Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

Las siete leyes de la sabiduría - Parte 2

por Graziella Marraccini
Las siete leyes de la sabiduría - Parte 2
Publicado dia 27/05/2009 13:13:51 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

Segunda Ley Hermética: El Principio de Correspondencia

Esta semana continuaremos con nuestras reflexiones sobre las Leyes Herméticas, que podemos llamar Leyes de la Sabiduría, ya que nos enseñan mucho sobre los misterios de nuestro universo. Aconsejo a los estudiantes de hermetismo que no se queden en la superficie, en la simple lectura del artículo, sino que procuren profundizar en el conocimiento para poder beber de la fuente de esa gran sabiduría.

El principio de Correspondencia nos enseña que:

Es verdadero, completo, claro y cierto.
Lo que está arriba es como lo que está abajo,
y lo que está abajo es como lo que está arriba,
y por estas cosas se hacen los milagros de una cosa sola.
Y como todas las cosas son y provienen de UNO,
por la mediación del UNO,
todas las cosas son nacidas de esa única cosa por adaptación.
El Sol es su Padre, la Luna es su Madre, el Viento lo trajo en su vientre y la Tierra es su nodriza y receptáculo.

Esa es solamente una parte del principio, que en realidad es bastante más complejo y sirve de base para el estudio del Hermetismo y de la Alquimia. Pero aquí queremos tan solo comprender cómo hacer de esa Ley Hermética una herramienta para nuestro día-a-día. Este Segundo Principio explica la verdad que hay en la correlación y correspondencia de los diferentes planos de Manifestación, Vida y Existencia. Todo lo que está incluido en el Universo emana de una misma fuente (SOMOS TODOS UNO) y está sujeto a las mismas leyes, principios y características que, aplicadas a cada unidad, nos muestran la manifestación de los fenómenos existentes en cada plano.

La Filosofía Hermética considera el Universo dividido en tres Grandes Planos de Manifestación:

1º - El Gran Plano Espiritual.
2º - El Gran Plano Mental.
3º - El Gran Plano Físico.

Está claro que esas divisiones son bastante arbitrarias y los hermetistas consideran que existen, entre esos tres Planos mayores, otros siete subplanos entre cada uno. Pero para nuestro estudio basta comprender que, para manifestarse en la materia, una energía primordial primeramente ha de ser generada en el plano Espiritual, ser forjada en el plano Mental y materializarse en el plano Físico. Cuando hablamos de plano también debemos comprender que no es una dimensión ordinaria de espacio, sino un cambio de densidad en el principio de Vibración (Tercer Principio Hermético). Desde las manifestaciones más elevadas hasta las más bajas, todas las cosas vibran en diferentes coeficientes de movimiento, en diferentes direcciones y de diferentes maneras. Los grados de medición en la Escala de Vibración constituyen la Cuarta Dimensión. Ya hemos oído decir (la sabiduría popular nunca se equivoca) aquella persona tiene una vibración ruin, o ya se nos ha ocurrido decir: Este lugar está cargado, noto una vibración ruin. Ruin quiere decir ‘inferior’.
El más elevado grado de vibración constituye la más elevada manifestación de la Vida que ocupa un determinado plano. El átomo de materia, la unidad de fuerza, la mente del hombre y la existencia del arcángel son ‘grados’ de escala y fundamentalmente una misma cosa en diferentes planos: la diferencia está solamente en el grado y en el coeficiente de vibración. Al fin y al cabo, todas son manifestaciones de la Mente del Todo.

En el Gran Plano Físico tenemos siete manifestaciones menores de energía: la más sutil tiene analogía con los fenómenos mentales, las más densas son las físicas, perceptibles a simple vista.

La Astrología emplea con sabiduría esa ley; ¿de qué forma?
Imaginemos que tu astrólogo te dice que estás pasando por una cuadratura de Saturno. Eso da miedo ¿verdad? ¡Nada es más hermético que el lenguaje astrológico! Veamos: Saturno cierra un ciclo completo del Sol en cerca de 29,5 años, formando, cada siete años, un aspecto consigo mismo. Cada vez que él cierra un ciclo completo, nos brinda una fase de maduración. Pero antes de ‘cerrar’ completamente un ciclo, nos brinda tres pequeños períodos de crisis: dos cuadraturas y una oposición (a los 7 – 14 – 21). Sabemos lo muy significativas que esas edades son en nuestras vidas, ¿no es cierto? Bien, las cuadraturas y oposiciones sirven de exámenes de reválida que nos ayudan a verificar los conocimientos adquiridos en los últimos siete años. En el cierre del ciclo (o anillo), a los 28,5 – 29,5 años, sucede el cierre de un momento crucial de crecimiento en nuestra vida. 29 años, 59 años, y 72 años son momentos importantes en la vida de cada uno de nosotros. Los ciclos se cierran, inexorablemente, bajo la acción del Dios del Tiempo.

Bueno, pero ¿qué tiene esto que ver con el Principio de Correspondencia? Bien, el Astrólogo (aquel que te habló de la cuadratura de Saturno) va a decirte también: Cuidado, la cuadratura de Saturno produce dolores en las rodillas o los dientes, sensación de empobrecimiento, preocupaciones por el futuro, preocupaciones por la familia, preocupaciones profesionales, etc., etc. En el plano físico, todo esto son manifestaciones de la energía de Saturno (entre otras).

¿Qué podemos hacer para ‘evitar’ o ‘minimizar’ estas manifestaciones negativas en el plano físico en que vivimos?

Primero: comprender su naturaleza y sus correspondencias en varios planos.
Segundo: cambiar de vibración siempre en correspondencia con ello en cada uno de los planos.

Parece fácil, pero no lo es. Podemos aplicar el Principio de que Todo es Mente y emplear nuestra mente para hacerlo. Pero esto requiere mucho estudio, mucha comprensión y mucha fuerza de voluntad. Al comprender en qué energía estás inserto en este momento de tu vida, podrás más fácilmente hacer la analogía de la Correspondencia (a solas o con ayuda de un buen astrólogo o hermetista); después aprenderás a aplicar el Principio de la Vibración, modificando esa energía – si es negativa – de plano en plano, de estado en estado, desde el más denso al más sutil. Por el contrario, si fuese positiva, aprenderás a usarla en tu favor aprovechando en todo y por todo aquello que el TODO te está proporcionando.

La correspondencia, correlación y armonía que hay entre los planos de manifestación de la energía de la Mente del Todo se manifiesta a través de la Ley de Vibración que explicaremos la próxima semana.

¿Has intentado ya cambiar de vibración? ¿Calmar tu mente muy agitada para conseguir una mayor armonía con el Universo? ¿Practicas algún tipo de meditación, Yoga, Zen u otra?
Escribe y envía tu opinión.


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

As sete leis da sabedoria - Parte 2

Las siete leyes de la sabiduría o los Principios Herméticos - Parte 1

Las siete leyes de la sabiduría - Parte 3




Sobre o autor
graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. grabnn Atende em seu consultório em SP com hora marcada no horário comercial.
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Transcomunicação Instrumental
artigo A liberdade de ser
artigo Você sabe quais os benefícios de um atendimento de radiônica?
artigo Do Oran Mor aos corações apaixonados pela Luz





horoscopo


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa