auravide auravide

La vida se expande y prospera en el equilibrio


Traducción de Teresa - [email protected]

Estoy leyendo el libro Cartas de Cristo que amablemente me ha regalado el querido Sergio, del Somostodosum. ¡Estoy encantada con el mensaje que en él se contiene! No consigo dejar de leer. Y cuando cierro el libro, continúo meditando sobre las palabras leídas, tan profundas y sabias. Es imprescindible que se medite bastante sobre las Cartas, y con el corazón abierto y receptivo, sin prejuicios. Parece que mientras leo, las palabras de Cristo resuenan en mi mente y en mi corazón al unísono con mis más íntimas convicciones. ¡Cristo ha vuelto para enviarnos el mensaje de la Era de Acuario! Y también para corregir las interpretaciones erróneas que la Era de Piscis nos había proporcionado. Yo estaba aguardando estos mensajes. Sabía que con el ingreso de Neptuno en Piscis, donde tiene su domicilio, el Cosmos nos enviaría un nuevo Mesías capaz de traer una nueva ola de espiritualidad, bajo un nuevo prisma, más abarcadora y holística, más universal. Desde que Cristo vino a la Tierra y se sacrificó en la cruz, muchas cosas han cambiado. La Era de Piscis que simbolizaba el Sacrificio está llegando al fin, la Era de Acuario que simboliza la fraternidad y la igualdad ya está en la aurora. Entonces, ¿cómo vamos a interpretar ese nuevo mensaje de Cristo?

Desde que empecé a estudiar y a profundizar en los conocimientos ocultos y esotéricos, siempre he cuestionado los dogmas que me había enseñado el catolicismo, religión en la que fui criada. Cuestionamientos íntimos me alejaron un poco de la frecuencia a los cultos y, sinceramente, puedo afirmar que echaba mucho de menos esos rituales. El culto y el ceremonial forman parte de la humanidad que necesita ritos para poder conectarse con algo concreto y visual a fin de renovar su fe. La humanidad fabrica ídolos y santos a su imagen y semejanza para poder identificarlos mejor. Algunas religiones, no obstante, prohíben esas imágenes. ¡Yo siempre he sentido dentro de mí una dificultad muy grande en aceptar algunos dogmas católicos y, principalmente, la figura del Padre que castiga a sus hijos por no seguir al pie de la letra sus preceptos! Aquel Dios/Padre, castigador y vengador nunca ha formado parte de mis creencias. Pese a todo, ese es un concepto que nos proporcionan las religiones ‘de un solo Dios’, o sea, las religiones monoteístas como el cristianismo, el islamismo y el judaísmo. ¡Si no obedecemos al Padre seremos castigados y padeceremos, en la Tierra con enfermedades y carestía, y en el infierno, ardiendo en el fuego para todo el siempre! ¡Nada más erróneo! ¡El Padre perdona, el Padre orienta, acoge, absuelve, pero no castiga! No existe ese concepto en las palabras de Cristo.

En la antigüedad, cuando los pueblos creían en la manifestación del Todo en muchos ‘dioses’, nadie reivindicaba a su Dios como el único y el verdadero. ¡Se aceptaba más la diversidad! ¡Es el concepto de ‘un solo y único Dios’ lo que causa la mayoría de las guerras y los conflictos! Si aceptásemos la idea de que, pese a ser Uno, el Padre se manifiesta de muchas maneras y que todas esas faces manifestadas son provenientes del Uno, viviríamos en paz, en prosperidad y en armonía. ¡Aceptaríamos sin prejuicios que aquel a quien llamamos Dios, Padre Celestial, Alá, u otro nombre cualquiera, no es más que la Energía Mental del Uno en constante manifestación! El primer principio Hermético (Léanse Las 7 Leyes de la Sabiduría) afirma: Dios es Mente y el Universo es Mental.

Aceptando esta noción, continúo reflexionando sobre las palabras que ese Cristo que se manifiesta a través de las Cartas nos enseña: ¡El Padre se manifiesta a través del Amor! El amor es fuerza en expansión, y solo puede producir prosperidad y felicidad. ¡Parece tan sencillo, pero es tan difícil de comprender! En la naturaleza todo ha sido creado para expandirse. Del mismo modo que la simiente contiene dentro de sí toda la información necesaria para convertirse en una planta, alta y vigorosa, al nacer, el ser humano contiene dentro de sí toda la información necesaria para crecer feliz, en armonía, a fin de expandirse atrayendo hacia sí la prosperidad y cumplir su misión evolucionando espiritualmente.

Entonces, diréis, ¿por qué no siempre esto sucede? ¿Por qué nos marchitamos y sufrimos? ¡Desgraciadamente la respuesta es simple: nosotros mismos impedimos que eso ocurra! Nosotros mismos, con nuestras ideas preconcebidas, inculcadas en nuestra mente por la sociedad que, al desarrollarse en la era moderna ha abandonado toda y cualquier noción del Uno Manifestado. Hemos perdido la conexión con la Tierra, Nuestra Madre, y con el Cielo, Nuestro Padre. Cristo afirma que el niño al nacer es libre para manifestar todo su potencial, atrayendo naturalmente hacia sí el amor, la felicidad y la prosperidad. Todo lo necesario le será proporcionado por esa fuerza creadora. Pese a ello, la familia, la sociedad, y la cultura en que está inserto cercenan ese potencial suyo con ideas preconcebidas y le hacen marchitarse en la enfermedad y en el sufrimiento. Del mismo modo, si al plantar una semilla no la regamos, no la abonamos adecuadamente y no le ponemos un tutor para fortalecerla en su crecimiento, el potencial de aquella semilla no alcanzará su plenitud, resultando un árbol esmirriado y frágil que caerá con el primer viento, o será atacado por las plagas hasta marchitarse.

¡Sin embargo, si observamos cuidadosamente, lograremos ver cuán fuerte es ese potencial de vida en la naturaleza! ¡Pequeñas semillas llevadas por el viento logran germinar en ambientes hostiles, porque la vida ha de continuar y prosperar A PESAR DE TODO! Esa prosperidad es la propia manifestación de la Conciencia Divina en constante expansión. ¿Tú también la deseas para ti? Puedes obtenerla porque esa es la Voluntad Divina. ¡Cree, confía, alimenta tu fe!

Estimados lectores, me gustaría que pudieseis comprar las Cartas de Cristo (están a la venta en el STUM) y que también participaseis del Blog que ha abierto el querido Sergio. Él estuvo publicando parte de las Cartas para su lectura gratuita. Pero un libro permanecerá a tu cabecera, para que su lectura se convierta en meditación e interiorización. ¿Vamos a iniciar un intercambio de ideas, de observaciones y manifestaciones en el Blog? Estaré conectada con vosotros para que esas Cartas lleguen a todos los oídos preparados para recibirlas y comprenderlas.

El tiempo apremia, la Tierra está en ebullición y en transformación, y la ansiedad se apodera de nuestros corazones todos los días. A cada minuto vemos y oímos relatos de violencia, guerra, destrucción y horror. ¿Cómo podemos modificar eso? ¡Modificando la sintonía de nuestros pensamientos!Hablaremos más sobre este tema en los próximos artículos para continuar sintonizando esa energía de amor. Recordad que Venus (léanse los artículos anteriores en mi Sitio link está alineándose con el Sol y canalizará una energía magnética capaz de atraer hacia nosotros la prosperidad y la felicidad.

¡Mientras tanto os deseo una semana llena de Luz Divina, que es Amor y Prosperidad!

São Paulo, 22 de mayo de 2012


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. Conheça meus serviços on-line
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa