auravide auravide

Madres narcisistas y sus hijos


Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Mucho se ha hablado sobre las madres narcisistas perversas, sobre los abusos infligidos principalmente a sus hijas y sobre los daños emocionales que éstas pueden arrastrar toda su vida, pero poco o casi nada se dice sobre esas madres igualmente lastimadas hasta el punto de haber perdido el registro, si es que algún día lo tuvieron, de lo que puedan ser el amor y la empatía legítimos.
La enfermedad emocional de esas madres tiene inicio cuando aún son bebés y es importante saber que ellas no nacieron así, sino que se fijaron dentro de esa pauta de funcionamiento gracias a algún historial real y muy difícil, que ciertamente pasaron sin que tuviesen oportunidad o condiciones para organizarse psíquicamente de modo diferente. Como resultado, esas madres acaban proyectando en sus crías las variaciones de las sensaciones emocionales de tales vivencias traumáticas mal resueltas. La imagen es de un viento fuerte y frío entreverando sus infancias, causando una fuerte gripe que nunca fue debidamente tratada y mucho menos curada. Muchas de esas madres, aparte de narcisistas perversas, están vinculadas asimismo a otros cuadros patológicos de disociación.
La enfermedad psicológica de la madre narcisista perversa se revela en el total distanciamiento emocional, siendo que las conexiones, cuando se producen, forman parte de un teatro muy bien elaborado, que tanto las víctimas como la propia familia y la sociedad tienen dificultad en percibir.

Aunque camuflen este aspecto, lo que las mueve son sus interminables deseos de auto satisfacción, lo cual dificulta sobremanera la conexión real con el otro. Cuando tienen hijos, no consiguen ser sensibles a sus demandas, siendo que muchas veces acaban siendo negligentes en los más variados temas de desarrollo, no hay empatía y las exigencias en relación a los hijos pueden ser avasalladoras.
Nunca demuestran estar plenamente satisfechas y por lo regular los hijos no saben qué es lo que han hecho mal o qué podrían hacer para recibir una mirada de amor legítimo.
Por más que hagan para recibir aprobación y una mirada de validación de esas madres, absolutamente nada las hará salir de dentro de lo que podemos llamar “delirio sobre sí mismas”, puesto que están encantadas con sus propias demandas. Al contrario, cuanto más busquen el afecto, más incomodarán y más serán despreciados. De nada servirá sacar buenas notas, portarse bien, ayudar en la limpieza de la casa o en lo que sea, la regla general es callar y aceptar no ser vistos, entendiendo que cuando aparecen pasan a ser un incómodo que debe ser destruido. Las armas son las críticas y la invalidación de los logros obtenidos, añadidos a los abusos de poder que a menudo tienen por objetivo perjudicar las saludables demandas de socialización por parte de los hijos. Éstos aprenden a sobrevivir de modo ansioso, con temor a equivocarse y con bajísimo nivel de autoestima.
La mayoría de las hijas de madres narcisistas perversas pasan demasiado tiempo haciendo de todo por obtener una mirada de afecto y de admiración que acaba no produciéndose nunca, y en medio de esa sensación angustiosa de falta, y debido a ella, muchas salen por el mundo buscándola, siendo las más fáciles presas de toda suerte de abusadores que hay en la actualidad.
Sólo cuando despiertan y se dan cuenta de la trama en que están, tienen la real posibilidad de poner rumbo hacia mapas de vida bastante diferentes de toda esa enfermedad y dolor a que se han sometido para lograr sobrevivir. Reprocesar y reprogramar creencias de minusvalía sobre sí mismas, inaugurando el amor propio a su máxima potencia, y la seguridad de reconocerse en aquello que se es, será una de las innumerables ganancias de esa conquista de la lucidez. Una terapia competente en esa área también sirve de incuestionable beneficio para que este salto en la vida pueda producirse.
¡Cuanto más despiertos, mejor!


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Mães narcisistas e seus filhos




silvia
Silvia Malamud é colaboradora do Site desde 2000. Psicóloga Clínica, Terapias Breves, Terapeuta Certificada em EMDR pelo EMDR Institute/EUA e Terapeuta em Brainspotting – David Grand PhD/EUA.
Terapia de Abordagem direta a memórias do inconsciente.
Tel. (11) 99938.3142 - deixar recado.
Autora dos Livros: Sequestradores de almas - Guia de Sobrevivência e Projeto Secreto Universos

Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa