auravide auravide

Tan solo observando...


Traducción de Teresa - [email protected]

Recientemente, por pura casualidad, presencié una situación que me hizo pensar todavía más en lo importante que es no alejarnos de nuestra verdadera naturaleza.
Una persona intentaba a toda costa agradar a otras y, para ello, hacía todo lo que suponía que a las otras les gustaría, intentaba controlar todo a su alrededor y procedía de forma nada natural intentando adaptarse a una forma que supuestamente, según ella, gustaría a las otras.
Fue tan clamoroso verla salir de sí misma… para intentar ser quien no era, pensando que así agradaría a otros… que me di cuenta de cuántas y cuántas veces hacemos eso, consciente o inconscientemente… y de qué modo eso nos aleja cada vez más de la felicidad.

Qué ilusión creer que es posible agradar a quien quiera que fuese siendo diferente de lo que somos… y más ilusión aún, creer que podemos ser felices así.

Claro que aquella persona buscaba aceptación… reconocimiento… de forma totalmente equivocada, pero… quién puede juzgar al otro, que está en su camino haciendo lo mejor que puede…

Pero eso me ha hecho entrar en mí y pensar en algunas cosas.

Cuando intentamos proceder diferente de lo que somos para agradar a quien quiera que fuese, casi siempre nos equivocamos y perdemos un tiempo enorme, o toda una vida… adaptándonos para hacernos amar, aceptar, reconocer… Si cambiamos y negamos nuestra naturaleza, es posible que no agrademos a nadie y, podemos, como máximo, atraer a personas que también fingen que les gusta nuestra forma de no ser.

Me puse a pensar por qué nos perdemos tanto de nosotros mismos y de la sencillez… Por qué complicamos lo que podría ser tan natural y sencillo…
Han puesto tantas normas y etiquetas y tantos tiene que ser así… y asá… que nos hemos olvidado completamente de quiénes somos. Nos han formateado para tantos papeles, que nos hemos olvidado de nuestra verdadera naturaleza… Y así nos va…

Aunque siempre es hora de sacudirnos todos los añadidos… de quitarnos las máscaras y de tener el valor de revelar toda nuestra sencillez…
De aceptar que somos humanos y que forma parte reír y llorar… expresar nuestras emociones y sentimientos con naturalidad.

Pasé casi dos meses con mi nietecito… y de ese bienaventurado contacto he podido aprender muchas cosas…
Los niños no se preocupan por agradarnos, hasta que les enseñamos falsos modos de ser para agradar al otro.
Los niños viven en el presente… hasta que les enseñamos cómo prenderse al pasado y al futuro en busca de control y seguridad.
Los niños se revelan tal como son… hasta que les enseñamos que, para estar en este mundo civilizado es preciso adecuarnos a comportamientos y normas, aunque eso nos cueste alejarnos de nuestra esencia…
Los niños no tienen miedo de revelar sus emociones hasta que les enseñamos que eso puede ser arriesgado…

Enseñamos a los niños a ser diferentes de lo que son… para que después de adultos, quién sabe un día… lleguen a la conclusión de que necesitan desaprender todo lo que impide su expresión más pura.
Creamos un mundo de ilusión e intentamos adaptarnos a él a toda costa… y eso nos cuesta el bien más precioso…

Me puse a pensar que, en vez de enseñar tantas cosas a los niños, deberíamos aprender muchas cosas con ellos… Tan solo observando.

Acabé de escribir este texto y al poco rato una amiga me telefonea contando un sueño que tuvo conmigo…
En una parte del sueño estábamos en una casa muy antigua y había un camafeo con una linda pintura de una Madona. Cuando ella abre la ventana percibe que por encima de la pintura original de la Madona han hecho la de una Madre severa.
En una parte del sueño ella me ve intentando dialogar con algunas Madres severas que también vivían allí, y esto yo lo hacía con mi modo natural de ser… Y ellas no me escuchaban y me dejaban hablando sola… y mi amiga piensa que yo voy a tener que cambiar mi modo de ser, y reaprender, para adaptarme a aquel lugar que es diferente.

Quién sabe si en el sueño ella accedió a memorias de algunas de las veces en que hemos modificado nuestro modo de ser para adaptarnos… Pero me alegró mucho la sincronía... y limpié esas memorias con el Ho’oponopono...


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Só observando...


rubia
Rubia A. Dantés é Designer, cria mandalas e ilustrações em conexão...
Trabalhos individuais e em grupo, com o Sagrado Feminino, o Dom e o Perdão...
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa