auravide auravide

¿Qué te impide hacer lo que deseas?


por Andre Lima - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

El otro día estaba yo charlando con unas amigas que se quejaban un poco del salario que cobraban en la empresa. Pregunté entonces por qué no trabajaban en algo como autónomas, pues así podrían tener posibilidades de ganancias ilimitadas… “Miedo a arriesgar. Es mejor tener algo fijo que sea seguro, aunque sea poco”. Fue lo que respondieron.

Cuando una relación va mal y preguntas a la persona por qué no se separa y va en busca de otra relación, la respuesta puede ser: “miedo a acabar quedándome solo; culpa por pensar en terminar; pena de los hijos; miedo de volver a empezar”…
Una pareja que venga aplazando el sueño de tener hijos podrá decir que es mejor no tenerlos, porque el mundo está muy violento, o porque tienen miedo a la responsabilidad que un hijo implica. Otros pueden no querer casarse o salir con alguien por miedo a atarse, a perder la libertad, etc.

Lo que tienen en común todas estas contestaciones es que siempre surge algún sentimiento negativo (miedo, culpa, pena) que influye en la decisión. Estamos constantemente consultando nuestros sentimientos y ellos nos dicen, gran parte de las veces, si podemos o debemos – o no – hacer determinadas cosas. Cuánto más intensos los sentimientos, más influencia tendrán sobre nuestros actos.
Bueno sería si pudiésemos dejar a un lado los sentimientos negativos, y así, partiendo de un estado de paz interior, tomar nuestras decisiones.

Si no te diese miedo arriesgar ¿permanecerías en el mismo empleo? Si no tuvieses miedo a quedarte solo, ¿estarías aún casado con la misma persona? Si no te diese miedo hablar en público ¿te animarías a dar charlas o a trabajar en algo diferente? En caso de no tener pena de los hijos y si no tuvieses miedo a perder su amor ¿serías más firme y dirías no con más frecuencia? Si te fuese posible, por un minuto, dejar tus miedos y sentimientos negativos de lado, ¿qué áreas de tu vida modificarías? ¿Qué actitudes diferentes adoptarías? ¿De qué personas te apartarías? ¿A qué personas te acercarías?

¿Y si fuese posible disolver estos sentimientos?
Bueno, es posible hacer una limpieza bien profunda y disolverlos empleando la *EFT (técnica para auto-limpieza emocional, véase cómo recibir un manual gratuito al final del artículo).

Siempre que alguien llega al consultorio con cualquier cuestión que sea, hay siempre una serie de sentimientos negativos que están impidiendo a la persona hacer algo, o que la llevan a proceder de determinado modo. La forma más eficaz de ayudar al cliente es servirse de la EFT para limpiar los sentimientos negativos que arrastra esa persona, que están en torno a los asuntos que ella trae.

En la vasta mayoría de las veces, no doy consejos, no emito opiniones, ni hago enjuiciamientos. Tan solo empleo la técnica para disolver los sentimientos. Cuando los sentimientos negativos se van disolviendo, surgen comprensiones más profundas (percepciones interiores), coraje y confianza interior sobre lo que debe hacerse. Mi trabajo es hacer una limpieza emocional profunda. La consecuencia es que el cliente, sintiéndose en paz, consigue tomar sus decisiones y actuar sin esfuerzo.

A veces enmascaramos, con argumentos que parecen plausibles, los reales sentimientos que están por detrás de nuestras acciones (o de nuestra falta de acción). La persona puede, por ejemplo, decir que “prefiere” permanecer en determinado empleo en el cual no está plenamente satisfecha y podrá hablar de algunas ventajas de ese trabajo. Pero cuando vamos a investigar más profundamente, no es que ella lo prefiera, es que ella tiene miedo de ir en busca de otro mejor, o no se siente capaz, o se considera demasiado vieja, o demasiado joven…
El trabajo del terapeuta consiste en sacar a flote esos sentimientos escondidos que el cliente no percibe y, aparte de traerlos a la superficie, disolverlos con la EFT.

Digamos que llega una señora al consultorio diciendo que desea separarse. Aparentemente eso es lo que ella desea y parece que es lo mejor que puede hacer. Sin embargo, al principio, con tantos sentimientos negativos como trae al consultorio, no me es posible saber si ese realmente sería el mejor camino. ¿Qué hacemos entonces? Vamos a disolver las emociones.
Entre los dos hacemos una relación de todos los sentimientos negativos que se envuelven en la situación. ¿Por qué es malo que ella esté casada con esa persona? ¿Qué resentimientos guarda ella? ¿Qué defectos tiene el otro? Partiendo de esa lista vamos a aplicar la EFT para disolver todos los sentimientos inarmónicos encontrados. Al hacerlo, puede incluso ocurrir que la persona cambie completamente de opinión y decida que ya no va a separarse.

Pero vamos a investigar más profundamente. ¿Cuáles son los miedos y sentimientos negativos que surgen al pensar en separarse? ¿Miedo a quedarse sola? ¿Pena del marido? ¿Tristeza por los hijos? ¿Miedo a no ser capaz de sostenerse económicamente?
Empleando la misma técnica, vamos asimismo a limpiar profundamente cada uno de esos sentimientos. Después de esa limpieza, puede que ella llegue a la conclusión de que es realmente mejor separarse, aunque ahora la inseguridad ya no está interfiriendo en su decisión.

Un trabajo bien hecho llegará a limpiar la cuestión desde todos los ángulos: los sentimientos que hacen a la persona querer separarse y los que le hacen tener miedo de separarse. Al proceder de esa forma retiraremos las emociones negativas que están influyendo en la decisión. Surge entonces una paz interior más profunda, que es la propia esencia del ser humano manifestándose. Dentro de ese estado de paz, la mejor decisión simplemente brota, y la señora sabrá qué hacer. La decisión viene como una certidumbre, una confianza que antes no había, y ya no queda al sabor de las emociones, pues éstas han quedado disueltas.

Es muy interesante observar en mi consultorio el cambio en las opiniones y decisiones de las personas que acuden a mí, mientras voy aplicando la EFT. En los cursos, mientras atiendo ante el grupo a algún alumno voluntario, llega a ser cómico para los participantes el observar al alumno en tratamiento cambiar completamente de opinión sobre un determinado tema en pocos minutos de aplicación de la técnica. Llega a parecer – a veces – que la persona es “floja de ideas” y que no tiene una convicción firme, pues una gran certidumbre puede volverse rápidamente en lo opuesto. Pero lo que ha de quedar claro es que, después de aplicar la técnica, la certidumbre que brota está basada en un sentimiento de paz interior y ya no sufrirá modificaciones (a no ser que cambien otros factores). El propio alumno en tratamiento se extraña del cambio. Pero es así como funciona el proceso, normalmente de forma rápida y profunda, provocando cambios y percepciones que transforman los sentimientos, modifican los pensamientos y se reflejan en los actos.André Lima – Práctico en EFT, Terapeuta Holístico, Maestro de Reiki e Ingeniero.
*EFT – Emotional Freedom Techniques – Es la auto-acupuntura emocional sin agujas. Enseña a desbloquear la energía estancada en los meridianos, de forma fácil, rápida y extremadamente eficaz, proporcionando la curación en cuestiones físicas y emocionales. Tú mismo puedes auto-aplicarte ese método. Para recibir un manual gratuito de esa técnica y comenzar ya a beneficiarte, accede a: link y baja tu manual.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa