se abrirían y los que resistieran, agonizarían. Todos reconocían su Unidad Fundamental. La Ciencia rasgaba el velo, descubría lo que antes era invisible y crearía nuevos paradigmas. El Arte se recreaba. Las Naciones se unían y abandonaban las jerarquías gubernamentales de poderes de las tinieblas.

Hasta que se aproximó el momento en que terminaba el plazo concedido por la Misericordia Divina para que la Estrella esté entre los hombres. Ella debería ascender a los cielos nuevamente. Por eso, la Estrella fue multiplicando los contactos tornando más intensas y sintéticas las palabras, dejando metáforas a ser descifradas por los seres de buena voluntad.
Llegó entonces el momento de partir. La Estrella subió a la cima de un monte con sus doce Apóstoles grupales* y con algunos seguidores. Antes de partir les dice: Como sabéis, hermanos, llegó el momento de dejar este plano. También sabéis, que a pesar de todo, estaré siempre junto a vosotros y vosotros en mí, porque todo es Uno. Por eso el YO SOY** de cada uno de nosotros estará siempre unido al de los otros. Más veces me veréis y contactareis, pues vuestros ojos están abiertos y vuestros sentidos purificados.

Yo parto, mas el Cáliz del Grial*** usado en mi última cena con vosotros, permanecerá entre vosotros para que la humanidad terrestre pueda aprender a compartir. Parto, sin embargo, el Cristo estará entre vosotros para perpetuar la salvación de la humanidad.
Hermanos, vosotros sabéis como es grande la gratitud que tengo por vuestro amor por mi, por la Jerarquía y por el auxilio que prestan a la elevación de la conciencia planetaria. Os Prometo que los que no ascendieren ahora, lo harán en el futuro para entonces, alcanzar la libertad tan esperada. Estarán siempre en mi corazón.
El Amor de Dios Renovará la Tierra”.

Después de decirles algunas palabras que no pueden ser repetidas a todos, los bendijo y, aumentando inmensamente su Luz, se fue tornando en un cuerpo cada vez más sutil hasta desaparecer entre coros de ángeles y rayos de sol reflejados en el despuntar de la mañana.
Alguna tristeza se apoderó por un momento del alma de los presentes, pero luego les invadió una inmensa alegría y la visión de un nuevo día que comenzaba.
Esta noche y durante 24 horas hubo una gran fiesta, la que se llamó “Festival de los servidores de la Nueva Era”. Estaban presentes todos los seres ascendidos, ángeles, arcángeles y otras Excelsas Entidades. Era la celebración de la victoria del Planeta Tierra. Se entonó una canción que era la de la promesa de todos los Servidores de la Luz. Allí estaban todos los discípulos que habían servido en la preparación y en la llegada de una Nueva Era.
Sus almas transbordaban de júbilo porque sabían que un día cesaría en la Tierra todo pecado y todo dolor, toda sed y toda hambre, todas las guerras y divisiones, todas las angustias y lágrimas lloradas por esperanzas perdidas y anhelos incompletos por los resquicios de la imperfección. En este día glorioso todo retornaría al Creador, al Centro de toda vida desde siempre y para toda la eternidad.”

Yo soy Serapis Bey

* Apóstoles Grupales son los grupos de conciencia que se encuadran en los doce arquetipos de los Apóstoles encarnados de Jesús.

** YO SOY es el Yo Superior, el Cristo personal, el componente más elevado de la individualidad. Es el hilo entre los niveles Cósmico y material.

*** Cáliz del Grial: Dice la tradición que él contiene el Elixir de la larga vida. Fue usado por Jesús en la Santa Cena para beber el vino, que simbolizaba su sangre.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

A Estrela Maior


clube Vera HT é
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa