auravide auravide

Tensión de fin de año


Traducción de Teresa - [email protected]

Con la proximidad del fin de año, las fiestas acercándose, hay la sensación de que no se ha realizado todo lo que se quería: son deudas que saldar, proyectos que concluir, conflictos que solucionar, personas que perdonar, cambios que hacer efectivos, matrimonios que hacer y otros que deshacer, palabras que decir; en fin, los deseos y las cobranzas, principalmente las internas, se hacen presentes, teniendo como plazo el final del año. A ese abanico de exigencias, se suman además los múltiples compromisos típicos de fin de año: compras, con quién y dónde pasar las fiestas, regalos, viajes, vacaciones, etc. Todos parecen correr contra reloj, pues el tiempo se hace cada vez más escaso, y de pronto, las personas piensan que pueden abrazar el mundo, cuando muchas veces no consiguen siquiera abrazarse a sí mismas.
Quieren hallar todas las soluciones, resolver todo cuanto ha quedado pendiente, retomar planes inacabados, concluir todo aquello que siquiera han comenzado, o bien, ya empiezan a preocuparse con las metas para el año que va a empezar. A todo esto se añade, además, ansiedad, preocupación, fatiga y estrés debidos a problemas rutinarios, y la sobrecarga se vuelve inevitable, generando irritación, insatisfacción, en fin, una angustia insoportable, cuyo origen generalmente se achaca a los factores externos Pero ¿será de veras así?

Como no siempre se consigue o ni siquiera se reflexiona sobre los conflictos internos, la gente pasa a preocuparse tan solo con los factores externos, como los regalos que hay que comprar, la comida que se hará, los armarios para ordenar, viajes que hacer, y la reflexión pasa a un segundo plano, como si pensar fuese sinónimo de dolor.

La proximidad de las Navidades con todo su simbolismo parece por si sola movilizar las emociones, alterando nuestra afectividad y muchas veces dejándonos tristes. Las decepciones y frustraciones parecen cada día afectarnos más. Muchos, como tienen dificultad para identificar y lidiar con lo que sienten, acaban por sobrecargarse de actividades, como para no pensar ni sentir. Nos atiborramos de compromisos no solo porque es preciso cumplir con ellos; queremos más tiempo, no solo porque éste se va rápidamente, sino principalmente para no entrar en contacto con nuestra realidad interna. Como defensa, buscamos inconscientemente huir del encuentro con nuestros propios sentimientos como forma de garantizar menos sufrimiento. Pero el huir no sirve de nada.

Reflexionar acerca de lo que sentimos puede hasta causar dolor, pero es preciso recordar que huir no reduce ese dolor, solamente no nos deja ser conscientes de que él existe, y solo reflexionando sobre lo que sentimos podemos hacer que pare de doler. Hemos de recordar que no somos máquinas en que pulsamos botones de conectar y desconectar y éstos obedecen a nos nuevos comandos inmediatamente. ¡Y qué bien que somos seres humanos! ¡Seres humanos libres para pensar, sentir, elegir cosas nuevas, amar, vivir!

Cuando se acerca el final del año nos sobrecargamos con exigencias como si quisiésemos compensar el tiempo perdido. De esa ansia de hacerlo todo surgen las insatisfacciones. ¿A qué atribuyes eso que sientes? ¿Qué tal reflexionar sobre las posibles causas de tus sentimientos? ¿Será que vas a pasar estas fiestas con quien realmente deseas pasarlas? Y tu vida, ¿la estás conduciendo tal como te gustaría? Escribe sobre lo que sientes, eso podrá ayudarte a comprender el origen de tus sentimientos. Procediendo con consciencia disminuirá tu necesidad de buscar fuera, pues sabrás que puedes contar con lo que hay dentro de ti, ¡y eso marcará una gran diferencia! Deja de correr contra el tiempo, ¿no basta ya la correría diaria? Debes estar en paz contigo mismo, y para ello no es preciso correr contra el tiempo, sino dejar de hacerte exigencias de perfección, al fin y al cabo ¿quién es perfecto? Deja inmediatamente de criticarte viendo en ti solamente defectos. ¿Será cierto que de veras no hay nada bello en ti? Deja de escapar al espejo y contémplate con atención, sin tratar de encontrar algo que criticar. Mírate con ojos de quien ama. ¿Sabes cómo es aquella mirada que transmite por encima de todo, comprensión y amor? ¿Será posible que tú te contemples así? Mira realmente para lo que hay de mejor en ti, y descubrirás que eres un ser divino, que merece cariño, atención, respeto ¡y mucho, mucho amor! Lo mejor siempre es observarte internamente, asumiendo tu realidad e identificando cada sentimiento que hay dentro de ti.

La verdadera sabiduría no es acumular informaciones y conocimientos, sino poner en práctica cada uno de ellos. ¿De qué sirve, por ejemplo, ser un profesional competente, responsable, si no percibes el momento de ir más despacio, de dar más atención a las personas que amas? Es importante definir prioridades para no sobrecargarte. Aun cansado, las justificativas siempre son de que no se ha tenido tiempo para descansar, viajar. Pero yo pregunto: si sobreviene un infarto y tienes que permanecer 15 días en la UCI, ¿habrá tiempo disponible? Seguro que sí. Pero si podemos evitar más sufrimiento con pequeñas alteraciones en la rutina diaria, ¿por qué dejarlo para después? ¿No podría ser demasiado tarde?

Piensa en todo esto y reflexiona un poco más sobre tu vida. Al fin y al cabo, todos tenemos nuestros propios límites y puede ser mucho más sabio que cada cual respete los suyos, se pare y reflexione. ¡Y para eso no es preciso esperar a que comience el próximo año!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Tensão de fim de ano


zago
Rosemeire Zago é psicóloga clínica CRP 06/36.933-0, com abordagem junguiana e especialização em Psicossomática. Estudiosa de Alice Miller e Jung, aprofundou-se no ensaio: `A Psicologia do Arquétipo da Criança Interior´ - 1940.
A base de seu trabalho no atendimento individual de adultos é o resgate da autoestima e amor-próprio, com experiência no processo de reencontrar e cuidar da criança que foi vítima de abuso físico, psicológico e/ou sexual, e ainda hoje contamina a vida do adulto com suas dores.
Visite seu Site e minha Fan page no Facebook.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa