auravide auravide

Llegué a los 60... ¿Y ahora?


por Heloisa Capelas - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Estar receptivo, de mente abierta y espíritu sereno, te lleva a tener buenas ideas, a ser más creativo y a recomenzar desde otro punto de vista.

Según se ultrapasan las barreras del tiempo, muchas personas se ven confrontadas por las famosas crisis de edad. Tales crisis pueden aparecer cuando se cumplen 30, 40 o 50 años, aunque, por una cuestión cultural, es a partir de los 60 cuando las inquietudes se hacen más frecuentes de lo que podemos imaginar. Pese a todo, la mayoría de los individuos que lidian con esas cuestiones lo hacen de forma velada, en silencio, impulsados por un sentimiento mezcla de vacío, de estar perdido, de no aceptación y de vergüenza.
Puesto que la ciencia ha revelado que nuestro código genético está preparado para vivir 120 años – eso mismo, 120 años – me hago esta reflexión: ¿por qué, entonces, nos morimos 50 años antes? Lo cierto es que nos morimos por falta de motivación. Nos morimos por no saber el real motivo de estar vivos. Por eso, nomás seguimos adelante, y en especial, seguimos únicamente para atender a las expectativas de los demás y de la sociedad.

Para muchas mujeres, esas expectativas pueden significar criar y cuidar los hijos. Cuando éstos se casan y dejan el hogar, surge la pregunta: “y ahora ¿qué voy a hacer?”
A los hombres, que vivieron para trabajar y producir profesionalmente, el llegar a los 60 y jubilarse les lleva a la misma reflexión.
La existencia de tantos cuestionamientos reside, principalmente, en el hecho de que las motivaciones para vivir han surgido de ‘fuera’ y no de ‘dentro’.


Motivación interna


Es natural que muchos lleguen a la tercera edad sintiéndose productivos. Se sienten así porque de hecho lo son. Tienen disposición, pero son rehenes de una cultura que dicta que a los 60 o 65 años hay que parar. Ese es nuestro paradigma actual.
La buena noticia es que todos poseemos las herramientas necesarias para modificar ese paradigma. Éstas se hallan inseridas en nuestro interior. Por tanto, el primer paso para lidiar con todo eso es empezar a desarrollar una nueva consciencia. Si el mercado de trabajo, por ejemplo, aún nos obliga a parar, entonces aprovechemos ese momento para recomenzar.

Aléjate de los estigmas de la sociedad: “soy viejo, no puedo”. Busca, dentro de ti, las motivaciones para vivir y ten por seguro que redescubrirás la vida. Estar receptivo, de mente abierta y espíritu sereno, te llevará a tener buenas ideas, a ser más creativo y a recomenzar desde otro punto de vista.
Aún hay tiempo para ser empresario, para escribir un libro, para empezar a estudiar inglés, convertirse en un virtuoso pianista, aprender a tocar la guitarra, ser artista, ingresar en una academia de pintura… Hay tiempo para todo, siempre que exista motivación interior.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa