auravide auravide

¿Vives para agradar a otros?


por Nelson Sganzerla - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

¡Y bien! ¿Es ese tu caso? Si la respuesta es afirmativa yo te digo que la mayor parte de las veces estás perdiendo tu tiempo, y permitiendo que otros usen tu energía. Sí, eso es, la mayoría de la gente lo que hace es llevarse tu energía, por eso al final del día viene aquella fatiga, que no sabes de qué, a fin de cuentas el día no ha sido tan agotador.
Si a todos dices que sí, si a todos procuras servir, creyendo que van a reconocerte como persona buenísima, estás rotundamente equivocado.

En nuestro día a día estamos rodeados de personas, con innumerables pensamientos, pesados, personas con semblante cargado de negatividad, y ya solo el hecho de acercarnos a ellas nos deja incomodados; y cuando se deciden a hablarnos, nos sentimos en un ambiente gris, algunos incluso notan un olor extraño en el aire. Es fácil reconocer a personas así. Por lo regular van con los ojos bajos, la cabeza siempre inclinada hacia el suelo, los hombros caídos y los labios casi siempre cerrados y con las comisuras hacia abajo.

Las personas así necesitan la energía de otros para vivir su día, y de modo inconsciente buscarán esa energía en las personas sensatas, las que están a bien con la vida, las que han bajado la guardia y están siempre receptivas a todo y a todos; por lo tanto, ten cuidado, tú, que crees que todos te adoran, te aman y viven elogiándote; haciéndose pasar por amigos, son en realidad vampiros de tu energía.

Todo alrededor es energía, vibrando en varias cotas; el barrio donde vivimos tiene la energía de las personas que allí viven. Habéis notado que hay barrios que cuando pasamos por ellos sentimos como algo feliz en las casas, en las ventanas y balcones; lo que observamos, todo nos remite a un hogar feliz.
Así como hay barrios que solo con pasar en coche sentimos tristeza; por lo regular, las casas son cerradas, ventanas y cortinas echadas, como si las personas tuviesen miedo de abrirlas y de ver la luz del sol. O cuando pasamos por la noche, notamos una luz amarillenta, debilucha, en el interior de la sala o en el patio; son sitios de poca energía, donde por lo regular viven personas solas o de edad avanzada, que sufren soledad y abandono.

O quizá te hayas mudado a un sitio nuevo, y pronto surgen aquellas personas que con la disculpa de la política de la buena vecindad, vienen a ofrecerse; cuidado: personas así solo quieren saber cómo y de qué manera vives, o la típica pregunta de las reuniones sociales, cuando las personas que no te conocen enseguida tratan de saber a qué te dedicas.
Por lo regular son oportunistas y tratan de saber cómo habrán de sacar provecho, de ti o de la buena situación en que te encuentras.
Todo es energía y todo vibra, y has de aprender a esquivarte de dichas energías bajas; personas o parejas que solo hablan de sexo, y cuando digo sexo quiero decir bajezas ¿te das cuenta?
Parejas en que el marido, en medio de un grupo de amigos, habla mucho de sexo, poniendo en compromiso a su compañera y en todo ve maldad, y siempre está diciendo: - Mi relación con mi mujer, todo es sexo. No lo creas, la mayor parte de las veces es mentira, es una manera torpe de llamar la atención hacia la masculinidad que quizá no tenga, o incluso de llamar la atención de otra persona de manera bajuna. Están aquellos que solo hablan de crímenes y de barbaridades que han visto, o aquellos que siempre sacan ventaja de sus transacciones comerciales, siempre consiguen el mejor precio, el mejor descuento, saben negociar como nadie y siempre compran lo mejor. Ciertamente conocéis personas así, que solo valoran lo que les pertenece, lo de los demás nada vale.

A comportamientos así, les llamo baja energía, que te abducen y te llevan a su mismo nivel; huye de eso. Es mucho mejor quedarte escuchando las historias de aquella amiga pelmaza, que solo habla de los viajes que hizo.

Bien sé que vivimos en sociedad y es preciso relacionarnos con todos, de modo educado y agradable, estoy plenamente de acuerdo, al fin y al cabo es preciso transmitir sociabilidad a nuestros hijos. Pero llevar esa clase de gente a nuestra casa y a nuestra convivencia, eso es otra cosa; las personas así son como el sol, solo aparecen cuando el tiempo está bueno.
Pon atención: el mal no solo está en las calles, sino en las personas que te envidian, en quienes se sirven de ti por el hecho de que no sabes decir que no y siempre quieres agradar a todos. Es imposible agradar a todos, pero la gran mayoría sabe cómo sacar provecho de tu ingenuidad o inocencia. El ladrón es bastante claro, te roba todo lo que quiere sin pedírtelo; pero los espabilados, los falsos, esos llegan sigilosamente, muy mansamente y cuando te das cuenta, te han llevado incluso tu energía.

Piensa en ello…
Nelson Sganzerla


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa