Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade

Yo y el Padre somos uno

Yo y el Padre somos uno
Publicado dia 28/07/2010 11:44:35 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

Un nuevo boletín especial, un instante de intercambio directo contigo, que te encuentras abierto para dialogar un poco sobre los acontecimientos de la vida, de forma a conseguir más y más armonía, paz y felicidad. Espero que estas humildes palabras puedan representar algo positivo y que logren tocar dulcemente tu Alma, contagiándola un poquito al menos con la bienaventuranza que se adueña de mí cuando busco y advierto la sintonía con la Fuente. Es siempre un momento mágico, en que el tiempo se detiene y estoy abierto y atento para captar lo que es preciso pasar adelante, algo que esté en sintonía con el momento cósmico y con las energías de nuestro entorno, siempre recordando y reforzando los conceptos de nuestra divinidad y de la responsabilidad que hemos asumido de ser co-creadores de la realidad aquí en la Tierra. Siempre teniendo en vista el desarrollo interior, el despertar completo, definitivo, inevitable de nuestra conciencia. Nada menos que eso.

Bien en sintonía con esta introducción, llega aquí una intuición fuerte y quiero recordar ahora un episodio muy significativo que tiene que ver con el Alineamiento de los Chakras, un interactivo sencillo y práctico, muy utilizado desde su lanzamiento, que está permitiendo a muchas personas, en poco minutos, volver a su centro permanente, a su armonía interior, alcanzando un buen nivel de relajación y recuperando su serenidad.
En la etapa conclusiva del ejercicio, cuando hay que elegir las frases que acompañan a cada uno de los siete pasos, las cuales han de ser repetidas mentalmente o pronunciadas por los practicantes de la meditación, la intuición, la radiestesia y ciertamente la presencia de los Guías, habían facilitado sobremanera mi tarea… hasta que llegué al último, el séptimo, el de la cabeza, ese que gobierna la comunicación directa – en doble sentido – con Dios.
De repente, quizá por algún atávico condicionamiento religioso enraizado desde la infancia, empecé a tener inesperada dificultad para completar la tarea.

El respeto aún inmenso y la devoción profunda hacia el Creador impedían que mi percepción se abriese tanto como era preciso y que el “amigo péndulo”, instrumento precioso en permanente contacto con el Yo superior, aprobase los parcos resultados hasta entonces conseguidos. A duras penas y tras muchas tentativas frustradas, llegó el momento en que he podido respetuosamente escribir la frase: “El Padre y yo somos Uno”… Pero no coló. Por el tipo de movimiento de la pieza sabía que faltaba poco para llegar allá… aún así fue preciso que casi rompiese mi dura cabeza para finalmente llegar a la conclusión del ejercicio.
Faltaba invertir – pero no era poca cosa para mí – el orden de las palabras, que están desde entonces colocadas de esta forma: “Yo y el Padre somos uno”…
¿Has notado la extraordinaria diferencia? Y hay más… el “yo” pasó a ser la primera palabra de la frase, debiendo ponerse, por lo tanto, con la “E” en letra mayúscula de todos modos, aspecto que había pasado desapercibido la primera vez, poniendo sutilmente aquel “yo” que se leía en condición de menor importancia, de inferioridad. Recuerdo hasta hoy, transcurridos ocho años, la vibración intensa que pairaba en el aire en ese momento, y el alivio, con el amplio y claro movimiento del péndulo, y más aún cuando percibí toda la belleza, la importancia y el alcance de lo que había pasado.
No tiene precio. Una revelación libertadora, que me trajo lágrimas de felicidad. Solo experimentándolo en primera persona, para sentir en el pecho lo que pasó, para darnos cuenta de la calidad de la aparcería con la que podemos contar.

Sí, por respeto a Él es necesario, incluso indispensable, mirar hacia dentro y hacer con ahínco una limpieza profunda y total de condicionamientos obsoletos, de dogmas lesivos, de costumbres fuera de sintonía que solamente sirven para contener nuestra existencia y quitarnos nuestra inmensa fuerza. A nosotros incumbe identificar y liberar para siempre aquello que nos ha alejado durante muchos años de una comunicación, una conexión real, directa y positiva con el Creador, con los maestros, con todos los grandes iluminados del planeta, y además con lo femenino sagrado, negado, inhibido y privado de su poder fecundo e inagotable.
Qué daño hace, todavía hoy, verificar la falta o carencia de este principio en las mayores religiones y credos monoteístas… cristianismo, islamismo, judaísmo… ¿Dónde está la verdadera Unidad, la Igualdad de todos los seres, el Amor Incondicional que todo lo cura y gobierna? Cuántos conflictos e injusticias se han cometido y aún se cometen en nombre de un dios idealizado por mentes humanas perversas, un ser distante, severo, vengativo y cruel…
Ya pasa de la hora. Para ascender es preciso abandonar creencias que dividen, que ya nada pueden contra nuestro buen sentido, que han perdido del todo su fuerza y muestran de par en par su verdadero rostro, su cara sombría… que solamente aquel cuyos ojos y oídos están afinados con la verdad es capaz de vislumbrar.

Está en nuestras manos ascender a niveles de realidad superiores o permanecer en el limbo, donde la mayoría vegeta semi-adormecida sin aceptar aún la maduración completa del Alma, viviendo muy por debajo de las ilimitadas posibilidades, ceñida a una ración de Luz, a un mundo de repetición, a parcelas diminutas de iluminación consciente, migajas de felicidad plena. Tenemos toda una historia magnífica para escribir, una misión bien definida que cumplir y descubrimientos magníficos que están solo a un paso de distancia, aguardando a ser vivenciados y seguidamente compartidos con todos los compañeros de jornada, adornados como estamos de cualidades sagradas, únicas y preciosas.
Siguiendo al corazón, poniendo en práctica nuestras virtudes, materializaremos lo divino aquí en la Tierra, iremos mucho más allá de lo conocido, desvendando sistemas de cura todavía más suaves y menos invasivos, técnicas innovadoras que serán aplicadas en todas las áreas de la Creación, en un trabajo/servicio de pura donación ya delineado y aplicado en el plano sutil. Haremos que nuestra vida valga la pena, empleando de la mejor forma la energía superabundante que vibra en todo cuanto existe, en cada gota de lluvia, en cada rayo de sol, en cada soplo de viento, en cada puñado de tierra.La mayoría de la humanidad aún se encuentra prisionera del mundo de ilusión, esclava de restricciones económicas y emocionales, y es responsabilidad nuestra actuar para sacarla de ese sopor, de todas las formas posibles: por la palabra, por la acción enfocada y por el ejemplo, siempre de forma que la ley mayor del amor, la que está en la base de todo el Universo, prevalezca en cada movimiento, en cada respiración emitida. Sí, es posible que cada toque en el teclado, cada pensamiento o sentimiento que esparcimos sea de paz, de alegría, de contentamiento…
De agradecimiento.
Es un acto de elección consciente también cuál imagen deseamos enfocar al hacer clic con el botón de nuestra máquina fotográfica mental; qué imágenes queremos guardar en nuestro banco de datos y cuáles hemos de arrojar a la basura. También tenemos el dominio absoluto sobre cómo y dónde buscar aquello que nos fortalece y nos aporta recompensas duraderas. Sabemos que el Padre vive dentro de nosotros, bastando tan solo ir y permanecer en su sintonía, en su sinfonía, en su compañía.

Somos uno con todo, Yo soy el otro Tú. Tú eres el otro Yo.
Que los Servidores de la Luz sean bendecidos.

Doy las gracias aquí a los queridos y pacientes Guías y además a toda la pandilla que permite que este Sitio exista: Rodolfo, Sandra, Teresa, Marcos, Anderson, Ian, Lidiane... ¡ y Tú!
Quedo profundamente agradecido a Marcio de Kallipolis por su presencia en mi vida.


por Sergio Scabia

Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo


Obrigado por votar

O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Compartilhe
Facebook   E-mail   Whatsapp

Sobre o autor
Sergio Scabia é co-fundador do Site Somos Todos UM
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor







Energia do Dia
Espiritualidade. Dedique algum tempo para os assuntos de natureza espiritual, reflita e espere; apenas aperfeiçoe hoje seus planos e idéias para agir amanhã. A energia não é favorável para assinar contratos ou acordos.
Faça sua numerologia

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa