auravide auravide

SENCILLEZ: la enseñanza de Jesús para la búsqueda espiritual


por Bruno J. Gimenes - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Uno de estos días, sentado en mi escritorio, frente al ordenador, hacía mi acostumbrada oración antes de empezar a escribir. En ese momento sentí la presencia de Jesús juntamente con el siguiente mensaje: "sé sencillo, sé objetivo". En aquel momento respiré hondamente y controlé la expansión de los sentimientos para poder comprender mejor la enseñanza que tales palabras conllevaban. Ya no percibí a Jesús, pero enseguida advertí la presencia de Damasceno. Damasceno ya se ha presentado otras veces, pues siempre que el asunto se refiere a las enseñanzas de Jesús, sobre las cuales a menudo tengo dudas, entonces él me ayuda. Me alegré mucho con su presencia, me saludó y ya empezó a explicar:

"En los planos superiores a la vida física, donde coexisten maestros de los misterios, trabajadores de la luz, profesores, amparadores y otros seres de elevado quilate moral, la conciencia espiritual es libre. ¡Así como sabemos que existe un único Dios que habita todo y está en todo, o 'Está en medio de nosotros', también sabemos que las enseñanzas son una sola! La mejor jornada de búsqueda espiritual es aquella que consigue obtener mejores resultados en el ensanchamiento del amor y de la conciencia. En la Tierra las religiones deben ser utilizadas siempre que estén produciendo el bien, la reforma de los patrones internos, el perdón, el aumento del amor y de la conciencia del todo. Si una religión está promoviendo el estancamiento de los aprendizajes, entonces esclaviza en vez de libertar. Incluso así, esa misma religión que para unos produce el estancamiento, para otros puede producir la elevación de sus valores, porque cada ser viviente se encuentra en un nivel diferente de evolución y tiene aprendizajes diferentes que conquistar.

La visión universalista, o sea, la que no tiene necesidad de una línea religiosa, ¡no es cosa de hoy! Se trata de una visión muy, pero que muy antigua. El universalismo de que hoy se habla siempre ha sido la vía de acceso utilizada por los profesores de la Espiritualidad Mayor. Pero a medida que el hombre se ha ido perdiendo dentro de sí mismo, se han ido creando 'mapas' para que pudiese localizarse. Esos mapas no son más que métodos de "rescate" ajustados para cada caso, o en otras palabras, religiones.

Cuando un rescate en el plano físico se verifica en el mar, entonces los socorristas han de servirse de barcos y otros vehículos que floten. Cuando los rescates ocurren en Tierra, entonces los socorristas tienen que emplear vehículos de locomoción por superficie, y así sucesivamente. Las religiones son métodos de rescate establecidos. Rescate de la conciencia y de la razón de existir.

El universalismo es el manantial de esos métodos, pero no puede ser utilizado por un ser que no quiere ayudarse, o que no desea ser rescatado por sí mismo. Desgraciadamente muchas personas aún no están preparadas para esa experiencia, pues necesitan pasar por otros muchos aprendizajes, a fin de que en el futuro puedan experimentar las bendiciones y la libertad del universalismo, que no es más que la unión del hombre consigo mismo a través de su conexión con el universo o con el Cristo.

El paso de Jesús por la Tierra tuvo múltiples objetivos, entre ellos, y no el menos importante, estaba el añadir sencillez y objetividad a la conexión espiritual de todos los encarnados.

La historia de la humanidad contabiliza la aparición de innumerables escuelas de misterios que siempre han cumplido el papel de ofrecer a sus estudiantes conocimientos acerca de los misterios de la vida, de las enfermedades y su curación, la relación entre el hombre y Dios, la misión de cada uno, el conocimiento de los recursos naturales, el dominio de los elementos, entre otros. Muchas civilizaciones, algunas de tiempos muy remotos, comprendían la importancia de esas escuelas y emplearon grandes esfuerzos en la construcción de esos aprendizajes. El tiempo ha pasado, han ocurrido muchas cosas, y esas almas entrenadas en los misterios antiguos, algunas en diferentes escuelas, en sucesivas encarnaciones, en el momento actual de la humanidad empiezan a reencarnarse. Entre esas almas, una tendencia en común: ¡la falta de sencillez, de objetividad y fuertes rasgos de vanidad!

El mensaje de Jesús siempre tuvo la intención de proporcionar sencillez y objetividad a la conciencia de los antiguos iniciados de otrora que llevan consigo significativo bagaje de información y conocimiento, aunque todavía no han logrado comprender que todo debe converger hacia la expansión del amor, y que ese sublime sentimiento mana abundantemente de la sencillez. Las mejores enseñanzas, las más didácticas y eficientes, son aquellas que se basan en la objetividad y en la sencillez, en especial cuando se habla del camino de la búsqueda espiritual.

Jesús trajo a la humanidad una nueva perspectiva, una nueva sensación y una nueva postura frente a los problemas y desafíos de la vida: la del amor y la sencillez. La sencillez y la objetividad alimentan la fuerza de la verdad de cada uno, que naturalmente nutre el amor. ¡La sencillez es nuestra mejor opción!

No hay espacio para glamur y sencillez en la vida de una persona, o vive el uno o vive la otra, ¡jamás coexistirán! En el segmento de las personas que se hacen llamar espiritualistas la situación se hace más delicada, porque los retos son todavía mayores.

El estudio de la espiritualidad ha de ser "Directo y Recto", con objetividad, con clareza, con levedad, amoroso y sencillo. Teorías complicadas, prácticas confusas o con excesivo ritual han de ser sustituidas por caminos de auto-superación, por la búsqueda interior de cada uno, o sea, el camino hacia dentro, que es el camino del universalismo.

Cuando un espiritualista procura desarrollar sus métodos de enseñanza, promoviendo cursos en el campo de la elevación de la conciencia y del conocimiento sobre las leyes naturales que rigen la humanidad, y lo hace falto de sencillez, envuelto en vanidades o glamur, ciertamente él se contaminará con su falta de sencillez y se intoxicará con su propio veneno ¡la vanidad!
Y la evolución de la conciencia tiene que ser tratada de forma sencilla, pragmática, enfocada en los objetivos. Muchos sectores de la vida humana realmente están envueltos en complejidades naturales, por eso no estamos despreciando las áreas de conocimiento que necesitan gran dedicación y aplicación en el campo de tecnologías potencialmente complicadas. Pero dejemos los avances tecnológicos o científicos de la Tierra en el área de especialistas preparados para lidiar con cuestiones complejas. En cambio, el campo de la elevación moral y de la relación con Dios y el universo, ¡ese tiene que ser directo y sencillo!conoce el nuevo libro de Bruno J. Gimenes
Acede a su sitio web
sigue a Bruno J. Gimenes en el twitter


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa