Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

Síndrome de Gabriela

por WebMaster
Síndrome de Gabriela
Publicado dia 08/06/2012 12:58:50 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

por Flávio Bastos - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

"Tengamos en mente que no somos aquello que los otros piensan y, muchas veces, ni siquiera lo que pensamos ser. Sino que somos, verdaderamente, lo que sentimos. Por cierto, los sentimientos revelan nuestro desempeño en el pasado, nuestra actuación en el presente y nuestro potencial en el futuro” (Hammed – Francisco de Espírito Santo Neto).

Uno de los mayores, sino el mayor, reto para el espíritu encarnado, es el de alterar para mejor el modelo conductual que trae de sus vivencias pretéritas.

La alteración, por mínima que sea y aunque siga un lento proceso de descubrimiento de uno mismo, es el ideal de todas las psicoterapias en general, o sea, un cambio de comportamiento que altere positivamente lo que antes significaba inconsciencia o sufrimiento psíquico.

En tal sentido, la liberación de las sintonías inconscientes que someten el individuo a su pasado, mediante la elaboración y toma de conciencia de sus orígenes, es el objetivo de todo proceso psicoterapéutico, ya sea de línea tradicional o alternativa.

Liberar alterando gradualmente el patrón conductual de rasgo negativo, significa el camino hacia la auto-sanación del individuo en tratamiento psíquico o psíquico-espiritual. Con todo, este es precisamente el problema encontrado en algunos casos en que la tendencia conservadora permanece cristalizada en el conjunto de creencias y elecciones de la persona, y que sigue actuando en su comportamiento tal como actuaba hace trescientos años, lo que denominamos en la Psicoterapia Interdimensional “Síndrome de Gabriela”.

¿Por qué Gabriela? Porque es lo que nos informa la letra de la banda sonora de una novela que fue récord de audiencia en la década de los setenta: “Yo nací así, yo crecí así, yo soy ciertamente así, voy a ser siempre así… Gabriela… siempre Gabriela”.

En resumen: portadora del síndrome de Gabriela es la persona que, pese a haber tenido acceso a ciertas verdades emergidas del inconsciente a la luz de la conciencia, permanece sin estímulo para una actitud elaboradora de renovación interior.

El fuerte apego a valores materialistas y a sentimientos negativos que trae del pretérito, asociado a atávicas imperfecciones humanas, como el orgullo y el egoísmo, impiden que el individuo desafíe a su propio temor a un cambio gradual que lo conduzca a la curación de su sufrimiento psíquico.

Individuos que, a pesar de comprender las causas del efecto que representa su malestar psíquico relacionado con la infancia de la vida actual y con vida(s) pasada(s), proporcionado por la experiencia regresiva, continúan anclados en un conjunto de creencias que enturbian la visión y anestesian la capacidad de discernimiento respecto de sí mismos.

Por tanto, el síndrome de Gabriela nos revela cuán apegados estamos a un pasado cuyas elecciones indican lo que somos en el presente. Advierte de que la acomodación significa el mantenimiento, por tiempo indeterminado, de síntomas responsables por los desequilibrios psíquico-espirituales conocidos como psicopatologías.

Con todo, si deseamos “romper” ese paradigma que nos asocia a vidas pasadas, hemos de afinar la percepción de momento relativa a la vida actual, o sea, despertar para lo que debe encaminarse a alterar nuestro comportamiento, lo cual exige actitud retadora y, probablemente inédita respecto de las decisiones a tomar.

Estar conscientes de que el modelo que hemos internalizado es el responsable por los dolores del almaque hemos cultivado con el pasar de los siglos, representa el primer paso hacia nuestra auto-curación.

En esta dirección, al descender del pedestal construido por las impurezas de nuestras propias limitaciones, visualizamos el camino que hay que recorrer, del cual nos hemos desviado en algún momento del pasado.

Optar por desprenderse gradualmente de lo pretérito es percibir el presente como base para el futuro. Es aceptar la vida como oportunidad en que la renovación no tiene un tiempo determinado para comenzar, y la certeza de que el síndrome de Gabriela representa la paralización del proceso evolutivo del individuo, porque las cosas buenas que hemos acumulado son imperecederas, pues permanecen en el bagaje del espíritu que recorre el camino del equilibrio y del crecimiento interior.


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  



Sobre o autor
clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Transcomunicação Instrumental
artigo A liberdade de ser
artigo Você sabe quais os benefícios de um atendimento de radiônica?
artigo Do Oran Mor aos corações apaixonados pela Luz





horoscopo


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa