auravide auravide

¡Tú y las sintonías del pasado!


por Flávio Bastos - flaviolgb@terra.com.br

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Muchos de nosotros, en ciertas situaciones y sin que comprendamos los motivos, actuamos de una forma inesperada que no se combina con nuestra personalidad o nuestro modo de ser y proceder. Pasada la experiencia, empezamos a reflexionar sobre el por qué de haber adoptado aquella actitud poco común.

En otras situaciones, de forma plasmada en nuestra mente, fijamos una imagen que es siempre la misma, sin que tengamos recuerdo de su origen, pero que permanece inmutable como si fuese un cuadro mental grabado de una experiencia anterior.

Hay momentos en los cuales no somos capaces de explicar ciertas sensaciones térmicas: ¿Por qué sentimos frío asociado a un sentimiento que momentáneamente experimentamos? ¿Cuál es la razón de esa repentina sensación que nos invade, hasta el punto de que buscamos el calor en la protección de un abrigo o de una manta?

Estas experiencias, sin embargo, difieren de una persona a otra. En algunas se hacen más intensas, en otras menos intensas o incluso inexistentes. Y la razón de esa diferencia está en el nivel de mediumnidad de la persona, porque la mediumnidad ostensiva (equilibrada o en desequilibrio), y algunos casos diagnosticados como esquizofrenia, representan situaciones en que la sensibilidad mediúmnica del individuo se halla aflorada y en sintonía con experiencias psíquicamente traumáticas o sentimientos del pasado no resueltos, que acaban por comprometer el equilibrio emocional de la persona.

Es el relato que veremos seguidamente, ocurrido en el presente mes, durante el primer atendimiento de la psicoterapia interdimensional en la ciudad de Río de Janeiro.

Laura es una típica carioca: risueña, comunicativa, sociable, pero con un sentimiento no resuelto sobre la energía del amor. Había sido criada por su padre y una madrastra desequilibrada emocionalmente, quien le hizo pasar por experiencias de maltrato en la infancia.

A la edad de trece años conoció a un chico del que se enamoró. Sin embargo, con el paso del tiempo, el carácter del novio se fue revelando a la luz de la verdad. Aun así, a los catorce años, Laura se quedó embarazada y de esa relación, que duró quince años, nació otro hijo varón.

Cuando se separó, a los treinta años, Laura decidió mudarse con sus dos hijos a un pueblo del interior paranaense, donde había vivido con sus padres algunos años durante la infancia, y donde permanece hasta hoy, aunque con cierta frecuencia retorne a Río de Janeiro para visitar a sus familiares.

Laura, que es médium espírita y terapeuta reikiana, buscó atendimiento en la P.I. porque desde la infancia convive con experiencias que para ella no tienen explicación racional. Fueron varias las situaciones en que repentinamente tuvo que adoptar actitudes de difícil explicación a la luz de la ciencia, como la reacción inmediata que tuvo al ser molestada en un autobús en Río de Janeiro, movilizando al conductor y a los pasajeros y haciendo que las dos personas implicadas en la cuestión saliesen inmediatamente del colectivo. Experiencia en que la firmeza de actitud, la frialdad y la estrategia adoptada en aquel momento, no formaban parte de su personalidad, como ella misma registró: “Fue como si yo estuviese en trance, me sentía con el coraje de un hombre valiente”.

Otras situaciones que la impresionaron y para las cuales no tenía respuesta, era el frío que sentía, principalmente cuando se asociaba al sentimiento de soledad o a algunos síntomas depresivos: “En tales ocasiones tengo que ponerme abrigo, manta, gorro y hasta un edredón para taparme, tal es el frío que siento”, dice refiriéndose a la intensidad de las experiencias.

Laura traía consigo desde la infancia una imagen congelada en su mente, que después se convirtió en un lienzo dibujado y pintado por ella: era la imagen de una monja desnuda, arrodillada, la cual, extremadamente angustiada por el sentimiento de culpa, pedía perdón a Dios.

Tras la primera sesión de psicoterapia que también fue evaluativa del caso, pasamos a la regresión de memoria con fuerte indicativo de sentimientos no resueltos que se asociaban a sus emociones, sensación térmica (frío), así como de inexplicables experiencias de lo cotidiano, cuando tenía la sensación de actuar como si tuviese otra personalidad. Y la experiencia regresiva fue hasta el fondo en la búsqueda de las conexiones interdimensionales señaladas por los indicativos de la psicoterapia.

LA REGRESIÓN

En la primera vivencia, en el útero materno de alquiler, según se enteró más tarde, Laura se siente amada por su padre biológico que desea tener a una mujer por hija. Una fuerte emoción la envuelve cuando, después del nacimiento, se siente protegida en brazos de su progenitor. Nueva emoción la invade cuando, de la mano, pasea con aquel que ha sido la referencia afectiva de su vida.

En la segunda vivencia, Laura siente mucho frío. Se percibe viviendo en la calle. Era una niña que a causa de los malos tratos había huido de casa y se encontraba mendigando por las calles. Había sido una vida de mucho sufrimiento que termina en el seno de una “familia” de mendigos que se unieron por afinidad.

En la tercera vivencia ella se percibe como una religiosa que experimenta un intenso sentimiento de culpa, pues se había enamorado perdida y platónicamente por un muchacho. Por eso se siente atormentada por la culpa del pecado, y en un acto simbólico, completamente desvestida, se arrodilla y pide perdón a Dios. Con todo, desencarna con el sentimiento de amor no resuelto.

En la cuarta vivencia, Laura se siente un hombre en la cima de una colina haciendo una evaluación de su vida. Era un guerrero hábil en el arte de los combates cuerpo a cuerpo. Pero cansado de tantas muertes y combates sangrientos, ya no veía sentido en servir a un señor de la guerra o en ejecutar un plan en que por su preparación y conocimientos era pagado para matar. Era un viejo guerrero ninja que desertaba de la violencia que había caracterizado su vida.

COMENTARIO

Los efectos de un sentimiento más intenso o de una sensación inexplicable, por lo regular encuentran sus orígenes a partir de la situación intrauterina y hacia las vidas pasadas.

La experiencia regresiva de Laura demuestra, una vez más, que personas dotadas de una sensibilidad especial (mediúmnica) pueden envolverse en experiencias vitales de difícil explicación desde el punto de vista de la psicología clásica.

El caso abordado en este artículo revela que sentimientos y sensaciones más intensas encuentran sintonía en acontecimientos o situaciones inimaginables bajo el prisma de la visión lineal de la naturaleza humana. Visión que no contempla las experiencias de otras vidas, a las que se puede tener acceso por el archivo de la memoria extra-cerebral.Por tanto, la experiencia regresiva e interdimensional de Laura, que tuvo acceso a informaciones de sus memorias cerebral y extra-cerebral, fue precisa y rica en la calidad de las informaciones que necesitaba para elaborar un mejor nivel de auto-conocimiento.

En la experiencia regresiva, Laura, su mentor y el terapeuta interdimensional, superaron la “barrera del tiempo”, sin transgredir las leyes de la reencarnación, o sea, aquello que se permitió fue autorizado en beneficio de Laura, lo cual es indicativo de su merecimiento.

OBSERVACIÓN: La verdadera identidad de la persona fue preservada.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa