Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

REENCARNACIÓN

por WebMaster
REENCARNACIÓN
Publicado dia 24/01/2009 10:10:48 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

por Christina Nunes - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Siglos atrás, los que afirmaron que la Tierra no era plana fueron ridiculizados, perseguidos y, para remate, muertos. Es siempre así con aquellos que surgen entre nosotros como vanguardistas en la transmisión de realidades mayores, pero que no han sido reconocidas ni explicadas todavía por el academicismo científico. ¡Sin embargo, tales realidades existen en los arcanos inconmensurables de las Leyes regentes del Universo infinito! ¡De hecho, aunque no la reconozcan las civilizaciones aún no suficientemente desarrolladas al nivel necesario para estas percepciones, en nada se modifica el hecho de su existencia! Y sigue para la humanidad, en este sentido, la permanente lección de humildad que otrora llevó a Sócrates, el sabio y filósofo brillante, a proferir el axioma que debería ser la directriz necesaria de toda verdadera ciencia: “Solo una cosa sé: que no sé nada”.

Con esta introducción, consiguientemente, añadimos nota importante: según investigaciones recientemente divulgadas, el porcentaje de personas – ateniéndonos solamente al Brasil – que conocen la realidad de la reencarnación y la aceptan como una más de las leyes naturales a comprender mejor por el hombre en constante evolución, compone el número de las más esclarecidas de nuestra sociedad – véase, entre otros, la materia publicada en la revista “Isto É” nº 31, donde tenemos textualmente: “El espiritismo es seguido por 30 millones de personas en el mundo. El Brasil es la mayor nación espírita del planeta. Son 20 millones de adeptos y simpatizantes, según la Federación Espírita Brasileña – en el último Censo del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) 2,3 millones han declarado seguir los preceptos del francés Allan Kardec, el fundador de la doctrina”; (…) pero hasta en la ciencia ya surgen aquellos que consiguen casar racionalidad con dones espirituales. Esos especialistas afirman que la mediumnidad es un fenómeno natural, no sobrenatural (…)”.

Y nótese, en este montante se incluyen no solamente simpatizantes y espíritas practicantes, sino también médicos, psiquiatras, científicos e intelectuales de variados frentes. Esto, como queda dicho, ateniéndonos al Brasil. Porque teniendo en consideración el resto del planeta, como se menciona en la aludida materia, “¡El Espiritismo es seguido por 30 millones de personas en el mundo!”

La razón de esta exposición es el renovado intento de convocar a todo este expresivo porcentaje de individuos mejor situados en la comprensión de esas cosas, a que tomen posiciones con mayor osadía en este sentido, frente a los ataques y la franca agresividad en que persisten los materialistas remanentes de guardia, que quieren acorralar y reprimir lo que el propio paso del tiempo y los avances inevitables de los descubrimientos científicos ya no permiten ignorar.

En el último artículo, a pretexto de otro tema, hemos relatado haber formado parte de un fórum sobre el aborto, en conocido Website periodístico, teniendo que sufrir las embestidas de aquellos que – ¡y es ahí donde los sitúo como remanentes, tamaño es el atraso del entendimiento evidenciado por esta postura medieval ante la Vida! - insisten en definir al ser humano como un aglomerado de moléculas y, a la Vida, como sub-producto exclusivamente material y fruto de mera casualidad absurda.

Pues bien; mayores ataques aún hemos sufrido al aludir, aunque superficialmente, a las implicaciones graves de orden espiritual relacionadas con la práctica irresponsable del aborto.

Burlas; ironía despiadada, incluso cruel, que, nada obstante, no nos han intimidado, al argumentar contundentemente que, si la Vida como dicen no es más que el producto de un conglomerado material cuya creación y control se encuentran exclusivamente bajo dominio humano, ¡entonces que acepten los defensores de este contrasentido el desafío de, en el momento de sus muertes, crear con éxito y voluntariamente, más vida para sí mismos!

Vista la experiencia un tanto desgastante vivenciada en el episodio, queridísimos, se hacen innegables, a pesar de todo, dos pormenores lamentables: primero – existe un tanto por ciento encarnizado, no obstante reducido (¡lo que convierte sus esfuerzos al menos en impertinentes para quienes les notan el grado lamentable de limitación de miras!), de personas que intrépidamente se aferran y defienden sus ideas materialistas, de que no existen la vida después de la muerte y la reencarnación, pese a verse en pleno siglo XXI, bajo los auspicios promisores de los últimos descubrimientos de la propia Física Cuántica alardeados por los científicos de renombre de todos los cuadrantes del mundo en Congresos ampliamente divulgados; gente que, - ¡y pásmate de eso! – alegando la carcomida jerga de pertenecer a la supuestamente evolucionada mentalidad de primer mundo en detrimento de las mentes llamadas subdesarrolladas del tercero, pregonan que la creencia en un Dios primer creador de la Vida es prueba evidente de este mismo subdesarrollo, y de lo que definen como “misticismo improductivo y atraso”; en razón de lo cual, en los países llamados “evolucionados” donde las leyes han sacramentado desde hace mucho la práctica del aborto (¡e incluso con las estadísticas de que esta práctica se ha triplicado después de esta aprobación inconsecuente!), allá, sí, se concibe como acierto solamente elección y libre albedrío, por encima del valor de esta misma Vida, y no la moral tacaña obedecida a rajatabla por temor de este mismo Dios desdeñado y tenido por las supuestas mentes de primer mundo como “creencia involucionada”, y, de este modo, también los postulados espíritas y la convicción de la continuidad de la vida y de la reencarnación, en tal proceso.

A aquellos que, como es nuestro caso, por fuerza de la intimidad, no solo con la Doctrina de Kardec, sino en la convivencia práctica con ella, ya hemos adquirido la certidumbre pacífica de la realidad de estas cosas, no hay burla ni ironía alguna, por más perversa que se muestre en el momento de la agresividad gratuita, que sea intimidatoria. No obstante, es preciso que se diga: ¡es decepcionante el grado de intimidación que, en la mayoría de espíritas y simpatizantes, tal actitud imprime a la hora de la polémica!No queremos defender con esto la polémica improductiva y estéril. Sin embargo, es de lamentar que, quizá so pretexto de cuestionables razones pacifistas, en un espacio como aquel, que sabemos ampliamente frecuentado, y ciertamente por convictos de estas realidades mayores, ni uno solo se pronunciase a fin de, no solo defender lo que configura un panorama mejor en el entendimiento humano acerca de lo que le concierne más de cerca, en su misma intimidad, más pronto o más tarde, a la hora de una vez más confrontar a los arcanos de la posteridad tras la vida corpórea; pero a fin también de, por amor de la justicia, esclarecer a los neutros o laicos presentes aquello que está siendo distorsionado a la comprensión de quien lee, a propósito, de manera maliciosa, y con perjuicio enorme para la corrección mayor de las cosas.

Ya decía Martin Luther King que lo que atemoriza no es tanto el clamor de los malos, sino el silencio de los buenos. Haremos una corruptela para confirmar que lo que perjudica de hecho no son los ataques, la crueldad manifiesta en el estado de ignorancia profundo contenido en los preceptos materialistas; sino la pusilanimidad de los que, en posesión de la convicción y visión mejores sobre estas cuestiones de interés y prioridad para el ser humano, como hermanos mayores en entendimiento, y, por consiguiente, detentadores de responsabilidades y de una misión específica en cuanto a esto - ¡no solo no hacen nada, sino que además se dejan intimidar!

Amigos: ¡es preciso audacia! Para que evitemos, por más tiempo, el mantenimiento de mentiras agresivamente disfrazadas de verdad…


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  



Sobre o autor
clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Transcomunicação Instrumental
artigo A liberdade de ser
artigo Você sabe quais os benefícios de um atendimento de radiônica?
artigo Do Oran Mor aos corações apaixonados pela Luz





horoscopo


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa