auravide auravide

Orad y Vigilad


Traducción de Teresa - [email protected]

Cuando somos niños aprendemos muchas cosas, pero muy poco comprendemos. Nuestro racional todavía no está desarrollado, somos puro sentimiento y emoción. Cuando nos convertimos en adultos acabamos por “tomar” todo cuanto hemos aprendido cuando niños – pero que no comprendemos muy bien (¡aunque nos parezca que sí!) – y simplemente lo reproducimos como un modelo – igual o contrario.

Reproducimos fielmente aquello con lo que consideramos estar de acuerdo y con lo cual nos identificamos, dando un “toque personal”, ¡claro está! Aquello de lo cual discordamos lo hacemos al revés – exactamente al revés – aunque pueda parecernos que lo estamos haciendo diferentemente.
He aquí los modelos aprendidos y no comprendidos, instalados, actuados y actualizados en nuestra vida, para toda la vida, por nosotros mismos.

Entonces, nos movemos en círculos, agitados sin saber el por qué o acomodados. Y así vamos viviendo. Podemos vivir de esta forma toda una vida, en círculos, agitados o acomodados; a no ser que algo, casi “por acaso”, nos haga parar. Y entonces, de un momento para otro, perdemos el rumbo: se instala el conflicto.

Normalmente los conflictos son generados por incompatibilidad entre las creencias internas y la vida que vivimos. Todos los actos antes practicados para resolver determinada situación ya no más funcionan.
Por ejemplo: siempre resolvemos las cosas gritando o llorando o poniéndonos como víctima, etc. pero sea como fuere, ¡ya no funciona! Es preciso hacerlo de modo diferente. Ni igual ni contrario: ¡diferente! Ya no es posible vivir alienado de uno mismo.
Hay un pasaje en la Biblia que dice: “Orad y Vigilad”.

La psicoterapia, como proceso de auto-conocimiento, ¡es exactamente esto! Explico en tiempo…
¿Qué ha querido decir JESÚS cuando dijo “Orad”? ¿Qué es orar? ¿Qué significa el gesto de orar?
Orar quiere decir “conversar con Dios”.

La psicoterapia tiene exactamente esta función: nos coloca en posición de conversar con nuestro Dios interior – nuestro Yo superior – en una posición de interiorización. Tenemos la posibilidad de conectarnos con nuestra esencia – a la que Jung denominó SELF – y que es aquella energía poderosa que está dentro de nosotros y que sabe más que nuestro pobre ego lo que pueda ser mejor para su propio desarrollo y evolución.
Cuando vamos a buscar en esta fuente – en el SELF (en DIOS) – la sabiduría necesaria, salimos revitalizados y fortalecidos.

Pasemos entonces a la segunda parte: “Vigilad”. ¿Qué podemos entender con esa aserción? ¿Qué quiere decir? ¿Qué ha querido decir Él cuando sugirió “Vigilad”?
Vigilar es mirar, observar atentamente.
¿Qué es lo que debemos observar atentamente?
¡A nosotros mismos!

Forma parte del proceso de auto-conocimiento observarnos a nosotros mismos, prestando atención a nuestros propios comportamientos (nuestras reacciones emocionales) y pensamientos (nuestras creencias y opiniones acerca de cosas y personas), que revelan nuestros sentimientos y creencias respecto de nosotros mismos.

¡Vigilad! Obsérvate atentamente a ti mismo y a las personas a tu alrededor: cómo reaccionas tú frente ellas y cómo reaccionan ellas frente a ti. Observa atentamente cómo resuelves las situaciones que vives. Observa atentamente cada gesto y movimiento tuyo… tus comportamientos.
¡Vigilad! Observa atentamente cómo enjuicias las situaciones y personas. ¿Cuáles son tus “ideas preconcebidas?” Observa a qué das valor. Percibe si hay congruencia entre tu comportamiento y tus valores.

Podrás entonces constatar el porqué de varias cosas; entre ellas: por qué tu vida está como está y tus relaciones están como están. Todo está así, pues es fruto de tus opciones en el discurrir de tu vida.

Percibirás, por tanto, que todo está tal como debería estar, ¡simplemente!
¿Estás feliz? Si lo estás, sigue adelante, caso contrario, cambia. No es un emprendimiento fácil, pero es posible. Pues por mayor que sea el conflicto, es posible cambiar, dar nuevo rumbo a la vida y ser realmente feliz. Porque la verdadera felicidad está construida con auto-consciencia y auto-amor.

¿Quieres la receta de la felicidad?
- ¡Orad y Vigilad!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Orai e Vigiai


maria
Maria Aparecida Diniz Bressani é psicóloga e psicoterapeuta Junguiana,
especializada em atendimento individual de jovens e adultos,
em seu consultório em São Paulo.



Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa