auravide auravide

Violencia genera más violencia

Violencia genera más violencia
Publicado dia 8/4/2016 9:03:33 AM em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa
[email protected]

Autor Maria Cristina Tanajura
[email protected]

En un mundo en que tantas cosas maravillosas suceden, en todos los países y en todos los aspectos de la vida, la violencia ha venido creciendo de forma aterradora.
Si no evitamos un poco los noticieros de televisión, no lograremos dejar de estar depresivos y totalmente desanimados, sin esperanza alguna de vivir días mejores.
Lo que ocurre es que la oscuridad no se elimina enviando más sombra a donde deseamos transformar. Sólo la Luz puede promover un verdadero cambio. Utilizando esa misma energía enfermiza y tensa, jamás lograremos promover una sociedad más humana, feliz y solidaria.

Cuánto he pensado en Gandhi, últimamente. Cómo me gustaría que varios seres como él estuviesen encarnados por el planeta, para con su propio ejemplo enseñarnos a "poner la otra mejilla", como nos aconsejaba Jesús hace tanto tiempo. No en el sentido - erróneo - de que si somos atacados debemos pedir más, facilitando que esto suceda; sino retribuyendo la agresión con una actitud imbuida de la energía opuesta.

¿No comprendemos aún, que si estamos siendo heridos es porque de alguna forma, en algún momento, aunque haya sido hace milenios, también nosotros herimos?

Si estamos siempre devolviendo el mal que alguien nos hace, la ley de Causa y Efecto nos represaliará por ello, y la Rueda de la Vida jamás tendrá una parada, un final.
Siempre estaremos recibiendo y teniendo que pagar la reacción. ¿Cómo podremos liberarnos, así, de la necesidad de reencarnar impulsados por el karma?
Nuestro planeta está entrando en una Nueva Era, transformándose en un lugar de Regeneración, dejando atrás el título de mundo de Expiación y Pruebas. Esto está claro y viene siendo divulgado por todas partes, desde hace ya cierto tiempo.

Tenemos que entrar a formar parte de esa onda. De esa energía que se apodera de la humanidad encarnada y hace marcharse, para orbes todavía menos evolucionados, a aquellos que han desistido de crecer, por el momento.
El tiempo del cambio es este y urge. Vivir no es sólo buscar una forma de sobrevivir, trabajando sin cesar, sino que es, ante todo, un gratificante y bienhechor momento de evolucionar, de crecer, para ser todavía más felices.
No basta solamente ilustrarse, aprender. Es urgente la necesidad de vivir aquello que afirmamos creer, duela a quien doliere, venciendo las barreras de muchos prejuicios, de mucha desconfianza, de una gigantesca falta de fe, que nos rodean por todos los lados.

Ejerzamos nuestro Libre Albedrío. Ya basta de acomodarnos, viviendo lo que nos parece más fácil, copiando actitudes y hábitos seculares que ya no tienen ninguna razón de ser en este siglo XXI, pleno de tantas nuevas conquistas y descubrimientos.

Que Gandhi, Jesús y otros hermanos iluminados que por aquí pasaron, inmolándose, asesinados por la ignorancia de la mayoría de la humanidad, puedan estar presentes de manera más efectiva en nuestra forma de lidiar con la vida y con todas sus dificultades.
Somos todos uno y no podemos dejar que esa verdad caiga en el olvido.

La energía divina no elige dónde estar, pues está en todo y en todos. Así, ¿cómo despreciar el momento presente, lleno de enseñanzas, pleno de amor, que nos alimenta constantemente? Ni siquiera necesitamos pedir al Padre que nos ayude, pues Él está en nosotros, bastando que aprendamos a colocarlo de veras en primer plano en nuestra mente y en nuestro corazón.
El guión divino ya existe desde hace mucho. Hermanos nuestros lo han expresado, en los más variados departamentos de la vida humana. Fueron y son científicos, profesores, escritores, músicos, padres, madres, amigos, filósofos, seres de todas las ocupaciones y nacionalidades. Aprendamos a abrirnos para el momento que va pasando, estando presentes en él de la forma más completa, para cosechar las enseñanzas que nos brindan nuestros hermanos de humanidad.

Tenemos que abrirnos a la energía divina. Jesús nos dijo: ¡Haz por ti, que yo te ayudaré!
Hagamos nuestra parte, amando y perdonando, acogiendo y levantando al que ha caído, recordando que la próxima caída podría ser la nuestra.
Sólo disminuiremos la violencia en el otro cuando le hagamos conocer nuestra condición amorosa, y esa misma energía en él. Lastimando más a quien ya está lastimado no vamos a curar a nadie. Respiremos amando. Siempre, a lo que fuere. Pues todos somos iguales en esencia y si hoy ya podemos intentar un camino mejor es porque fuimos enseñados por muchos y debemos, incluso por gratitud, amar la Vida tal como ésta se presenta, ya que cada uno de nosotros ha creado la suya, sin duda.

La violencia sólo será neutralizada por el Amor. Y Él está también en nosotros. Jamás nos olvidemos de eso.

por WebMaster

Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo



Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Sobre o autor
WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor





publicidade










Receba o SomosTodosUM
em primeira mão!
 
 
Ao se cadastrar, você receberá sempre em primeira mão, o mais variado conteúdo de Autoconhecimento, Astrologia, Numerologia, Horóscopo, e muito mais...

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa