auravide auravide

¿Qué es Apometría? - Parte II


por Anderson Coutinho - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

TÉCNICAS APLICADAS AL TRABAJO.

Quien haya tenido la oportunidad de asistir o trabajar en una sesión de pronto-socorro o desobsesión, haya leído a André Luiz o el libro “Diálogo con las sombras”, ya conoce todo el trabajo hecho con amor y dedicación de médiums, doctrinadores (esclarecedores), sostenedores, etc., de una casa espírita.
En todas las sesiones de desobsesión ya conocidas, son aplicadas las técnicas del esclarecimiento al espíritu obsesor, poniéndole de manifiesto que el mayor perjudicado, verdaderamente, es él mismo, que se encuentra preso y atado a alguien, en busca de venganza, pero lo que está logrando es que ese alguien “pague” por sus errores y con eso rescate su pasado y evolucione, desvencijándose de las vibraciones negativas; mientras que él, “obsesor”, está perdiendo un tiempo precioso, en que podría estar aprendiendo, evolucionando, teniendo nuevas oportunidades de reencarnación y trabajos constructivos. Cuando el obsedido acabe de “pagar” por sus ‘pecados’, estará libre para iniciar nuevos caminos, mientras que el obsesor estará cada vez más envuelto y liado en sus propias urdimbres, con mucho más rescate que cumplir.

Sabemos que no siempre logramos “convencer” a estos amigos nuestros, pues muchos casos vienen de largas fechas y el resentimiento, la herida, es muy profunda; siendo necesario que se reciba a estas entidades diversas veces hasta lograr esclarecerlas por completo.

En la apometría, la base de la doctrina espírita se mantiene: esclarecer a las entidades con amor y dedicación. La diferencia es que se emplean todas las leyes y técnicas citadas en el artículo anterior.
Adendas a cada ley apométrica para ilustrar su utilización en los trabajos apométricos con obsesores y niveles o cuerpos desajustados:

1ª ley: Mediante el desdoblamiento de los médiums, tenemos un acceso más fácil y eficaz a las entidades del astral, pues podemos sentirlas, comprenderlas y hacernos sentir con más facilidad.

2ª ley: Permite a los médiums un acoplamiento mejor, haciendo que retornemos a nuestras propias vibraciones con más rapidez y facilidad, sin quedarnos con miasmas o malestares indeseados.

3ª ley: En los viajes astrales bajo comando, tenemos acceso a lugares físicos o astrales para mejor comprender lo que le sucede al asistido, o su acompañante, y para mejor poder ayudarles.

4ª ley: Con los campos de fuerza activados, estaremos más protegidos y amparados por el equipo espiritual socorrista, obteniendo una asistencia aún mayor para los trabajadores, los asistidos y los necesitados (obsesores). Cuando encuadramos a una entidad en una pirámide espejada, es para su protección por encima de todo.

5ª ley: Con la revitalización del médium estaremos siempre dispuestos y listos para el trabajo, incluso aunque se prolongue un poco más.

6ª ley: Conduciendo los espíritus de encarnados desdoblados a hospitales del astral, estaremos ayudando a los asistidos a recibir un tratamiento necesario en los cuerpos que tengan necesidad de reequilibrio, orientación y armonización; tratamiento éste hecho por los espíritus socorristas, trabajadores del hospital. Recordamos que para que esto ocurra, se hace necesaria la limpieza de las trabas magnéticas, aparatos colocados indebidamente, lazos, amarras, así como la elevación de su patrón vibratorio, lo cual ya implica en una mejoría superficial.

7ª ley: Una vez desdoblados, podemos recibir el auxilio de los espíritus socorristas con mucha más facilidad, seguridad y eficacia (tanto los médiums como los asistidos).

8ª ley: Ajustando la sintonía vibratoria de los espíritus encarnados con la de los médiums, facilitamos la acción y el mejor atendimiento de aquéllos. Ajustando la sintonía con otros espíritus desencarnados, facilitamos su visión y audición para percibir a seres queridos y recibir la ayuda de que necesitan; y ajustando la sintonía con otros ambientes, podemos enviarlos a lugares que han sido importantes para ellos, haciendo que caigan en sí sobre ciertos acontecimientos, o bien enviarlos a lugares donde puedan recibir tratamiento según su necesidad. (En el caso de magos negros, podemos hacerlos reencontrarse con sus maestros para que puedan conversar con ellos y comprender que están en el camino equivocado y lo mucho que pierden con eso). O, también, hacerles sentir las vibraciones negativas que están emitiendo y las vibraciones opresivas que han desencadenado en el pasado.

9ª ley: El desplazamiento de un espíritu en espacio y tiempo es muy importante para esclarecer ciertos acontecimientos provocados por ciertos desafectos, ciertos acontecimientos traumáticos, esclarecer las leyes éticas que rigen la vida, y en el caso de espíritus encarnados, superar síndromes que tienen lugar en esta vida con causa en vidas pasadas (con mucha más seguridad que en una terapia de vidas pasadas, pues el asistido no revive las escenas con sus emociones, tan solo se entera de ellas a través de una incorporación en un médium, donde las sensaciones, miedos, traumas, son esclarecidos y trabajados, y ese nivel es enviado al hospital, del que regresa equilibrado en el momento del acoplamiento). En esta ley, aparte del envío mental de las entidades al pasado, podemos trabajar a obsesores y niveles de conciencia que se encuentran depresivos, desencantados y cansados, enviándolos al “futuro”. La técnica consiste en mostrarles una luz azul ante sí y pedirles que a ella se encaminen y se dejen envolver en ella. Mostramos entonces la imagen de Jesús (que en verdad representa “su” parte divina) y les hacemos sentir esa vibración serena, suave, que los llena de esperanza, fe y fuerza para proseguir en su andadura. Así envueltos, los traemos de regreso. Normalmente ellos retornan más confiados, seguros y bien. En el caso de los niveles, al ser acoplados todos los cuerpos, el asistido llevará consigo todos esos sentimientos de amor, esperanza y tranquilidad.

10ª ley: Al colocar en el futuro a un espíritu desencarnado incorporado (si él continúa acumulando negatividad yendo por el camino elegido), estaremos mostrándole su carga (energía kármica negativa) acumulada y el resultado que ella le traerá. (Camión de ladrillos).

11ª ley: El esclarecimiento de esta ley a las entidades desencarnadas, les ayuda a tomar el rumbo adecuado en sus decisiones.12ª ley: El choque del tiempo es una ley divina. Cuando aplicamos las leyes de disociación de tiempo y espacio, lo hacemos siguiendo las técnicas de protección y siempre bajo la orientación del equipo espiritual. De esta forma, estaremos trabajando dentro de las leyes del choque del tiempo, sacando siempre de ellas un buen provecho. Caso el espíritu, desconociendo esa ley y teniendo poderes para ello, “huya” de la protección de los socorristas, él estará sujeto a ella, que puede transformarlo en un ovoide, o colocarlo en un “coma” profundo. Si esto sucediese, tenemos la responsabilidad de rescatarlo, traerlo al presente y entregarlo para tratamiento adecuado a los trabajadores de la espiritualidad.

13ª ley: En esta ley, esclarecemos a espíritus desencarnados que se encuentran presos al pasado de los asistidos, y ligados a vidas pasadas de éstos.

Continuará en el próximo artículo.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa