auravide auravide

La importancia de la aceptación


por Andre Lima - andre@eftbr.com.br

Traducción de Silvana Partucci - silpartucci@gmail.com

La vida siempre nos trae situaciones contrarias a nuestras expectativas. En nuestro día a día, varios eventos ocurren fuera de nuestra planificación, contrariando aquello que deseamos. Puede ser una pequeña tontería, como un telefonema que interfiere en nuestra concentración o una interrupción temporaria de internet, por ejemplo, pero no hay un único día que no ocurra algo en desacuerdo con nuestras expectativas.

Al pasar por estas experiencias, generamos dentro de nosotros una negatividad. Son sentimientos incómodos de rabia, frustración. Todos ellos son formas de no aceptación de lo ocurrido. Parece algo muy natural y normal.

La no aceptación es una resistencia interior a algo que está sucediendo en aquel momento, o que ya sucedió en el pasado. Entablamos una lucha interna que genera negatividad y nos hace sufrir por no querer aquel resultado. Pero la situación ya está allí o ya fue. Inconscientemente, es como si creyéramos que al crear la resistencia interior conseguiremos cambiar la situación. Pero es claro que esto es una ilusión. Lo que puede cambiar la situación en algunos casos es tomar alguna providencia. La resistencia interior nos suma apenas sufrimiento y no trae ningún resultado práctico. En muchos casos, no hay ninguna providencia a ser tomada y apenas sufrimos impotentes con nuestra resistencia.

Vamos ahora a ejemplos prácticos. Estaba a camino del aeropuerto de Recife, para ir a Rio y de ahí tomar otro avión. Recibí una llamada de la agencia de viajes informando que la compañía aérea que haría el vuelo a partir de Rio estaba de huelga y mi vuelo había sido cancelado. Inmediatamente, comenzó a surgir une estado de tensión y resistencia como si mi mente estuviese diciendo “eso no debería haber sucedido, que cosa horrible y ahora va a causarme un trastorno…”. Pero ya sucedió. No fue un estado de tensión muy grande, pero conseguí percibirlo. Así que lo percibí, resolví voluntariamente soltar esa tensión y aceptar la situación para que me quedase en paz, creando cero de resistencia interior al hecho ocurrido.

Ese tipo de resistencia surge de forma automática, es un viejo condicionamiento mental que viene pasando por generaciones y lleva al ser humano a sufrir innecesariamente. Unos tienen ese condicionamiento más intenso y sufren más. Ya otras personas viven más profundamente el estado de aceptación cuando algo les sucede fuera de las expectativas y sienten más paz que la mayoría.

En mi caso, no había más nada por hacer, a no ser aguardar las instrucciones de la agencia al llegar a Rio. Resolví, entonces, que iría a entrar en el estado de aceptación, y a partir de ahí, tomaría las providencias que fuesen necesarias, si las hubiese. Hace algunos años, esa misma situación seguramente tendría causado mucho más sufrimiento.

Todo eso que dije es extremamente simple y obvio. Mismo así, vivimos creando no aceptación todo el tiempo, en las más diversas situaciones. Entramos en este estado de forma inconsciente y es necesario la auto observación para cambiar esa forma de reaccionar.

El reclamo es una de las formas más obvias de la no aceptación. Reclamar de la lluvia, del atraso, del prejuicio, de la enfermedad, del embotellamiento, de la comida o de cualquier otra cosa. No me refiero en si a las palabras que son usadas para apuntar una situación, como por ejemplo, al decir “el tránsito está lentísimo y voy a llegar atrasado” y, si, al sentimiento que está por detrás de estas palabras. Si hay un sentimiento negativo, es esto lo que es la no aceptación.

Si señalas algo como “el día está lluvioso” y no hay ningún tipo de sentimiento negativo detrás, entonces, no hay reclamo. Estás apenas describiendo el día, sin sufrimiento, aceptando el clima de la manera que está. No hay una resistencia interior que inconscientemente intenta cambiar lo que ya es. A partir de ahí puedes o no tomar alguna providencia, sintiéndote en paz.

Pero es posible también decir que el día está lluvioso y sentir rabia, frustración o cualquier otro tipo de sentimiento. En ese caso, la descripción del tiempo viene acompañada de la no aceptación, que es una contrariedad interior, que no resultará en la menor diferencia al respecto del clima, pero nos causará malestar.

Puede ser que decidas quedarte en casa por culpa de la lluvia. A partir de ahí, pueden surgir sentimientos de no aceptación que se manifestarán a través de comentarios mentales.: “ay! Voy a dejar de hacer esto o aquello que es importante…”. Pero no hay como hacerlo ahora. Y resistirse a eso con esos pensamientos y sentimientos apenas genera sufrimiento.

En el caso que decida tomar el paraguas y salir, pueden brotar otros sentimientos de resistencia que van a generar pensamientos: “la calle está llena de barro y odio ensuciarme. Va a arruinar mi brushing que me hice hoy en mi cabello y me da bronca ese perjuicio”.

Normalmente, cuando tomamos consciencia de cuanto ese proceso solo nos causa sufrimiento, comenzamos voluntariamente a dejar de crear resistencia. Pero la no aceptación aparecerá en varios momentos, involuntariamente, por ser un viejo condicionamiento. “¡Es muy difícil aceptar las cosas como son!”. Es lo que nuestra mente va a decirnos. En realidad es más difícil no aceptar, pues hay un gasto de energía y genera sufrimiento. La aceptación es simple, no requiere ninguna acción. Es un simple permitir que las cosas existan de la forma que son sin ir contra ellas ni intentar controlarlas, porque aunque queramos, ir contra no resuelve nada.

Cuando nos sentimos incomodados con la manera de ser de alguien estamos también creando no aceptación. Al aceptar a las personas de la manera que son, nuestro sufrimiento acaba. Eso no significa decir que no puedas poner limites o señalarle algo a otra persona, o aún alejarte de alguien. Pero puedes hacer eso sin generar negatividad interna. Primero aceptas, después actúas.

Aceptar y después actuar, caso sea posible hacer algo para cambiar la situación. Y si no es posible actuar, que se acepte en paz aquello que es. Eso puede ser practicado en cualquier tipo de situación y lleva a una vida de creciente paz. Vivir así es actuar con sabiduría. Vivir en la no aceptación es dejar que el ego y la mente condicionada crezcan y dominen nuestra vida generándonos sufrimiento. Es necesario estar atentos.

Al aplicarnos EFT para disolver la rabia y la frustración que surgen en nosotros a partir de situaciones del día a día, entramos más fácilmente en estado de aceptación. La energía del reclamo, de la frustración es disuelta y los pensamientos negativos desaparecen.André Lima - EFT Practitioner. *EFT - Emotional Freedom Techniques
es la acupuntura emocional sin agujas. Enseña a desbloquear la energía estancada en los meridianos, de forma fácil, rápida y extremamente eficaz, proporcionando la cura para cuestiones físicas y emocionales. Tú mismo puedes auto aplicar el método. Para recibir un manual gratuito de esa técnica y comenzar ya a beneficiarte, haz clic aquí.



estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa