auravide auravide

¡LA FUERZA TE ACOMPAÑA!


por Alessandra França - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Parafraseando la expresión original de la película Star Wars “Que la fuerza te acompañe”, digo “la fuerza te acompaña”, algo realmente significativo, principalmente cuando pensamos en las fuerzas que pueden impulsarnos a algunas mejoras y soluciones en nuestra vida.

La pregunta es: ¿Dónde está esa fuerza cuando tenemos necesidad de ella?

Para aquellos que se apoyan en las fuerzas de los acontecimientos y de las personas de su convivencia, ciertamente esa “fuerza” no se hace suficiente, y la depresión y la decepción se hacen presentes como desestimulantes en cualquier proceso, pues ninguna fuerza externa puede ser suficiente para impulsarnos a seguir la jornada del triunfo que anhelamos.

¿Cómo encontrar esa fuerza capaz de darnos dominio sobre nuestros impulsos, nuestras emociones y nuestras actitudes?

Es preciso desarrollar el autoconocimiento, pues éste significa autocontrol y autodominio y, cuanto más profundizamos en nuestro universo personal (mente y emociones), mejor descubrimos nuestras fuerzas. Una vez en posesión de esas fuerzas, seguimos directamente hacia nuestros objetivos tomando de manera natural decisiones más inteligentes y económicas.

La fuerza que se necesita para llevar a cabo cualquier cosa en la vida solo puede provenir de la propia persona. Aunque crea en Dios, si esa fe no forma parte de una fuerza interior, nada le servirá para tener éxito en su intento, continuará en la periferia de su ser donde la “fuerza” toma el nombre de “esfuerzo”; y eso es desastroso para la realización de sus objetivos, porque el “esfuerzo” cansa y no tiene fuerza de permanencia, se termina al cabo de cierto tiempo.

¿Cómo sería el campo de actuación de una persona consciente y convicta de la fuerza interior que posee?

Los hombres que han sido capaces de cambiar la historia de sus vidas y de la humanidad, por ser conscientes de la fuerza que poseían, crearon un campo de actuación en el cual todos cuantos les ayudaron eran atraídos por esa fuerza que de ellos emanaba, pues eran fuertes líderes que inspiraban a las multitudes.

Aquellos que no conocen sus propias fuerzas se valen de una falsa referencia exterior (personas y situaciones), y crean un campo de desánimo y derrotas. Esas personas son inconstantes y varían de humor y de planes según la moda. Esa inconstancia genera indecisión, cierto desenfoque y un campo de fuerza muy frágil, dejando al individuo condicionado al derrotismo, al pesimismo y, por consiguiente, al fracaso.

¿Cómo conocerse a sí mismo? ¿Cómo encontrar esa fuerza interior?

Una buena indicación es empezar por los condicionamientos. ¿Qué reacciones, de aquellas que tienes en la vida hoy, son condicionamientos de tu infancia? ¿Qué te gustaría hacer de modo diferente y no lo haces porque has sido condicionado a creer que no puedes hacerlo por ser peligroso o arriesgado?

Muchos de los condicionamientos los mantenemos por miedo o por placer. Esa puede ser una buena pista para empezar un proceso de autoconocimiento. ¿De qué tipo de reacción condicionada te sirves para escapar a un dolor o tener más placer, y que no te permite crecer o buscar nuevas posibilidades?

Tener respuestas para estas preguntas y un objetivo claro puede llevarte al descubrimiento de un campo de fuerza intenso, lo bastante como para superar cualquier obstáculo y convertir cualquier sueño en realidad.

Deja de vivir pensando que el mundo exterior debe aceptarte o servirte.
Descubre tus fuerzas, acepta el mundo y sírvelo. Tú no has venido para ser servido, has venido a expresar lo mejor de ti, has venido para descubrir tus talentos y emplear tu fuerza interior para vencer, sirviendo más a los otros y al mundo que siendo servido por ellos.

Los grandes líderes eran grandes servidores de la humanidad.

Piensa un poco: ¿Qué has hecho últimamente, y aún hoy podrías hacer mejor, para servir a alguien dando lo mejor de ti?

Recuerda: “¡La fuerza te acompaña!”


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa