auravide auravide

Todo Está Bien: Somos Lo Que Necesitamos


por Marcelo Hindi - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Ser feliz y vivir en paz, experimentando amor, salud y prosperidad es el deseo de toda la gente y es la fuerza motivadora de toda acción cotidiana, incluso cuando tal acción se encamina a intentar evitar sufrimiento. Esto puede parecer obvio – hasta aquí, ninguna novedad – y si tú piensas de ese modo, has de saber que es absolutamente correcto. No obstante, no siempre lo que es obvio se vive y experimenta de modo consciente. Si el sentir placer y evitar sufrimiento son nuestras motivaciones de vida, es preciso revisar la importancia atribuida a ciertas situaciones, hechos y decisiones para restablecer nuestra armonía integral, toda vez que la ansiedad, el estrés, el sufrimiento por apego, la ambición desmedida, entre otras experiencias, no se corresponden exactamente con aquello que consideramos armonía integral ¿no es cierto?

¿Cuándo ha sido que nos hemos distraído y hemos dejado de prestar atención a nuestras necesidades elementales? ¿Por qué hemos dejado de experimentar placer en vivir y hemos complicado tanto – o hemos dejado que nos complicasen – nuestro momento presente? Las preguntas son innumerables, aunque en este texto se destaca la siguiente: “¿Qué se puede hacer, ahora, para experimentar más satisfacción y calidad de vida?”
En algún momento de nuestra vida nos hemos sentido leves, tranquilos, satisfechos. Ahora sentimos tensión, preocupaciones, anhelos, apegos, deseos y todo esto añadido al exceso de importancia que atribuimos a lo que es pasajero, resulta en una relación poco sana y sin armonía con la vida. Muchos pueden afirmar que sufrir un poquito es normal, trivial, banal, y forma parte de la experiencia de “estar vivo”. Es esencial el rescate de una pizca de inocencia para preguntarse: “¿es corriente el sufrir un poco? ¿Por qué tiene que ser así? ¿Por qué no puede ser de otra manera?”. Y al cuestionar esos puntos es posible llegar a la audaz conclusión de que no tiene que ser banal el sufrir; que es posible desaprender a sufrir y restablecer la armonía integral. Si sufrir en dosis es banal, trivial, corriente, a partir de ahora yo os invito a desmontar lo que se entiende por banal, pues ninguno de nosotros es banal – somos seres únicos, divinos, potencialmente ilimitados – y ha llegado el momento de que rompamos relaciones, en definitiva, con el conformismo y la dilación del placer de vivir.

Llegar a la conclusión de que vivir puede ser una experiencia mágica, placentera, inspiradora y saludable, convoca nuestra voluntad consciente a actos encaminados en ese sentido. Conocemos muy bien nuestro punto de partida: es todo aquello que constituye nuestro presente, como las emociones, pensamientos, estado vibracional, relaciones sociales, etc.
El paso siguiente es definir claramente nuestro punto de llegada, que es la armonía integral. Establecemos metas en un tiempo diferente – el futuro – y empezamos a elegir, a hacer reflexiones, actos conscientes y bien alineados con aquello que queremos edificar. Las referencias adoptadas para nuestras reflexiones y auto-verificación son sencillas, pero es muy importante no solo creer en ellas; es fundamental que tales referencias participen activamente de cada experiencia, o sea, aquello en que creemos ha de alinearse con aquello que pensamos, decimos y sentimos. He aquí la relación de armonía entre el proceder finito (en los escenarios de la vida) y el proceder infinito (en el territorio de la Conciencia).

El individuo en su estructura nuclear es portador de Paz y Contentamiento verdaderos e incondicionados. No necesitamos buscar fuera de nosotros aquello que ya es de nuestra propia naturaleza. Lo que tenemos que hacer es revelar en nuestros actos esos tesoros del alma. Para ello, practiquemos la pacificación de los pensamientos y emociones, a fin de que nuestros actos y palabras resulten en expresiones igualmente pacificadas. El contentamiento, a su vez, es revelado por medio de la concienciación de que ya somos todo lo que necesitamos. Todo lo que el mundo aparente ofrece no satisface nuestra estructura nuclear, no estamos condicionados a nada. Esa es la percepción de la simplicidad del vivir plenamente.

Si tenemos o actuamos en el sentido de experimentar los “vasos de barro”, es por excedente que la vida nos ha posibilitado – el ejercicio de un derecho, pero jamás una necesidad (llamémoslo lucro). En cuanto a los vasos, como expuse en un texto anterior denominado vasos de barro, me refiero a todo aquello que es transitorio y no permanente – que tiene principio y fin. El vaso está hecho del barro de la tierra, y cuando el vaso se rompa, cuando deje de atender a la función que tiene atribuida, volverá a la tierra. Todo vaso se rompe tarde o temprano. Solo es cuestión de tiempo. Ni la propia tierra permanece. Entenderlo así es muy útil para comprender las circunstancias, acontecimientos, objetos, proyecciones y deseos experimentados.

Todo en la vida está en constante movimiento y, en el mundo de las apariencias e impresiones, hay un comienzo y un final. Nada que sea irreal permanece: lo que nace, muere; lo que empieza, termina. Únicamente lo que es Real permanece y el SER es Real, el Estar, no. El mundo aparente, sensorial, de los fenómenos, con todas las formas y grados de manifestación de energía, tiene un comienzo y, por eso mismo, un fin. Por tanto, desbanalicemos lo banal, experimentemos la paz y el contentamiento y reconozcamos que nuestra armonía integral es incondicionada y, por tanto, ya es Presente. La definición de un punto de llegada sirve tan solo para establecer un camino de acción consciente, entre el ahora y la meta (el camino de la Realización). Por fin, respondiendo a la pregunta central “¿Qué hacer?”, afirmo con satisfacción: “Vive cada momento como la oportunidad de Sentir tu Divina Esencia y Armonía con el Todo”. Tú ya Eres lo que Necesitas. Éxito en tus experiencias.

Un fuerte abrazo

Marcelo Hindi – Psicoterapeuta Holístico


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa