auravide auravide

Un poco de humildad no hace daño a nadie


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

¿Sabéis cuál es el mayor peligro cuando empezamos a enveredar por el camino de la espiritualidad? ¡Es el de considerarnos superiores a los demás! En general, cuando empezamos a estudiar acerca de la espiritualidad lo hacemos por puro egoísmo, sí, egoísmo, porque en realidad no estamos pensando en ‘los demás’, sino en nosotros mismos. Queremos saber más sobre el mundo espiritual para poder controlar el rumbo de nuestras vidas, creyendo que con eso podemos cambiar nuestro destino. Raramente veo en mi consulta a alguien interesado sencillamente en comprender cuál es su papel en esta encarnación, pura y simplemente. El conocimiento que queremos es aquel que nos permite el control que deseamos ejercer sobre nuestras opciones, sobre nuestros caminos, y nada hay de malo en esto; no obstante el Conocimiento, con “C” mayúscula, nos abre las puertas del entendimiento y desarrolla nuestro Yo Interior, conectándonos directamente con la Luz. Es muy difícil, sin embargo, no dejarse llevar por la tentación de manipular, de obtener ventaja con nuestro conocimiento para manipular nuestra vida, pues creemos, en nuestra mente pequeña y limitada, que seremos así capaces de cambiar nuestro destino. Poco a poco empezamos a sentirnos poderosos, y a mirar a los demás seres, comunes mortales, como seres inferiores ¡pobrecillos! Tan pronto como empezamos a cosechar algunos resultados de nuestro aprendizaje, percibiendo que podemos mejorar nuestra vida material, adquiriendo mayor bienestar, miramos a los demás pensando, “¡yo soy mejor que ellos, porque yo consigo controlar mi propia vida!”

En realidad, el verdadero espiritualista nunca piensa de ese modo, sino que mantiene siempre una enorme humildad en su pensamiento, poniéndose a disposición del Creador. Él sabe que todo su poder le viene de la Verdadera Luz y que nada podría hacerse sin esa Luz, emanada del Gran Ser, que le envía las energías necesarias para seguir adelante cumpliendo su karma.
Esta semana una futura mamá me ha preguntado si al optar por que una criatura nazca mediante cesárea, podría ella estar modificando el destino de esa criatura. Suelo llevar a cabo un estudio de Hora de Nacimiento para muchas embarazadas, incluso porque esto las deja más tranquilas respecto de obtener un buen parto y un buen nacimiento para su bebé. Pero creedme, ni yo como astróloga ni mago alguno de ninguna especie, podrá sobreponerse a la voluntad de Dios, al designio establecido de antemano. Puedo hacer un estudio detallado del mapa de la madre, eligiendo la fecha más conveniente para el nacimiento de ese bebé, pero es el Cosmos (Dios o como queráis llamarle) lo que habrá de conspirar para que él (esa alma que va a encarnarse) elija el momento cósmico adecuado para cumplir su misión en la Tierra. Si creemos que elegimos nuestro destino – nuestro karma – de antemano, antes de nacer, entonces debemos creer que cualquier parto, ya sea prematuro, ya por cesárea o natural, también será ‘pre-escogido’, ¿no? Por ello estoy convencida de que ni yo ni nadie tiene el poder de cambiar el destino de otra persona.

Por otra parte, podemos elegir a lo largo de nuestro camino, y esas opciones pueden hacerse con permiso del Cosmos, pues así es como funciona la cosa. ¡Si nos ponemos en sintonía con la Luz y deseamos nuestra evolución espiritual, esa Luz iluminará nuestra mente y todo lo que elijamos será PARA NUESTRO BIEN! Por esa razón, incluso cuando consideramos que no estamos consiguiendo obtener aquello que queremos (normalmente son conquistas materiales), debemos continuar humildemente pensando: ¡Dios haga lo que es mejor para mí!

Si queremos evolucionar espiritualmente y si realmente estamos en el camino del Conocimiento, no debemos mirar a nuestro semejante pensando: “¡Yo soy mejor que ese sujeto! ¡Tengo menos defectos, yo sé más, yo puedo más!” Si hacemos eso habremos estacionado en nuestra evolución, y quedaremos detenidos simplemente en un determinado nivel, contentándonos con el conocimiento adquirido, dejando atrás mucho por hacer. Alguien ha dicho que el conocimiento es como una bola que flota en un mar de ignorancia: cuanto más se infla la bola mayor será su ‘campo de visión’, entonces se dará cuenta de que el mar a su alrededor se hace cada vez más ancho y sabrá también que todavía le queda mucho por aprender.

En sintonía con las energías de estos últimos días de Escorpio, podemos continuar en nuestro camino de transformación, ¡pero hagámoslo con mucha humildad! La humildad, desgraciadamente, no es una característica inherente a ese signo, muy al contrario. Pero la energía de este mes contiene un antídoto que nos impide estancarnos en un determinado nivel sintiéndonos orgullosos de nuestro poder, y nos ayuda a no inmovilizarnos en nuestras conquistas, ayuda a salir de encima del muro, a dejar de sentirnos satisfechos con nuestra mediocridad, ¡y esto es muy bueno! El nativo de Escorpio no suele pararse ante los obstáculos y, aun a riesgo de parecer por demás prepotente e incluso arrogante en sus actitudes (¡él no tiene nada de humilde!) posee una gran cualidad: está siempre dispuesto a remangarse y a superar los eventuales obstáculos para poder alcanzar sus objetivos. ¡Peca tan sólo cuando cree que puede ser Dios e intenta manipular su vida y la de los demás!

El de Escorpio tiene otra particularidad: lo ve todo en blanco o negro y piensa que los demás son sus amigos o sus enemigos, sin término medio. Y, como no consigue encontrar esa vía del medio, actúa siempre en una sola dirección: ¡con él no existe eso de pararse sobre el muro, detenerse ante un obstáculo, una puerta cerrada! Él siempre sigue adelante sin que le importen las dificultades, sin perder de vista su objetivo. Por eso parece una persona tan determinada y a veces actúa con prepotencia y arrogancia. ¡Sin embargo, podemos procurar incorporar las cualidades de Escorpio, determinación y persistencia, para continuar en nuestra transformación en el camino de la espiritualidad! ¿Vamos entonces a utilizar esa energía para dar un nuevo brío a nuestra vida? ¿Vamos a continuar ese proceso de transformación iniciado en el mes de Escorpio?Podemos entrar en sintonía con la Luz de Escorpio y dar un empuje a las cosas que están paradas en nuestras vidas. ¡Podemos reunir las fuerzas para superar otro obstáculo más todavía, podemos buscar nuevos objetivos, o entonces, además, darle la vuelta, para salir del fondo del pozo! ¡Creedme, la Luz iluminará vuestras decisiones, guiará vuestras opciones y podéis creerlo, solamente ocurrirá aquello que Él permita que ocurra! Sabed pedir con humildad al Genio que es una manifestación de Dios y sabed agradecer de antemano la Luz recibida. ¡Procurad superaros a vosotros mismos, seguros de que podéis cambiar todo aquello que queráis, pero sin olvidar que habréis de alejar de vosotros los pensamientos de arrogancia y de soberbia, ya sean relativos a Dios o relativos a vuestro prójimo!

Con la ayuda del Genio Cabalístico nº 33, YEHUIAH, conseguirás superar tu ‘lado negro’ y alcanzar la humildad necesaria para encontrar la verdadera Luz. El salmo de lectura de este Ángel es el 33.



¡Mucha Luz en el camino de todos!
São Paulo, 6 noviembre de 2007


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Um pouco de humildade não faz mal a ninguém




graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. grabnn Atende em seu consultório em SP com hora marcada no horário comercial.
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa