auravide auravide

Ocio improductivo


por Tom Coelho
tomcoelho.com.br

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

“La pereza anda tan despacio
que la pobreza fácilmente la alcanza”.
(Confucio)

El Día Nacional de la Conciencia Negra, celebrado el 20 de noviembre en homenaje a Zumbi dos Palmares, muerto en ese día de 1695, considerado símbolo de la lucha de los negros esclavizados en el Brasil, fue instituido oficialmente en 2011, siendo adoptado como festivo en diversos municipios brasileños.
Si bien sea un noble motivo para promover la toma de conciencia y el debate, la fecha acaba siendo sólo un festivo más. Por cierto ¿has tenido la curiosidad de echar un vistazo al calendario anual? Tenemos diez festivos nacionales, aparte de otros opcionales, siendo que muchos caen en día de semana, alargándose en puentes. Así, si consideramos 52 sábados, 52 domingos, los festivos nacionales, dos posibles festivos municipales y además los días añadidos por la prolongación de los puentes, contabilizaremos más de 120 días “no productivos”. Si sumamos a esto los 30 días de vacaciones constitucionales, llegaremos a la conclusión de que un ciudadano corriente permanece el 40% del año sin producir nada. Y no estoy incluyendo en la cuenta el período pre-Carnaval, que deja al país en marcha lenta durante más de 40 días, con aplazamiento de decisiones e inversiones.

Mi propuesta no es debatir la relevancia de tales fechas, sino promover la siguiente reflexión: ¿es justificable convertirlas en festivos?
Antes de que se saquen conclusiones precipitadas, es evidente que estoy generalizando. A fin de cuentas, hay muchas personas que trabajan en tales ocasiones, motivo de celebración para la industria del turismo y para parte significativa del comercio. Pero no podemos hurtarnos a la realidad de los hechos.
Según el IBGE (Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística), la Población Económicamente Activa (PEA) en el Brasil es del orden del 65% (este índice llega a ser de hasta el 75% en algunos países). En otras palabras, un tercio de la población tiene su sustento condicionado a quien trabaja. Así, tenemos una fuerza de trabajo reducida, con bajo nivel de escolaridad, carente de capacitación y que muchas veces no está involucrada con su actividad profesional.
Esto es tan sólo una parte de la historia, pero es explicación plausible, aunque parcial, del por qué de nuestra baja productividad y competitividad. Es cierto que horas de trabajo no necesariamente indican un trabajo cualificado. Pero es preciso repensar la agenda nacional y la propia dinámica profesional en un mundo globalizado e informatizado.
Yo me pregunto cuándo habrá algún político que tenga valor bastante para proponer que determinadas fechas se celebren en domingo, evitando un festivo más en medio de la semana…
No se trata sólo de trabajar más, sino de trabajar más inteligentemente, con dedicación, empeño, uso adecuado del tiempo, foco en el resultado, y pasión.



estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1




clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa