auravide auravide

Gran Cañón, Abadiania y Viajes espirituales

Gran Cañón, Abadiania y Viajes espirituales
Publicado dia 4/8/2020 11:34:29 AM em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Autor Wilson Francisco - [email protected]

Traducción de Teresa
[email protected]

Viajar significa soltarse, ir en busca de sueños y anunciar a Dios que estás decidida a ir al encuentro de tus ideales. Deja a un lado calendarios y noticias, sé protagonista de un nuevo serial: "Me voy lejos de mis miedos" para encontrar alegría. Un viaje puede tener una repercusión expresiva en tu vida. En un lugar diferente, ves a otras personas, casas diferentes, paisajes. Oyes sonidos diferentes. Y todo esto hace que tus ojos, tu cerebro, tu piel, tengan una experiencia nueva. Hay un proceso de reprogramación de tus sentidos. Y otro factor importante: podrías tener reminiscencias, una especie de "déjà vu", recuerdos de vidas pasadas, que revitalizarán tu cuerpo y alma. Algunas personas tienen catarsis, una verdadera purificación.
Dice María Clara, una cliente, sobre su viaje, "cuando bajé en Cuzco, lloré de emoción; hoy fuimos de paseo por campos arqueológicos, la energía que siento es de indios chamanes. Percibo todas las entidades con las cuales tuve contacto, mi india Tupinambaia y el Caboclo da Mata están muy presentes aquí en Cuzco. Aquí, la energía es de mucha enseñanza, parece una energía "bien resuelta", sin tantos conflictos entre pasado y futuro. Noto que de alguna forma la Cultura Pre-Incaica e Incaica forman parte de mi historia.

Algunas percepciones de vida que tuve se encajaron aquí. Siempre ha sido mi sueño estar en este lugar especial y mañana, y principalmente el miércoles, sé que pasaré por experiencias muy especiales. Estoy aprendiendo y reviviendo muchas cosas. Y está siendo maravilloso vivir todo esto con mi marido Raúl. Pese a que él no percibe muchas cosas, su espíritu se está renovando.
Llegué a Machu Picchu. Pueblo es la ciudad próxima a Machu Picchu. Estoy muy animada y llena de energía, hemos venido en tren y me ha emocionado mucho el paisaje. Sentí que alguien decía "bienvenida de vuelta". Raúl se encontró muy mal la noche anterior y en el tren se puso peor. Hice un "proceso" con él, pedí permiso a su Ángel y llamé a algunas entidades que andaban por cerca y venían de la mata y al Dr. Gustavo, Espíritu al que siempre pido ayuda en situaciones de afectación de la salud. El cuerpo de Raúl está en un proceso de ajuste a causa de la resolución de problemas, está eliminando aquello que ya no le cabe - es lo que yo supongo. Estoy muy feliz, no veo el momento de ir a los santuarios.
¡Machu Picchu es increíble! Todo el tiempo he estado llorando de emoción, un llanto que venía del alma, muy profundo y de mucho sentimiento. Anduve descalza por allí para llenarme de energía. No me resulta posible describir la emoción que sentía mientras iba hacia allí, estando allí, y al volver. Guardo un sentimiento de gratitud por ese viaje, por haber podido realizar ese sueño, por poder estar allí con Raúl, me siento cada día más bendecida. (Gracias, Wilson, por haberme orientado por ese camino).

Amiga, tú mereces esos encuentros y reencuentros, absorbe en tu alma todas esas energías y apoya a Raúl. Él también hace su jornada en otra frecuencia, depurativa. Evoca la presencia junto a él, de los Seres Elementales para auxilio.

Narré la experiencia de María Clara, como una oportunidad para que pienses seriamente en esto: UN VIAJE. Si puedes hacerlo, decídete pronto. Y no digas que es imposible.
Nerida, una cliente mesiánica, tenía cierta afinidad con la cultura japonesa, sin ninguna herencia genética. Le dije, por intuición, que ella podría ir a Japón y tendría en ese viaje un encuentro espiritual intenso y expresivo. Alegó dificultades. Trabaja en un banco, es madre de dos jóvenes estudiantes y su marido colabora poco en los gastos domésticos. Por tanto, cuadro financiero negativo. El cuadro espiritual, según mi visión, era todo pleno de posibilidades. Así se lo dije a ella. Le di ánimos. Me creyó, planificó y mantuvo un campo vibracional enteramente favorable. Como dice James Redfield, autor del libro: La Profecía Celestina y Shambala, Nerida creó la expectativa y sostuvo el campo de la plegaria, que posibilita la sincronía, del "encuentro". Y todo se concretizó, en poco más de un año. Ella hizo el viaje, tuvo experiencias extraordinarias con Meishu Sama, en el Suelo Sagrado de Japón, y al regresar al Brasil, recibió el hikari. Un miembro, de la Mesiánica, para aplicar Johrei, necesita recibir ese medallón, que significa Luz Divina. Se sintió realizada espiritualmente con esa distinción, claramente venida de Meishu Sama.

Un viaje que indico es a Abadiania. Yo fui dos veces. Puedes ir en busca de alivio o sanación espiritual. Y si lo deseas, ve simplemente para disfrutar de un retiro espiritual. El local, Templo de Ignacio de Loyola, guía espiritual de João de Deus, es agradable, bucólico. Todas las personas van vestidas de blanco, conversaciones suaves, una brisa natural y buena. Me sentía en un lugar especial, en una fuente de energía.

Tanto yo como clientes mías hemos tenido experiencias estupendas, y algunas definieron sus vidas, tras los viajes. Valeria tuvo la oportunidad de visitar la Isla de Pascua, local de intensa energía espiritual y pudo, al regreso, sentir la alta frecuencia vibracional del Gran Cañón. Tuvo sensaciones fisiológicas, también. Me contó todo y pedía explicaciones.

En el Brasil, mientras ella viajaba de regreso, yo pesquisaba en el libro Metatrón y pude informarla y esclarecerla sobre el efecto de mutación que puede producirse en el cuerpo y el alma de una persona cuando el avión transita sobre el Gran Cañón.
Un viaje más sencillo y también significativo lo hice a una masía en Mairiporã, propiedad de Laura, del Instituto Brasileiro de Psicoterapia Autógena, donde atendí algunos años. Guardo inmensa gratitud a Laura y a su marido Oswaldo Sibineli, que ya dejó el cuerpo. Era un evento Chamánico, donde cada terapeuta realizaba su "trabajo" energético. Elegí hacer mi proceso en un pequeño jardín en forma de triángulo, todo de romero. En el entorno, formé con los participantes una cadena, todos tomados de la mano entonando sonidos vocálicos, durante algunos minutos. Al final, descalzos y pidiendo permiso a los Elementales y Vegetales, anduvimos por el jardín. La vibración fue tan intensa que algunos participantes se sintieron suspensos en el aire. ¡Fue un viaje Chamánico inolvidable!

por WebMaster

Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo



Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Sobre o autor
WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor





publicidade










Receba o SomosTodosUM
em primeira mão!
 
 
Ao se cadastrar, você receberá sempre em primeira mão, o mais variado conteúdo de Autoconhecimento, Astrologia, Numerologia, Horóscopo, e muito mais...

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa