Home > STUM WORLD
Psicosomática VI: La elección de un síntoma

Psicosomática VI: La elección de un síntoma

por Rosemeire Zago

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Lo que más me sorprende en la naturaleza humana es el hombre
que pierde la salud en busca de riqueza material y después
gasta toda la riqueza material para recuperar la salud.
Vive una vida como si nunca fuese a morir y
muere como si nunca hubiese vivido

Buda

Todas las emociones que causan enfermedades tienen un factor en común: la tensión emocional, que es la primera fase del proceso de enfermar. En general, cuando hablamos de tensión solemos relacionarla con los conflictos, los disgustos, lo cual no siempre coincide con la realidad. Hay estudios que demuestran que toda acumulación de acontecimientos que exijan ajustes personales profundos constituye fuente de tensión, sean positivos o negativos. Esto se ha confirmado al pedir a algunas personas que anotasen a lo largo de los diez últimos años, todos los acontecimientos importantes ocurridos en sus vidas. Sus listas fueron comparadas con sus historiales médicos. En todos los casos, en el año en que se habían registrado varios acontecimientos significativos a continuación se registró alguna enfermedad.

La relación entre los acontecimientos generadores de tensión y las enfermedades se basa en el funcionamiento del sistema inmunológico del organismo. El miedo, la agitación y la tensión generados son factores capaces de debilitarlo. Tales acontecimientos son, además, capaces de alterar la producción de hormonas.
No solo la tensión, sino también la ansiedad, preparan al organismo entero para enfrentarse a situaciones percibidas como peligro, sea real o imaginario. A cada situación que nuestra mente interpreta como amenazadora, sigue una reacción por parte de nuestro organismo. El corazón late más fuerte y rápidamente, de forma a proporcionar más sangre a los músculos; la respiración se acelera; las pupilas se dilatan; todas estas alteraciones preparan al organismo para dos instintos básicos: luchar o huir. Para que esto ocurra no es necesario un peligro real, sino cualquier cambio o amenaza al estado de equilibrio; por eso mismo, un acontecimiento positivo puede acarrear un estrés y todas sus reacciones.

Esa descarga de la tensión generada por la sensación de peligro se verifica principalmente sobre la musculatura lisa, o sea, la que no depende de nuestra voluntad, que es la responsable por los movimientos del estómago, intestinos, arterias y corazón (este último no es un músculo liso, pero no obedece al consciente). Y a causa de eso, con la repetición de este mecanismo a lo largo de la vida, podemos padecer gastritis, úlcera, tensión alta, mal funcionamiento del intestino, infarto, entre otras.

El agente causante de las enfermedades creadas por las situaciones estresantes dependerá del tipo e intensidad del estrés, pero, sobre todo, de la forma en cómo reaccionamos frente a los acontecimientos de la vida y de nuestro modo de interpretarlos y sentirlos. Pero ¿cuál es el motivo de presentarse un síntoma/dolencia y no otro? Ya sabemos que el organismo se altera de varias maneras bajo la influencia de la tensión emocional, pero ¿qué es lo que hace a alguien enfermarse de úlcera y no de infarto, y a otro padecer asma?

El simbolismo está considerado el principal responsable por la elección de síntomas. El inconsciente relaciona universalmente la función de cada órgano de nuestro cuerpo con una emoción equivalente, o sea, hay cierta relación del valor simbólico del órgano con el conflicto psíquico, pero debemos considerar también algún otro factor determinante para desarrollar una dolencia:
- Factores predisponentes: de naturaleza genética, o adquiridos;
- Factores desencadenantes: relacionados con el estilo de vida (hábitos de alimentación, consumo de alcohol y tabaco, tipo y duración del trabajo, actividades físicas o sedentarismo, vida sexual, esparcimiento, relación familiar y afectiva, religiosidad, escolaridad, posición social) y con las condiciones del medioambiente (alteraciones climáticas, condiciones sanitarias, contaminación, etc.).

Cuando, añadidos a los ya citados, se dan otros factores, como evasión, incapacidad de expresar las emociones, deseo de auto-castigo, necesidad de atención, estrés, se producirá un desequilibrio interno, originando todas las fases del proceso de enfermar.
En resumen: en el organismo de cada persona hay un órgano menos resistente que indica una debilidad genética en determinado punto, lo cual, frente a alteraciones emocionales repetidas, desencadenará una alteración celular con posterior destrucción. Esto explica por qué cada persona desarrolla diferentes síntomas frente al mismo tipo de estrés. Unos sufren infarto, otros tienen asma.

Es como si, cuando enfermamos, inconscientemente eligiésemos un órgano para externar la enfermedad de todo nuestro ser, que no logramos expresar de otra forma. El síntoma físico es un grito de socorro y una tentativa de notificar el sufrimiento y también la esperanza de ser socorrido. Por tanto, escucha y procura comprender lo que tu cuerpo, a través de los síntomas, está tratando de decirte.

Leia Também:

Psicossomática VI: A escolha de um sintoma


Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   Numerologia  
 
Compartilhe
Facebook   E-mail   Whatsapp


Obrigado por votar
Gostou deste Artigo?   Sim   Não   
Avaliação: 5 | Votos: 1
Atualizado em 22/03/2018 10:12:04

Rosemeire Zago é psicóloga clínica CRP 06/36.933-0, com abordagem junguiana e especialização em Psicossomática. Estudiosa de Alice Miller e Jung, aprofundou-se no ensaio: `A Psicologia do Arquétipo da Criança Interior´ - 1940.
A base de seu trabalho no atendimento individual de adultos é o resgate da autoestima e amor-próprio, com experiência no processo de reencontrar e cuidar da criança que foi vítima de abuso físico, psicológico e/ou sexual, e ainda hoje contamina a vida do adulto com suas dores.
Visite seu Site e minha Fan page no Facebook.
Email: r.zago@uol.com.br
Visite o Site do Autor

Veja também
Não espere condições melhores, comece ago
Isto também passará!
Quero ser uma pessoa melhor
Onde existe humildade não há fragilidade
Quando é que vai aparecer alguém na minha vida?
Como lidar com a ansiedade no dia a dia?


Deixe sua opinião sobre este artigo


© Copyright - Todos os direitos reservados. Proibida a reprodução dos textos aqui contidos sem a prévia autorização dos autores.
As opiniões expressas neste artigo são da responsabilidade do autor. O Stum não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros, conforme termo do Site.


Energias para Hoje
sábado, 7 de dezembro de 2019

energia
I-Ching: 20 – KUAN – CONTEMPLAÇÃO
Observe, reflita, medite, pois só assim chegará à compreensão. Pense antes de agir.


energia
Runas: Elhaz
Trace metas. Proteção dos Deuses.


7
Numerologia: Reflexão
Pense a respeito de si e do estágio de vida em que se encontra. Analise metas, projetos e relacionamentos. Use a energia de hoje e discipline sua mente, medite e ouça sua voz interior. Fique quieto e deixe a energia do dia trabalhar por você.




Horóscopo

Áries   Touro   Gêmeos   Câncer
 
Leão   Vírgem   Libra   Escorpião
 
Sagitário   Capricórnio   Aquário   Peixes





 
© Copyright 2000 - 2019 Somos Todos UM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa