auravide auravide

¿Qué es la infancia? Una visión reencarnacionista


por Mauro Kwitko - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Muchos pacientes refieren que su infancia fue muy dura, que pasaron por dificultades, bien de orden afectivo, bien de orden financiero, problemas con uno de los padres, o con ambos, o con otras personas. Muchos permanecen con esos traumas para el resto de su encarnación, influenciando gravemente su comportamiento. La mayoría de los enfermos de dolencias crónicas como asma, reumatismo, problemas cardíacos, digestivos, renales, etc., crean en sí esas dolencias debido a sufrir por esas cuestiones de la infancia, y encontramos en ellos, por detrás de los síntomas físicos, cuestiones emocionales como resquemor, resentimiento, miedos, rabia, tristeza e inseguridad. Mientras tanto, la Medicina del cuerpo físico se pone a tratar solamente los órganos, las partes, buscando sus villanos: las bacterias y los virus.

Los enfermos creen que esas cuestiones emocionales, que han dado lugar a sus dolencias físicas, tienen su origen allá por los comienzos de esta actual trayectoria terrena. Pero si esos sentimientos y esas tendencias son intensas, son ya nacidos con ellos y aflorados, no generados, en la infancia por aquellas situaciones “injustas”. Sabemos que el resquemor, la ira, el miedo, la inseguridad, etc., son los factores causales más frecuentes de las dolencias crónicas, entonces ¿cómo resolver esto? Ahí es donde entra la Psicoterapia Reencarnacionista para ayudar al esclarecimiento del paciente respecto de sus cuestiones kármicas y reencarnatorias.

Debemos ayudar a nuestro paciente a comprender que no nacemos puros e inmaculados, que traemos sentimientos y características inferiores para intentar aquí mejorarlas o eliminarlas. Debemos mostrarle que no debe seguir creyendo que toda aquella queja suya, aquella rabia suya, haya tenido comienzo en la infancia, como si él hubiese nacido perfecto, sin haber traído esos sentimientos consigo al nacer. El problema es que la Psicología oficial ha creado un mito, que nosotros nacemos puros y perfectos (puesto que no existíamos antes…) y entonces alguien nos ha “estropeado” en la infancia; y no es tarea fácil hacer que los pacientes se liberen de esa no verdad. Es como el mito de la pureza del niño… pero ¿qué pureza? Tan solo un ser perfecto, como Jesús, ha podido ser un niño puro; nosotros no tenemos esa pureza, lo que pasa es que nuestras imperfecciones e inferioridades aún están latentes, aguardando los gatillos para manifestarse.

El psicoterapeuta que cree en la Reencarnación debe recordar a su paciente que su padre y su madre son también Espíritus y, más que probablemente, vienen encontrándose frecuentemente en estas estancias terrenas, y que ellos también están aquí intentando eliminar sus imperfecciones, intentando purificarse. Debe hablarle sobre los rótulos temporales e ilusorios de la encarnación, pues es preciso entender que nadie es padre, madre, hijo, hermano, marido, esposa, etc., solo que las Personalidades terrenas consideran que lo son. Convencido el paciente de esas verdades obvias, entendiendo que no ha nacido puro y sabedor de la relatividad de los rótulos, la próxima etapa es conversar sobre el por qué de haber nacido él en aquella familia, en aquel ambiente, hijo de aquel padre, de aquella madre, el por qué de estar pasando por tal o cual situación, etc. El objetivo es ayudarle a comprender lo que es estar encarnado aquí, en un Plano Físico, de naturaleza pasajera, a enfrentar esas situaciones, superarlas, y mostrarle que, en convirtiéndose en un vencedor de su destino, alcanzará la meta única de la reencarnación: la evolución. Y eso se alcanza o no, dependiendo de la actuación de nuestra Personalidad Inferior, lo cual es directamente proporcional a nuestros pensamientos y sentimientos, y al alineamiento con nuestra Esencia.

Colocar las cuestiones aparentemente injustas o desagradables como cuestiones potencialmente positivas y no negativas, o sea, experiencias para oportunidades necesarias a nuestra evolución, hace que el paciente, en vez de hacerse de víctima, pase a comprender que esos reencuentros, esos conflictos, son, en realidad, tests necesarios e indispensables, y si los vence estará cumpliendo su Misión. Si es derrotado, esta encarnación va poco a poco perdiendo su sentido, por la repetición de errores y equivocaciones (resquemor, rabia, miedo, inseguridad, etc.) ya cometidos en encarnaciones anteriores. El camino para la victoria es la libertad emocional, de sí mismo y de los demás, a través de la comprensión de la relatividad de la persona y sus ilusiones, por su carácter temporal, para una sola encarnación. A decir verdad, cuántos más “obstáculos” encontremos por el camino, más nos exigiremos a nosotros mismos para vencerlos y superarlos.

Y si los tests y pruebas parecen demasiado pesados, de dos una: o somos evolucionados lo suficiente y en la fase pre-reencarnatoria nos hemos propuesto enfrentarnos a ellos para intentar vencerlos, o somos “merecedores” de aquello por acumulación de errores y equivocaciones en vidas terrenas anteriores y hemos optado por vivenciarlos con la esperanza de superarlos. El gran error es olvidarnos de quiénes somos en realidad, y caer en la postura de víctima, en el sentimiento de “pobrecito de mí”, de víctima de injusticia, y entrar, entonces, en la gran causa de las dolencias emocionales y mentales y sus posteriores repercusiones físicas.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa