auravide auravide

¿Sabes qué es la Violencia Patrimonial?


Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

La violencia patrimonial es una forma de abuso que puede producirse en todos los tipos de relación, desde el período del flirteo, en los noviazgos e incluso en los matrimonios más duraderos.

En los aplicativos de relaciones, por ejemplo, la mayoría de aquellos que están a la búsqueda de compañero sentimental deberían permanecer muy atentos a si las conversaciones, incluso de modo sutil, empiezan a versar sobre temas financieros. Si no permanecen despiertos, creyendo ciegamente en las viejas fórmulas románticas y en las promesas en nombre del amor sin cuestionamiento alguno, existe un serio riesgo de que se embarquen en canoas pinchadas.

Sería prudente que todo aquel que estuviese pasando por una nueva apuesta afectiva, antes de otra cosa pudiese observar con cautela y cierto distanciamiento todos los movimientos durante el juego de la seducción. Cualquier encuentro, por fortuito que pueda parecer, podría ocultar características de personalidad que al principio son de difícil detección; entonces, todo cuidado es poco.

La violencia patrimonial, por ejemplo, es un tema todavía poco divulgado, pero extremadamente recurrente en nuestros tiempos. Engloba una serie de manipulaciones psicológicas que tienen la capacidad de confundir drásticamente la cabeza de sus víctimas hasta el punto de que muchas de ellas, totalmente engatusadas y literalmente obnubiladas por los encantamientos inferidos, llegan a perder verdaderas fortunas a manos de sociópatas, psicópatas sociales y narcisistas perversos.

Al principio, el macabro objetivo de esos predadores es el quebranto en las posesiones, dinero y patrimonio; seguidamente, la destrucción total de la identidad y, al final, el abandono. Incluso en ciertos casos, dependiendo de las posibilidades de beneficiarse con algún patrimonio de herencia, existe aún la espera por la quiebra psicológica o física de sus presas.

Es increíble y notable la habilidad manipuladora de tales lobos en piel de cordero, consiguen hacerse pasar por víctimas como nadie, convenciendo a sus objetivos de manera tan sorprendente y haciéndoles compadecerse de tal modo, que si pudiesen, se arrancarían la propia ropa del cuerpo para ofrecérsela a esos falsos sufridores. Éstos logran la proeza de hacer un verdadero secuestro en el alma de la persona desavisada que tenga cualquier tipo de bienes o valores en evidencia. Tales usurpadores sólo desistirán de sus objetivos al depararse con personas despiertas, con el instinto de supervivencia y la intuición activados, a lo que se añada el conocimiento sobre la cuestión. En esas ocasiones, los posibles blancos de estos manipuladores, al percibir el menor tufillo de mala índole en el aire, más que deprisa se protegerán poniéndose en fuga. Sin consciencia de esas posibilidades urbanas, personas corrientes pueden caer en las redes de tales predadores.

Tanto hombres como mujeres pueden vestir la caperuza de buenos y de pobrecillos, aun siendo lo opuesto, y absolutamente todos los de este espectro son altamente desarrollados en el arte de la seducción y en la persuasión. Cuando colocan a sus víctimas en cautiverio, consiguen hacer que novias, amantes, esposas, ligues y otros les entreguen bienes y valores, a menudo acumulados con mucho sudor a lo largo de una vida. Los convencen para prestarles dinero, hacer compras con sus tarjetas de crédito y otros, todo ello bajo la improbable promesa de que algún día les pagarán sus deudas. Inventan las más absurdas historias logrando manipular a los desavisados hasta el punto de comprarles de todo, entrar en negocios sucios, etc.

Relatos en ese sentido es lo que no falta, y son más frecuentes de lo que se puede imaginar. Cierta vez una joven cayó en el cuento seductor de un chico en la empresa en que ambos trabajaban y fue hábilmente convencida por él para que lo ayudase en la compra de un coche con la tarjeta de ella, pero a nombre de él. Si bien la chica era una persona con cierto éxito profesional, que sabía lidiar de modo adecuado con las vicisitudes de la vida, aun así cayó en la trampa seductora de este predador. Fue embaucada de tal modo que, al final de la historia, acabó sin el dinero del coche, sin el coche y, claro, sin él.

Muchos de esos tipos, en medio de sus infundadas promesas de eterno amor, se presentan de pronto con las maletas en la casa de su objetivo. Si las víctimas no espabilan a tiempo, ellos acaban adueñándose de todo lo relacionado con el dinero y las posesiones, y si acaso hubiese hijos, con sus tácticas abusivas interfieren en la educación de modo drástico. Impondrán reglas sobre amigos, vida social, trabajo y todo lo demás, hasta que la vida de su presa entre en colapso total.

Hay parejas que viven durante años en ese tipo de demanda, en matrimonios gravemente insalubres. Con el paso del tiempo y debido a tanta invasión en el psiquismo, hasta la capacidad cognitiva de las víctimas se ve perjudicada y la mayoría de ellas no tiene ni idea del tamaño del estrago que se produce en su vida.

La buena noticia, no obstante, es que en esos casos, gracias al evento de la neuroplasticidad cerebral que puede ser activada por las terapias de reprocesado cerebral, como EMDR y Brainspotting, existe la posibilidad de que el rescate de la vida pueda consdeguirse. Mediante esas psicoterapias, un proceso de recuperación, aunque pueda ser prolongado, suele verificarse con la máxima velocidad y ha estado auxiliando sobremanera en la reinvención de muchas personas traumatizadas por toda suerte de abusos.

Durante ese proceso de recuperación de la identidad, puede suceder que los predadores se muestren más agresivos, intentando todo tipo de artimañas a fin de sacar todavía más dinero y salud emocional a sus víctimas, quienes ahora, sin miedo alguno, auxiliadas por el proceso de terapia y a menudo por abogados, entran con fuerza total para que el rescate de su vida se produzca.

La mayor enseñanza para las víctimas es saber que donde existe el amor no puede haber cobranzas, acoso, amenazas o inserción de culpas y que absolutamente nadie debe nada a nadie, principalmente en lo que concierne a bienes y patrimonio.

Cuanto más despiertos mejor. Tu vida es y será siempre tu bien mayor. Ahora y siempre.


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Você sabe o que é Violência Patrimonial?




silvia
Silvia Malamud é colaboradora do Site desde 2000. Psicóloga Clínica, Terapias Breves, Terapeuta Certificada em EMDR pelo EMDR Institute/EUA e Terapeuta em Brainspotting – David Grand PhD/EUA.
Terapia de Abordagem direta a memórias do inconsciente.
Tel. (11) 99938.3142 - deixar recado.
Autora dos Livros: Sequestradores de almas - Guia de Sobrevivência e Projeto Secreto Universos

Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa