auravide auravide

¡Planta semillas de Luz!


por Teresa Cristina Pascotto - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

¿De qué sirve pasar el fin de año haciendo rituales y encantamientos para que nuestros deseos ser realicen, y de qué sirven tantos planes y promesas para el próximo año si no nos proporcionamos las condiciones necesarias para que, de verdad, todo eso se realice?

No es que yo quiera crear desesperanza respecto de los rituales, de los nuevos tiempos y posibilidades de vida. Todo lo contrario. Soñar es imprescindible para poder tener deseos, que es lo que nos impulsa para ir más allá de nuestras limitaciones. Pero considerar que un puñado de encantamientos será suficiente para que todo se modifique en nuestra vida significa que estamos tratando de engañarnos a nosotros mismos, solo para recobrar aliento al final de un ciclo, para poder iniciar un ciclo nuevo, que muy probablemente acabará en más frustración, como ocurre la mayor parte de las veces en nuestros finales de año.

Mi intención va en el sentido de aportar un poco de consciencia sobre una realidad distinta, para poder salir de la ilusión de que bastará tener buenas intenciones y rodearnos de rituales para que todo ocurra.

Para que todo pueda suceder, aparte de firmes deseos, de la planificación para un nuevo año y de los rituales, es necesario adoptar nuevas actitudes, disposición renovada y determinación fortalecida dentro de nuestro corazón. De esta forma, los rituales y nuestras buenas intenciones potenciarán las posibilidades de que consigamos realizar nuestros sueños.

Algunos ingredientes necesarios para que nuestros encantamientos funcionen son internos:

Asumir total responsabilidad frente a nuestra vida;

Tomar conciencia de que, para que nuestra vida sea de la forma que queremos, eso depende de lo que hacemos, pensamos, sentimos, vibramos y atraemos, por eso no somos víctimas de la “mala suerte”;

Llevar a cabo un cambio verdadero de actitud frente a la vida, pasando a actuar de forma más firme y más coherente con nuestra realidad divina, nuestro Yo Real;

Tener intenciones y acciones verdaderas, en el sentido de buscar los cambios, con la conciencia de que todo cambiará solamente si hacemos de verdad nuestra parte.

Estos, entre otros muchos, son ingredientes imprescindibles para que los rituales y encantamientos puedan vibrar en resonancia con las frecuencias más elevadas y compatibles con la verdad de nuestro Yo Real. Sin eso los rituales no serán más que meros juegos, y ello porque, en el fondo, siempre sabemos que falta algo en los rituales; nuestro corazón, por más alegría que pongamos en el ritual, siempre nos está indicando que hay dudas en cuanto a la creencia de que nuestros deseos se realizarán. Nuestro corazón nos indica que hace falta creer, no solo en el ritual, sino en nosotros mismos, en nuestra capacidad para cambiar, en nuestra voluntad, en nuestra responsabilidad. Él sabe que solo estamos “a la espera de un milagro” y que nos da pereza buscar cambios internos para que todo salga bien de verdad. Ah, éstos dan mucho trabajo… La voz de las señoras pereza y cobardía se manifiesta dentro de nosotros, de forma velada, y nos dice, para intentar convencernos de lo contrario: no es preciso tanto esfuerzo, ¿para qué cambios internos y asumir responsabilidades? ¡Practica los rituales y sigue creyendo en milagros sin esfuerzo!

Si cultivamos y preparamos un suelo de luz, como base para nuestra vida, alineados con nuestra LUZ interior, y plantamos semillas de luz – amor, coraje, esperanza (con los pies en la realidad), determinación, cambio de actitudes, auto-responsabilidad, búsqueda del camino del despertar de nuestra consciencia, poder de la voluntad firme, búsqueda de auto-conocimiento verdadero, compromiso con la vida, humildad ante nuestros errores, aceptación en todo cuanto nos sucede, entre otros – obviamente cosecharemos nuevos y satisfactorios resultados, recogeremos los frutos de la LUZ.

Todo dependerá de nuestras actitudes durante todo el año. Si no sabemos cómo cambiar nuestras actitudes, deberemos buscar caminos que nos apoyen en tal sentido, para poder comprender qué es lo que de veras hay dentro de nosotros que no nos permite efectuar esos cambios. Todo deberá estar siempre alineado y de acuerdo con la realidad de nuestro Yo Real.

Así, sumando a los rituales y encantamientos del cambio de año la vibración poderosa de esta toma de conciencia, ciertamente conquistaremos resultados muy diferentes en nuestro año venidero.

A nuestra lista de deseos podemos añadir una petición a Dios, para que Él nos ilumine, oriente y guíe en el sentido de elevar nuestra consciencia en esta realidad, principalmente en lo que concierne a nuestra responsabilidad y a la necesidad de asumir un compromiso verdadero para con nuestra propia vida y para con el “TODO”!

Con esta nueva vibración nuestros rituales potenciarán nuestras posibilidades de conquistas, en todos los sentidos.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa