auravide auravide

Nadie aquí es puro ángel o demonio

por Rubia A. Dantés
Publicado dia 29/07/2012 10:23:23 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Una vez, en uno de mis trabajos en las montañas, desperté cantando un pedazo de una canción que permanecía todo el tiempo en mi cabeza… El trozo que repetía era: “nadie aquí es puro ángel o demonio”… Hoy, nuevamente, desperté con esa frase en la cabeza y con una mayor comprensión todavía de lo que esto significa…

Y percibí un poco más cómo el hecho de querer ser solo una cosa u otra… constituye un gran estorbo en nuestra vida… Por lo regular, queremos ser solo lo que consideramos bueno; las partes de nuestra naturaleza que consideramos ruines, intentamos ocultarlas a toda costa, y acabamos haciéndolo tan bien que las ocultamos incluso a nosotros mismos… y ellas hacen más estragos como nuestra sombra que cuando aceptamos que somos humanos y que de todo hay dentro de nosotros…

Generalmente nos tildan y tildamos a los demás de valientes o miedosos, tranquilos o nerviosos, trabajadores o perezosos… y así va, en una extensa lista de cualidades y sus opuestos, considerados defectos… Pero a decir verdad, como en la canción, nadie aquí es puro ángel o demonio… Somos todo ello… y las personas muy valientes también sienten miedo… tal como las muy miedosas también cuentan el valor entre sus atributos, el cual puede manifestarse de forma diferente… El caso es que querer ser o una cosa o la otra es embarcar en una canoa agujereada, y da mucho trabajo pasar el viaje aquí en la Tierra achicando el agua que insiste en entrar por la hendidura de la canoa. Intentar ocultar la sombra es un trabajo inútil porque nunca lo conseguiremos…

El hecho de creer que somos solo buenos o solo malos en sus múltiples expresiones, y de juzgar a los demás por el mismo rasero extremadamente limitado, es uno de los factores que más estorban nuestras relaciones con el otro y, principalmente, con nosotros mismos. Si una característica nuestra, considerada buena o ruin, de alguna forma sobresale en algún momento de nuestra vida, pasamos a ser aquello… y a no ser lo opuesto…
Así, si un día llevamos a cabo un acto de valor extremo, pasamos a estar considerados valientes… y lo peor, pasamos a defender esto, y a ocultar nuestro miedo… pero oculto en el llamado mundo de las sombras es como más grande se hace. Y un día explota sin control, en el momento menos oportuno para nosotros, revelándose a todos.

Recuerdo que cuando era pequeña había un trabajador, en la alquería de mi abuelo, que era extremadamente valiente y no tenía miedo a nada… a no ser a las crías de los pájaros. Nadie podía creer que aquel hombre tan fuerte y valiente pudiese tener miedo a unos pequeños seres tan inofensivos, pero el hecho es que él lo tenía… menos mal que no lo ocultaba a nadie… aceptaba ese aspecto de su naturaleza…

Todos somos valientes, pero también somos miedosos… todos sentimos amor, pero también sentimos desamor… y así va. Hay de todo dentro de nosotros, y lo que no aceptamos solo tiende a aumentar, tomando proporciones mucho mayores y más aterradoras que si lo acogiésemos, aceptando nuestra totalidad.

Ante un simple pensamiento que juzgamos ruin o no digno, pero que todos tenemos, ya nos sentimos culpables e intentamos ocultarlo incluso a nosotros mismos… como si estuviésemos obligados a ser solamente buenos todo el tiempo.

Sin tener en cuenta que mucho de lo que consideramos ruin son conceptos equivocados adquiridos en la infancia, que moldean nuestra conducta para siempre… o hasta que nos decidamos a mirar quienes somos por entero y a hacer de una vez las paces con nuestra sombra.

Frecuentemente, las llamadas cualidades que nos son atribuidas se convierten en un fardo enorme, porque pasamos a defender solo aquel aspecto y a negar el otro… cuántas veces vemos personas “maravillosas” actuar de forma completamente opuesta a lo que se esperaba de ellas… y, en un minuto, destruir todo cuanto habían construido a lo largo de años… Para mantener una imagen “buena”, equivocadamente creemos que hemos de negar el otro aspecto de nuestra naturaleza, considerada la parte “ruin”...

Todos somos buenos y malos en toda una gama de cualidades y defectos… Todo lo que reconocemos en el otro también lo tenemos dentro de nosotros… y aceptarlo así puede dar una nueva luz a nuestras relaciones y a la forma en cómo lidiamos con el mundo a nuestro alrededor…

Hay un libro maravilloso de Debbie Ford sobre el cual ya hice comentaros aquí, que nos enseña a lidiar con nuestro lado sombra y que recomiendo a todos… Es El Lado Sombrío de los Buscadores de la Luz, donde ella nos dice:

En vez de intentar suprimir nuestras sombras hemos de revelar, reconocer y asumir las cosas que más nos asusta encarar. Al emplear la palabra reconocer, me refiero a tener conocimiento de que una determinada característica te pertenece. La sombra es la que detenta las pistas, dice el consejero espiritual y escritor Lazaris. Ella también posee el secreto del cambio, cambio que puede llegar al plano celular o incluso afectar a tu ADN. Nuestras sombras son detentadoras de la esencia de aquello que somos; guardan nuestros bienes más preciados. Al encarar esos aspectos de nosotros mismos, somos libres para vivir nuestra gloriosa totalidad: el lado bueno y el malo, la oscuridad y la luz. Al asumir todo lo que somos, alcanzamos la libertad para decidir qué hacer en este mundo. Mientras sigamos ocultando, enmascarando y proyectando lo que está en nuestro interior, no tendremos libertad para ser ni para elegir.

Cuando aceptamos que somos Luz y Sombra, la energía y el tiempo que gastábamos intentando ocultar y negar el aspecto sombrío se hacen disponibles para emplearlos en nuestra felicidad y en la de aquellos que tenemos a nuestro alrededor…
La sombra acogida y aceptada es un terreno fértil para la manifestación de nuestra Luz…


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Ninguém aqui é puro anjo ou demônio




Sobre o autor
Rubia A. Dantés é Designer, cria mandalas e ilustrações em conexão...
Trabalhos individuais e em grupo, com o Sagrado Feminino, o Dom e o Perdão...
Email: rubiadantes@globo.com
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Pontes Imagináveis
artigo Auto avaliação
artigo Recado espiritual de um Amparador Budista
artigo O que significa viver no presente?


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa