auravide auravide

Visiones y Encuentros Espirituales de Maire Claire


Autor Wilson Francisco
[email protected]

Traducción de Teresa
[email protected]

Maire Claire tenía mucha fe en el Dr. Takamura/Espíritu que controló su vesícula, sin operar, y curó varios dolores en sus piernas y columna. En abril, una neumonía grave casi la llevó a una parada respiratoria fatal. Las muchas tristezas de la vida y el tabaco se aliaban, de forma letal, contra su salud. Le quedó un dolor en el abdomen. Un médico le indicó hacer una resonancia y el resultado sorprendió a todos: cáncer en el hígado. Se sintió indignada: ¿por qué el Dr. Takamura no “vio” ese tumor? ¡Tampoco el Chinés y otros Espíritus que la atienden habían dicho nada sobre eso! El descreimiento la hizo derrumbarse.

Al cabo de unos días, una noche, el Dr. Takamura vino, la desligó del cuerpo y la llevó para que fuese tratada en un Hospital Espiritual. Ella recuperó la confianza, se sintió acogida, mimada. La intervención de los Espíritus en el mundo físico es un fenómeno fantástico, que bordea el sueño, lo inimaginable. Encanta y enciende la luz de la esperanza.
En otra oportunidad, una conferenciante de la Seicho-no-ie, me preguntó si podría registrar el nombre de Maire en la Fundación Yogananda; ellos atienden a miles de personas de varios países. Y están aquellos que se inscriben en un seminario virtual y, al final, reciben una Tarjeta Credencial Energética, semejante al Ohicari, dado en la Mesiánica.
Pasados unos días, en la reunión domiciliaria en que ella participa, una de las integrantes vio a Yogananda en la sala como un centinela, al lado de Maire Claire. ¡Qué interesante!
Petición hecha y prontamente atendida. ¿Qué méritos tiene ella? Yo siempre digo que el merecimiento es un misterio. Ella tuvo el apoyo. Los dolores, no obstante, continúan intensos y continuos. Y el tumor en el hígado, sigue allí, todo inviolable. Al final, los Espíritus ¿curan o no?

Una noche, Maire Claire recibió la visita de Claudio Teles, amigo de muchos años, ambos tienen gran afinidad. Él no lidia bien con pérdidas y un cuñado suyo se había muerto hacía dos días. Lloró y ni siquiera quiso enterarse del sufrimiento de Maire. Ella escuchó sus lamentaciones. Él se marchó. ¡Y “dejó” con ella la presencia espiritual del cuñado muerto y además sus dolores! Qué visita, ¿eh?
Tú que me lees, no quieres, naturalmente, una presencia de esas. Ella no tuvo elección. El enfermo, no siempre decide o elige. Ahora bien, ¿será justo que ella quede afectada por todo eso? Vale, ella es médium, ejerció durante más de 40 años ese sagrado ministerio. Resultado: se sintió mal de madrugada. Su marido recibió a un Mentor, hizo apoyo espiritual y nada de mejorar. Entonces, ella “vio” mediúmnicamente entrar en el cuarto, a Seu Zé Pelintra, un Exu, que tenía faz de perro y hombre y cuerpo de animal, y otro Espíritu, con turbante en la cabeza. Éste, dijo ella, no era muerto, era un hombre encarnado, que estaba allí por proyección o desdoblamiento. Los tres, dice ella, eran amigos de su marido y habían venido a auxiliar.
El Exu se le acercó, pasando, con delicadeza, sus patas sobre el cuerpo de ella. ¡Ella percibía saliendo de su cuerpo toda la energía negativa que había quedado, de la presencia del amigo Teles! Aliviada, agradeció. Entonces, el Espíritu vivo le ofreció apoyo. Trajo una vasija con sangre de animal, que había sacrificado en ritual y afirmaba que podría curar sus manos (ella tiene entumecimiento en ambas manos, por efecto de la quimioterapia). Ella lo rehusó, en principio. Él, respetuosamente, aceptó la negativa y todos se marcharon. Ella quedó bien.

Maire Claire es así, se relaciona, mantiene conversaciones, ve los Espíritus y tiene sus convicciones. Acepta y admira la dedicación de los Exu y trabaja con ellos. Uno de ellos la llevó a conocer su caverna (aunque ella no acepta la utilización de aguardiente, cigarros puros y otras costumbres).

Esta semana hemos sabido que la médium que “recibe” al Dr. Takamura va a dejar de trabajar, está cansada y enferma. Ederlazil, la médium del algodón, también está casi dando por concluidas sus actividades. Son dos Misioneras del Bien, les rindo homenaje con mi gratitud y cariño. Y queda en la cabeza de las personas ¿por qué ellas no son curadas? ¿Por qué Maire Claire, con cáncer y dolores intensos, fue utilizada para dar apoyo al cuñado del amigo? Hay misterios casi insondables, en la mediumnidad.

Yo investigo, estudio y practico. Me siento bendecido por ofrecerme Dios esa oportunidad. Sigo mi camino, percibiéndolo como mi cielo y utilizo, con alegría, el 100% de mi visión, que actualmente es sólo del 15% en un ojo, el izquierdo. En el derecho, he sufrido su pérdida total.
Un amigo muy espirituoso me dijo: Wilson, tú ya has leído mucho, ¡ahora escribe y practica! Yo bendigo el consejo y lo sigo!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa