auravide auravide

Si el sufrimiento ha llegado al colmo, entrégate…


Autor Alex Possato - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

A veces, una fatalidad, una enfermedad grave, un prolongado período de escasez, una desilusión amorosa, la pérdida de alguien querido, la jubilación o pérdida de un trabajo, la decepción con el camino espiritual, algo así, te arroja al más profundo abismo oscuro.

Te sientes como si hubieses perdido una parte de ti. Te encuentras sin suelo. Sin confianza. Quizá hasta sin fuerza para vivir. Los valores que te guiaban por la vida dejan de tener sentido. ¿Familia? ¿Matrimonio? ¿Dinero? ¿Carrera? ¿Éxito? ¿Política? ¿Elevación espiritual? ¿Misión? Incluso puede que tengas la tentación de andar por el camino opuesto y hagas movimientos contra todo aquello en que hasta entonces habías creído. Y este proceso es absolutamente natural.
Si te encuentras en ese momento, quizá sin percibirlo estás a un paso de la apertura de algo realmente grandioso, dentro de ti: ¡la fe! La invitación es para ir más allá de la media docena de creencias que han guiado tu propia vida. La mayor parte de estas creencias está contaminada por el sufrimiento, por la culpa, por el deseo de resarcirte, por la competición, el orgullo, la avaricia, el fracaso… Energías heredadas de aquellos con quienes aprendiste a cargar con estos fardos: papá, mamá, sistema familiar.

Estás siendo llamado a deshacerte de tanto equipaje. A vaciar tu mente, tus emociones. A dejar que tus dolores se desplomen, uno a uno, en el suelo. A sentir plenamente tu impotencia, y rendirte. Este proceso es doloroso. Pero necesario. Tú, así, lograrás quedar en paz con tu pasado. En paz con tu historia. En paz con los dolores ancestrales. En paz con tu padre y con tu madre. En paz con Dios.
Hasta hoy has creído mandar en tu existencia. En tus relaciones. En tu vida financiera. En tu cuerpo. En tu familia. En tu comprensión espiritual.
Ahora, Algo Mayor va a conducirte. Sólo alguien que ha conducido su propia vida, viéndose después frustrado por no haber alcanzado la realización plena, tendrá la posibilidad de ser conducido. Tú lo habrás intentado todo, todo de veras… para saber conscientemente que no tienes ningún poder…

Y en ese momento, pedir: ¡por favor! ¡Condúceme! ¡Muéstrate! Estoy harto de tanta decepción… Si tú dices que eres Amor, ¡entonces ven! ¡Necesito ser amado! Necesito sentirme pleno. ¡Necesito sentirme pleno contigo! Entrégate. Entrégate a aquello que venga. Tu mente cree que quizá venga la muerte. La separación. El abandono. La pobreza. Tu mente no sabe nada. Siguiéndola hasta ahora, has llegado a donde has llegado. Permite que Algo Mayor te conduzca. Confía. Deja de intentar resolverlo. Si lo has intentado todo, doblégate. Di a ti mismo: que venga lo que quiera, yo estoy aquí. Yo confío. Haz de mí instrumento de Tu paz. El momento de la redención ha llegado...


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa