auravide auravide

Para escuchar la voz del corazón


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Erase una vez María, a quien de pequeña le gustaba mucho cantar, la música le encantaba.
Canturreaba siempre, todas las canciones que conocía y las que inventaba. Un día, una voz adulta le dijo que su voz no era tan bella como la de la cantante de la TV, ella lo creyó y decidió no volver a cantar.
Pero María oía música en todo, en el viento de las tardes de invierno, en el intenso calor del verano. Oía música cuando era noche y buscaba el cielo. Oía la música de los corazones…
Un día, una voz adulta le dijo que eso era mentira, ella lo creyó y se dispuso a olvidar.
María platicaba con las estrellas, con la luz, con las nubes, con el sol. También con las plantas, las flores, los ángeles, los animales. Cuando una voz adulta le dijo que eso era imposible, ella lo creyó y se dispuso a guardar silencio.
Jugaba a ser madre, profesora, actriz, bailarina, circense, confitera, médica. Reía mucho… le hacían gracia los quehaceres humanos.
Jugaba a girar hasta caer, a saltar a la comba, al corre que te pillo…
Cierto día una voz adulta le dijo que jugar así no era guay, que lo bueno de veras era el videojuego, que venía en la caja envuelta para regalo.
María lo creyó y desde entonces los videojuegos pasaron a ser su entretenimiento predilecto.
Así, María iba desvistiéndose de sí misma, todos los días un poquito, al fin y al cabo eso era madurar, decían.

Al crecer, joven y bella, leía las revistas de la moda y de los asuntos modernos, que enfatizaban: usa esta crema para estar guapa, compra ese pintalabios para aumentar la boca, vístete así para ser sexy, adelgaza, procede de esta forma para ser amada. Quedó encantada, las revistas enseñaban todo cuanto necesitaba, al igual que los adultos.
Entonces, decidió desvestirse definitivamente de quien era, y se adecuó a lo que las revistas decían que era moda.

Con el paso del tiempo María aprendió oficios para ganar su propio dinero, estrategias para ascender en su carrera y maneras para pescar al hombre elegido.
Las revistas decían que toda mujer tenía que ser una óptima madre, profesional, amiga, joven, bella, escultural, sexy y mujercita para su marido a tiempo completo.
María no solo lo creyó, sino que se esforzó.
Estrés, tensión, angustia y ansiedad rondaban su vida.
María ya no tenía sueños, tenía deberes. Era preciso mantener lo que había conquistado.
No vivía, sobrevivía.
Sonreía poco, entristecía.
Webs en Internet hablaban sobre la felicidad en cápsulas, quedó encantada, fue al médico y pidió ayuda para su falta de felicidad.
María no sentía la vida pulsar dentro de sí.
El medicamento redujo su padecer, pero María continuaba sin sentir la vida pulsar, no encontraba gracia en nada, pero todos decían que eso era vivir, y ella se conformaba.
María no sabía por qué no era feliz. A fin de cuentas tenía todo lo que las revistas, las Webs y los otros decían ser lo necesario para tener felicidad.
Ah, María, María… al desvestirse de sí misma, con ello también se fue su alma, su alegría, su goce de vivir.
Vidas Marías caminan por las calles de nuestros barrios todos los días y forman parte de las estadísticas médicas que nos cuentan del aumento de la incidencia de la depresión, de la ansiedad y del estrés de la mujer en el mundo occidental.

Y tú ¿te has sentido alguna vez así? ¿Te has reconocido a ti misma en esta historia?
Pero entonces, ¿quién sabe si no ha llegado el tiempo de rescatar tus gustos personales, las creencias que abastecían de alegría tu vida, tu real belleza única y personal? ¿Tiempo de rescatar tus sueños, tu voz, tu alma? ¿Tiempo de sentir nuevamente la vida pulsar?
¡Ojalá tu respuesta haya sido un grande y sonoro sí!!

Hay innumerables caminos para el reencuentro contigo misma y para dar un nuevo significado a tu vida.
Yo empleo las esencias florales en esa jornada personal del rescate de quien yo verdaderamente soy, y el descubrimiento de la alegría de vivir.

Y cuando reflexiono acerca de cómo puede la Terapia Floral ayudar, concluyo feliz que no hay una o dos esencias florales específicas que pueda citar en este texto, porque todas las esencias florales se destinan a eso, a hacer que la música del alma y de la naturaleza sean audibles para la personalidad humana.
¡Todo lo mejor!!!!

(La Terapeuta Floral Thais Accioly no indica esencias florales por e-mail)


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


thais
Thais Accioly é especialista em Terapia Floral pela Escola de Enfermagem da USP.
Professora da Pós Graduação em Terapia Floral na Escola de Enfermagem da USP.
Professora da Flower Essence Society/CA EUA no Brasil.
Professora da Bush Flower Essences/AU no Brasil.
Consultora em Cultura de Paz.
11 3263 0504
Visite meu blog e Conheça o Interativo dos Florais.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa