auravide auravide

Por qué me gusta el Ho´oponopono - Parte 3

por Rubia A. Dantés
Publicado dia 25/01/2008 16:25:40 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

No definas quien eres tú, porque puedes acabar creyéndotelo... y realizándolo así...
Si alguien te preguntase quién eres... cuáles son las cosas te gustan y que no te gustan en ti, física y emocionalmente... tus características más pronunciadas... tu reacción ante determinadas cosas y situaciones... buscarías en la memoria y sabrías qué responder...

Buscarías en la memoria...

Si te preguntasen cómo reaccionarías si tuvieses que despertar muy temprano... lo sabrías.
Si te preguntasen cuál es el color que más te gusta... lo sabrías.
Qué comida prefieres... qué canciones... En fin, podrías responder a una lista interminable de cuestiones sobre ti misma (o)...

Nos consideramos ya tan definidos que ni siquiera osamos estar en el presente... para no correr riesgos... casi nunca nos damos la oportunidad de experimentar el presente, porque ya respondemos a él buscando en la memoria lo que supuestamente “somos”... lo que “nos gusta y no nos gusta”... Ya tenemos preparadas las reacciones para muchas situaciones del día-a-día... almacenadas en la memoria... procedemos... o mejor, reaccionamos ante la vida basándonos en nuestro sistema de creencias.
Hemos aprendido a “aprender” tantas cosas para facilitar nuestro día... hemos aprendido que cuanto más definidas tuviésemos las cosas, mejor podríamos “enfrentar” la vida.
Cuántas veces hemos escuchado ya esa palabra, “enfrentar” en referencia a la vida... como si vivir fuese algún tipo de lucha.

Al entrar en la vida armados con tantas creencias... estamos tan sólo literalmente enfrentando la vida, usando como escudo esas memorias acumuladas.
Cada día... incluso antes de abrir los ojos... nos acordamos de quienes supuestamente “somos”, y nos ponemos esa armadura, que está acompañada de lo que nos gusta o no... y de todas las características que hemos definido para nosotros mismos... que actúan consciente o inconscientemente todo el tiempo.
Y así... armados, vamos, a lo largo del día... excluyendo o defendiendo cosas sin darnos cuenta de que... lo que defendemos son memorias de experiencias ya vividas... ya pasadas..., y casi nunca estamos limpios y abiertos para recibir el presente.

La vida solamente es lucha cuando entramos en ella armados de creencias que no dejan ningún espacio para lo “Vacío”.
Ningún espacio para el fluir de la Divinidad que nos surte de todas las cosas buenas en el momento presente, sin que para ello tengamos que almacenar nada... ni hacer esfuerzo alguno.
Desde lo Vacío la Inspiración Divina nos guía...
A partir del momento – denominado “caída” – en que el Hombre dejó de confiar únicamente en la Divinidad y pasó a creer que él también podría y debería controlar los acontecimientos y tomar las decisiones sirviéndose de la razón... ha comenzado a arrastrar las experiencias de una relación para otra... de una vida para otra... guardándolas en la memoria.
Hemos empezado... y seguimos, a acumular las memorias porque hemos considerado que eso nos daría seguridad; al fin y al cabo... si el ego ha elegido tomar el control, cuanta más información guardada tenga, mejor será...
Y así es cómo el confiar en la Divinidad ha venido siendo, cada vez más, reemplazado por el confiar en nuestras (las del ego) propias opciones y decisiones... Hasta que las memorias fueron tantas y tantas que han ocupado el espacio de lo Vacío...
Y hubo incluso quien se ha olvidado de que existía “otra” posibilidad de manifestación y de creación que no fuese esa de buscar en la memoria y revivir cosas...

Ya casi nadie se acordaba de la Inspiración Divina... de lo Vacío...

Considero que el “paraíso” puede ser aquel estado de conciencia en el cual confiamos plenamente en que El Gran Misterio nos provee de todo, natural y simplemente... sin que ni siquiera tengamos que pensar en ello... No necesitamos siquiera “querer” porque todo cuanto sea para nuestra felicidad real, se manifiesta sin esfuerzo, a tiempo y a su hora.
Esa confianza es una entrega Total... porque sabemos que en la conexión con la Divinidad está la llave del “paraíso”, donde somos recipientes vacíos para el flujo continuo de las bendiciones del Creador.

Por eso me gusta el Ho’oponopono, que llega como una posibilidad preciosa de limpiar esas memorias que nos limitan e impiden que el flujo de la Divinidad sea constante...

A continuación el Ho’oponopono según el Dr. Len
Extraído de la página link
Traducido por Suzana Guimarães en diciembre de 2006.

“¡Los problemas pueden ser solucionados sin que realmente se sepa lo que está ocurriendo! Darme cuenta de este hecho y apreciarlo representa un gran alivio y alegría para mí.
De solucionar los problemas, parte del objetivo de la existencia, es de lo que trata la Identidad Propia Ho’oponopono. Para solucionar problemas, dos preguntas han de formularse: ¿Quién soy yo? ¿Quién está al mando?

El aprehender la naturaleza del Cosmos se inicia con la percepción de Sócrates: “Conócete a ti mismo.”

“Las memorias revividas dictan lo que la Mente Subconsciente tiene como experiencias.”

“La Mente Subconsciente realiza la experiencia a través de la imitación, haciendo eco de las memorias revividas. Ella se comporta, ve, siente y decide exactamente lo que le dictan las memorias. La Mente Consciente también opera, sin que tenga conciencia de ello, a través de memorias revividas. Éstas dictan lo que la Mente Consciente experimenta, tal como demuestran las pesquisas.”

“¡Es crucial en el proceso de resolución de problemas, darnos cuenta de que el cuerpo y el mundo no son problemas por sí mismos, sino efectos, consecuencias, de memorias revividas en la Mente Subconsciente!
¿Quién está al mando?”

“Lo Vacío es la base de la Identidad Propia, de la Mente, del Cosmos. Es el estado precursor de la infusión de Inspiraciones generadas en la Divina Inteligencia y enviadas a la Mente Subconsciente.”

Todo cuanto saben los científicos acerca del Cosmos tiene origen en lo Vacío, y retornará a lo Vacío de donde ha venido. El universo comienza y termina con cero.
Charles Seife, “Zero: A Biografia de uma Idéia Perigosa” (Cero: La Biografía de una Idea Peligrosa)

Diagrama I – Identidad Propia
El Estado de lo Vacío
“Las memorias revividas ocupan el lugar de lo Vacío en la Identidad Propia, impidiendo la manifestación de Inspiraciones. Para remediar esta situación, para restablecer la Identidad Propia, las memorias han de ser transformadas en Vacío, a través de la transmutación hecha por la Divina Inteligencia.”

“Limpia, borra, borra y encuentra tu propio Shangri-la. ¿Dónde? Dentro de ti.” Morrnah Nalamaku Simeona.

“La existencia es un regalo de la Divina Inteligencia. Y el regalo ha sido dado con el único objetivo de restablecer la Identidad Propia a través de la solución de problemas. La Identidad Propia Ho’oponopono es una nueva versión de un proceso ancestral hawaiano de solución de problemas, de arrepentimiento, perdón y transmutación.

“El Ho’oponopono envuelve la total participación de cada uno de los cuatro miembros de la Identidad Propia: la Divina Inteligencia, la Mente Súper Consciente, la Mente Consciente y la Mente Subconsciente – trabajando juntas como una unidad. Cada miembro tiene su propia parte y función.”

“La Identidad Propia opera a través de Inspiración y memoria. Apenas una de ellas, memoria o Inspiración, puede estar al mando en la Mente Subconsciente en determinado momento. El Alma de la Identidad Propia sirve apenas a un maestro de cada vez, habitualmente a la memoria, la espina, en vez de a la Inspiración, la rosa.”



“Lo Vacío es el punto común, el fundamento, el ecualizador de todas las Identidades Propias, “animadas” e “inanimadas”. Es la fundación indestructible y atemporal de todo el cosmos, visto y no visto.

Las memorias revividas ocupan el lugar del fundamento de la Identidad Propia, alejando el Alma de la Mente de su posición natural, lo Vacío y lo Infinito. Aunque las memorias puedan ocupar el lugar de lo Vacío, ellas no pueden destruirlo. ¿Cómo puede ser destruido lo Vacío?

La Mente Consciente puede iniciar el proceso del Ho’oponopono para liberar las memorias, o puede permanecer supeditada a ellas, con culpa y pensamiento.”

Diagrama 4 – Identidad Propia Ho’oponopono (Solución del problema)
Arrepentimiento y Perdón




1. La Mente Consciente inicia el proceso de solución de problemas Ho’oponopono, petición a la Divina Inteligencia para que transmute las memorias en Vacío. Ella reconoce que los problemas son las memorias, revividas en tu Mente Subconsciente; y que éstas son responsables por ello al 100%.


2. El flujo descendente de la petición encaminada a la Mente Subconsciente, gentilmente pone en movimiento las memorias para transmutación. La petición entonces sube a la Mente Súper Consciente, proveniente de la Mente Subconsciente, y

3. La Mente Súper Consciente examina la solicitud, haciendo las modificaciones que estime adecuadas. Por estar siempre ligada a la Divina Providencia, ella está en condiciones de examinar y hacer modificaciones. La petición es entonces encaminada hacia arriba, a la Divina Inteligencia, para revisión final y consideración;

Diagrama 5 – Identidad Propia Ho’oponopono (Solución del problema).
Transmutación por la Divina Inteligencia




4. Tras analizar la solicitud enviada hacia arriba por la Mente Súper Consciente, la Divina Inteligencia manda energía de transmutación a la Mente Súper Consciente;

5. La energía de transmutación fluye desde la Mente Súper Consciente para la Mente Consciente;

6. Y la energía de transmutación fluye desde la Mente Consciente para la Mente Subconsciente. La energía de transmutación primeramente neutraliza las memorias designadas. Las energías neutralizadas son entonces liberadas para almacenaje, dejando un vacío.

Los Pensamientos y la culpa son memorias revividas. (Véase el Diagrama 3) “¡El Alma puede ser inspirada por la Divina Inteligencia sin darse cuenta de lo que está sucediendo! El único pre-requisito para Inspiración, creatividad Divina, es que la Identidad Propia sea Identidad Propia. Ser Identidad Propia requiere la limpieza incesante de memorias.

Las memorias son compañeras constantes de la Mente Subconsciente. Ellas nunca dejan a la Mente Subconsciente para irse de vacaciones. Ellas nunca dejan a la Mente Subconsciente para jubilarse. Las memorias nunca se detienen en su incesante revivir!”

“Para acabar con las memorias de una vez por todas, hay que limpiarlas, reducidas a Vacío, de una vez por todas.”


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Porque amo Ho´oponopono - Parte 3




Sobre o autor
Rubia A. Dantés é Designer, cria mandalas e ilustrações em conexão...
Trabalhos individuais e em grupo, com o Sagrado Feminino, o Dom e o Perdão...
Email: rubiadantes@globo.com
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo A imaginação constrói os problemas
artigo Adestrar x Educar
artigo Luz e sementes conscienciais
artigo O que é o ego?


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa