auravide auravide

Perdón: Amor en Acción


por Maria Cristina Tanajura - tinatanajura@terra.com.br

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

¡Aquel que verdaderamente ama es capaz de perdonar! Una idea hermosa, que suena como coherente, pero tan difícil de vivir… Porque para perdonar es preciso, en primer lugar, aceptar al otro tal como es y aceptar también la situación resultante de esta diferencia.

Sabemos que estamos todos en una escuela, en el planeta Tierra, y que aquí es donde entrenamos la vivencia de lo que hemos aprendido; en la convivencia con personas que no están en el mismo nivel de comprensión que nosotros. En una misma familia no necesariamente todos sus miembros van en el mismo “curso”, ni todos se comprenden, y de ahí surgen los desentendimientos inevitables, que causan tanto sufrimiento.

Estamos mezclados, aquí en nuestra casa planetaria, para que en contacto con los que nos rodean podamos aprender y enseñar. Como no siempre tenemos conciencia de ello, queremos exigir a cada uno el comportamiento que nos parece correcto. Anhelar esto puede hasta ser un bien, pues cuando nos ponemos en contra de la actitud de alguien, si lo hacemos de forma no violenta, estamos incluso esclareciendo a esa persona. Lo peor es que muy raramente logramos perdonar a aquellos que nos hacen sufrir y hasta llegamos a vengarnos de la ofensa recibida.

¿Cómo podemos exigir que un alumno que aún no ha sido alfabetizado lea un discurso? Alguien que nunca ha estudiado Física ¿puede comprender los fenómenos que esta ciencia enseña? Quien nunca ha tocado un instrumento ¿puede tocar la partitura de un clásico? Sabemos que no pueden, y siendo así procuraremos enseñarles si fuese el caso, pero no les daremos la espalda como si nos debiesen algo. Lo cierto es que ellos necesitan nuestra ayuda y si podemos y ellos quieren, mediante la enseñanza les ayudaremos.

Las diferencias de nivel de comprensión causadas por la diversa evolución espiritual de cada hermano ¿podrían ser tratadas de la misma forma, por cada uno de nosotros? Está claro que puedo decir al otro que me ha agraviado, pero conociendo el motivo de que él siga hiriéndome con su actitud, ¿no es más fácil que yo le perdone?

Si no somos capaces de perdonar creamos corrientes fluídicas entre nosotros y nuestros ofensores, que solo serán cortadas cuando uno sea capaz de perdonar al otro. Cada cual en su nivel de entendimiento. Me parece que aquel que ya ha progresado está más capacitado para comprender el desliz del otro e intentar seguir adelante sin arrastrar tamaño fardo pesado e incómodo.

Los resentimientos son causa de dolencias físicas, pues aunque en un principio son heridas del alma, cuando llegan a extravasarse al cuerpo nos hacen sufrir mucho, e incluso nos llevan a desencarnar antes del tiempo que habíamos programado cuando encarnamos. Muchos cánceres tienen esta etiología.

Como este momento planetario es de transformación para todos nosotros, las relaciones se hacen aún más complicadas, pues somos unos espíritus endeudados que estamos, en esta última oportunidad, siendo llamados a una encarnación de aprendizaje rápido, cuyo tiempo es muy breve. Haciendo una analogía con nuestras escuelas, es como si hiciésemos varios cursos en un único año. Se nos dio la oportunidad de apresurar nuestro progreso espiritual, a fin de estar capacitados para formar parte de una Tierra que se prepara para cambiar de nivel evolutivo, precisamente en estos años que estamos viviendo.

Aceptando mejor a los demás con sus dificultades, procurando tener más paciencia con los que se equivocan, podemos incluso ayudarles a ir más rápido en la misma dirección por la cual intentamos caminar.

Podemos mirar al que cae como alguien que necesita aprender o bien como alguien al que solo hay que castigar y rebajar, alejándolo de nuestra vista. Como seres que ya vivenciamos muchas experiencias diferentes en el transcurso de los tiempos, casi todo lo que vemos en el otro como error ya nosotros lo hemos cometido también, y justamente por eso es necesario no ser tan duros y prepotentes, pues delante del Universo de Amor y del conocimiento de seres de otras dimensiones, todavía nada sabemos o somos.

Me parece que PERDÓN es el AMOR EN ACCIÓN. Si uno ama, puede y debe procurar perdonar, siempre recordando que quizá, en nuestra ignorancia, ya hayamos aprendido aquella lección que no ha llegado a comprender todavía aquel hermano.

¡Perdonando, aceptando, podemos seguir caminando! No es preciso permanecer detenidos y aherrojados a un pasado que ya sucedió y que no nos es posible cambiar.

Un Padre perdona siempre y Jesús nos dio este consejo cuando estuvo entre nosotros. Limpiando nuestro corazón de resentimientos creamos para nosotros un futuro más libre y más saludable, al mismo tiempo en que damos al otro un ejemplo de vida más feliz.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa