auravide auravide

​¡La humildad es una conquista!


por Flávio Bastos

Traducción de Teresa - [email protected] ​​

​“De qué sirven cabello y manto impecables ¡oh necio! ¡Todo dentro de ti está confuso y, pese a ello, acicalas la superficie!” (Siddartha Gautama)​

En época de confusión e incertidumbres para la humanidad, que subestima los valores de la esencia y se pierde en los laberintos de la inconsciencia donde el egoísmo encuentra terreno fértil, surge el foco de luz de la Nueva Era para iluminar nuevos caminos que llevan al hombre al despertar de su inherente potencialidad. Condición que, inevitablemente, entra en colisión con características milenarias del espíritu encarnado, como la prepotencia, el orgullo y la vanidad, que insisten en representar un nivel vibratorio cada vez más incompatible con el lento pero irreversible proceso de transmutación energética, que comienza a exponer, revelar y dejar traslucir la verdad de cada uno inserida en el contexto universal.

Es la fase terrena de la transparencia de intenciones, donde los humildes y sencillos de corazón heredarán la Tierra con el propósito de sembrar el suelo fértil y adecuado para prósperas cosechas.

En el libro “Los placeres del alma”, por el espíritu Hammed, encontramos un interesante concepto de humildad: “En la actualidad, aún se asocia humildad a inferioridad, sumisión y pobreza; sin embargo, ella está relacionada con distinción, amabilidad, lucidez, gracilidad y sencillez. Entre todas las virtudes, solamente la humildad no se realza a sí misma porque el verdadero humilde no considera que lo sea”.

Siguiendo este razonamiento, puedo afirmar que en mi experiencia como psicoterapeuta interdimensional, he atendido a raros casos de personas en desarrollo de la verdadera humildad. Generalmente eran individuos que enfocaban el autoconocimiento como un importante objetivo en sus vidas. Situaciones en que el contacto con los mentores espirituales, en estado alterado de conciencia, fluía con mucha naturalidad.

Según registra Hammed, por la psicografía de Francisco do Espírito Santo Neto, “el humilde examina y pondera al orgulloso porque un día también lo fue; el arrogante, en cambio, como aún no ha conquistado la humildad, no sabe apreciar y valorar la sencillez. Los individuos humildes penetran en la esencia de las cosas, pues han desarrollado la habilidad de hacer silenciar la mente. Es en el silencio mental cuando cesan los ciclos habituales o condicionados de las reglas y normas llenas de prejuicios, cuando se interrumpen las pautas de pensamientos inadecuados, para que se verifique la interiorización de la inteligencia universal en nosotros”.

En síntesis, somos aquello que sintonizamos durante nuestra experiencia vital y vibramos según el nivel de nuestras elecciones. Ser, en realidad, es volverse sencillo de corazón. Condición que exige, del individuo dotado de inteligencia y libre albedrío, aprendizajes necesarios al proceso de expansión de la conciencia universal. Por tanto, la humildad es una conquista del espíritu, pues los humildes han aprendido con la introspección a hacer de sí mismos un canal trascendente por donde fluye silenciosamente la inteligencia universal.

“La inteligencia universal es el instrumento por el cual retomamos la conexión a la Causa Primera. Ella no está confinada a ninguna religión; por el contrario, es accesible a todos los seres, aunque sólo se deja penetrar por aquellos que poseen la sencillez de corazón y la humildad de espíritu. Por medio de recursos infinitos, recibimos las más sublimes contribuciones psicológicas, filosóficas, artísticas, religiosas – ensanchando la comprensión de la vida dentro y fuera de nosotros mismos”, finaliza Hammed.

La Nueva Era de la sensibilidad y de la transparencia cristalina acompaña el amanecer del nuevo milenio, estimulando al ser inteligente a despertar su potencial, que tiene en la humildad la cualidad que salvaguarda a las demás, por poseer la habilidad de estar conectada con el yo verdadero.

En tal sentido, la fábula de la rana nos lleva a un ejercicio reflexivo sobre el orgullo y la humildad en nuestras vidas: “Una rana se preguntaba cómo podía alejarse del clima frío del invierno. Unos gansos le sugirieron que emigrase con ellos, pero el problema era que la rana no sabía volar”.

“Dejadme pensar – dijo la rana – tengo un cerebro espléndido”.

A continuación pidió a los gansos que le ayudasen a asir una rama fuerte, y que cada uno la sostuviese por un extremo. La rana pensaba sujetarse con la boca.

A su debido tiempo, los gansos y la rana empezaron su travesía y al poco rato pasaron por una pequeña aldea; los habitantes salieron para ver el insólito espectáculo. Alguien preguntó “¿De quién sería tan brillante idea?”

Así, la rana se sentía tan orgullosa y con tal sentimiento de importancia, que exclamó: “¡Fue mía!”

Su orgullo fue su ruina, porque en el momento en que abrió la boca, se soltó de la rama, cayó al vacío y murió”.

El término humildad viene de humus, palabra de origen latina que quiere decir tierra fértil, rica en nutrientes y preparada para recibir la semilla. Por tanto, en la condición de ​​hijos de la Tierra,​​ no son los títulos, la riqueza o la pobreza, sino el conocimiento de uno mismo lo que nos transporta a un viaje real por los errores y aciertos vividos cotidianamente al enfrentarnos a las diversidades humanas. Entonces, los cambios se producen del interior hacia el exterior, y lo que nos hace humildes no son las conquistas materiales, sino las conquistas del propio yo, al establecer cambios a partir del autoconocimiento, que es el sólido fundamento de la humildad.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa