auravide auravide

Miedo de dormir

Miedo de dormir
Publicado dia 01/02/2005 10:06:18 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducido por Melissa Park - [email protected]

“El sueño, esa aventura de todas las noches”.
Baudelaire, poeta francés


No es nada fácil no? Noches mal dormidas son una amargura. Está probado que una buena noche de sueño es capaz de cosas extraordinarias como hacer crecer a los niños - si, es verdad, la hormona del crecimiento es producida durante el sueño - y las heridas cicatrizan. De la misma forma, la falta de sueño definitivamente hace mal. Y el estado de fatiga que nace de noches y noches durmiendo mal es uno de los grandes problemas de las sociedades modernas, porque genera desde nerviosismo y anemias hasta alucinaciones; falta de creatividad y apatía; mal humor y hiper emotividad. Lo peor es que no basta dormir, es preciso dormir bien.

Es gracioso pensar que la gente tenga tantos problemas para hacer alguna cosa tan perfectamente natural. Más las estadísticas son crueles: casi nadie duerme bien el 100% de las noches. Existen estudios y más estudios que intentan explicar el fenómeno. Más yo estaba leyendo el libro de un francés sobre el asunto y encontré fascinante una de las reflexiones que él hace sobre el tema: los hombres tienen dificultad para dormir porque ellos tienen miedo.

Para Pierre Fluchaire, que escribió varios libros sobre el arte de dormir, inclusive ese que cayó en mis manos, llamado "Dormir bien, para vivir mejor" (“Dormir bem, para viver melhor”), el miedo es la causa Nº 1 de los insomnios. Y no es sólo miedo del bandido, miedo de la violencia, miedo de las deudas, miedo del mañana, miedo del fracaso, miedo de la lengua del vecino que nos quita el sueño, aunque esos sean miedos que atrapan bastante nuestras noches. Es el miedo del propio sueño lo que nos incomoda.

Nuestros ancestros morían de miedo de la noche, de sus sonidos extraños, amenazadores. De los peligros y de las fieras que rondaban las frágiles habitaciones humanas. El fuego y – milagro de los milagros – la luz eléctrica exorcizaron esos temores, pero quedó allá en el fondo un restito de sombra, no es así?

Además de eso, el propio sueño es un universo desconocido que los franceses llaman “la petite mort” o la “pequeña muerte”. Con su espantoso repertorio de imágenes oníricas infinitamente renovadas, el sueño desafía a los estudiosos y los llena de asombro y... de miedo. Dormir es atreverse a sumergirse profundamente, es entrar en los dominios del reino del inconsciente. Dormir es lo contrario del miedo, es el relajamiento total. Es la petite mort, recuerdan? La ausencia completa del control. No se puede uno relajar y tener miedo al mismo tiempo, entonces, que hacer?

Fluchaire cuenta que en la Edad Media se le pagaba a un hombre para que camine a la noche por las calles de las aldeas y de las ciudades gritando “duerman, personas honestas, todo está bien”. Y la gente de bien, tranquilizada, se dormia profundamente.

Curiosamente, el miedo a dormir fue alimentado durante siglos por historias aterrorizantes contadas al pie del fuego o del fogón y guardadas hasta hoy en la memoria de las letras de las canciones de arrullo, imagine! Que cosa más asustadora que la letra de uno de los clásicos brasileros para hacer dormir a los bebes, el famoso (y, acá entre nosotros, bien simpático): "buey, buey, buey, buey de cara negra, agarra a ese niño que tiene miedo de la careta" ? (“boi, boi, boi, boi da cara preta, pega esse menino que tem medo de careta”)

El simple hecho, de repente, de quedarnos solitos y en la oscuridad, parece que sólo aumenta nuestros problemas y amplifica nuestras fantasías. Pero algunos miedos que el dormir provoca, la gente ni se imagina: miedo del silencio (ese yo tengo), cuyo antídoto (infalible!) es un repertorio de barullitos familiares, o el miedo de perder la noción del tiempo y del espacio, que crea rituales del tipo aniñarse para dormir o sólo conseguir conciliar el sueño en posiciones parecidas a las que nos acogía el útero de nuestra madre. O miedos aún más inconscientes, como el de perder el “yo” y su contrapartida, para muchos más aflictiva: el miedo de encontrarse cara a cara con su verdadero yo.

El investigador francés llega a mencionar un miedo extravagante que vendría de nuestro parentesco con los reptiles y que nos haría temer sacar los pies del contacto con la tierra!

En fin, nuestro gran problema como especie es que, en el momento en que deberíamos estar encaminándonos calma y tranquilamente para ese viaje diario rumbo a nuestro excitante y extraordinario mundo interior, en verdad, nuestra alma se debate en aflicciones sin fin. Algunas, la gente hereda de los antepasados; otras, la gente ni cree que tenga, mas están allí, y otras aún son nuestras viejas conocidas. Y con eso el sueño pasa a kilómetros de distancia de nuestra cama. Todo mal. Lo que tenemos es que reaprender a dormir.

El propio Fluchaire da algunos tips para que la gente recupere el placer de una buena noche de sueño y las mejores son increíblemente simples:

1. Deje de preocuparse en conseguir un sueño ideal. Eso no existe. La mejor noche de sueño es aquella que hacemos descansados y tranquilos. Y la única manera de descubrir eso es observarse, conocerse. Hay gente que se satisface con 4 horas de sueño. Otras precisan más. De cuántas usted precisa? “El mayor sabio, decía Krishnamurti es aquel que se conoce a sí mismo”.

2. Respete una regla simple siempre que sea posible: duerma cuando tenga sueño y despierte, si es posible, sin la ayuda de un despertador. Cuantas veces la gente va empujando el sueño mas y mas para adecuarlo a nuestras otras necesidades? Y cuantas veces la gente se priva del placer de despertar así, simplemente cuando ya no tenemos más sueño? Respetar esa regla nos trae más cerca de nosotros mismos. El hombre es el único animal que sufre de insomnio. La gente tiene esa manía de creer que siempre podemos hacer todo, de preferencia, de una sola vez. Fluchaire recuerda las bellas palabras del Eclesiastés:

Existe un tiempo para cada cosa
Un tiempo para cada proyecto sobre el sol
Un tiempo de sembrar y un tiempo de recoger
Un tiempo de nacer y un tiempo de morir.Pero, para el miedo, escogí esa Meditación del Sueño porque, como dice Jon Kabat-Zinn, un especialista americano en técnicas de meditación y prácticas para reducir el stress, “echarse es un maravilloso modo de meditar y usar el cuerpo como un todo, como el objeto de su atención en la meditación, es una bendición”. Fue sacada del libro "El Poder de la Meditación" (“O Poder da Meditação”), de Joel e Michelle Levey.

De un tiempo para centrar y calmar su mente.
Haga una revisión de su día. Agradezca por los buenos momentos y encare los malos como lecciones para el día siguiente.

Perdone y pida perdón para quien usted juzga necesario (los budistas engloban todo en una oración para que todos los seres puedan a su tiempo y a su manera encontrar la felicidad).
Algunas tradiciones sugieren que usted duerma con la cabeza dirigida para el norte magnético de la Tierra. Por que si, por que no...
Imagine que su cama está dentro de una flor de loto gigante y luminosa. Que esa luz lo envuelve como una capa de protección contra las desarmonías y los sentimientos negativos. (En vez de la flor, usted puede imaginar un templo o el regazo de un maestro o de una figura protectora. Lo importante es sentirse envuelto por esa protección). Ahora, descanse profundamente en ese regazo cósmico.

A la hora de despertar, no haga movimientos bruscos es el consejo de la Madre, del ashram de Sri Aurobindo, y ofrezca su día al Ser Divino: “si entramos en contacto con Él y nos colocamos en sus manos, entonces Él derramará sobre nosotros su propia fuerza y descubriremos que también tenemos nuestra porción de divinidad”.

por Adília Belotti

Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo


Leia Também

Medo de dormir


starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Sobre o autor
Adília Belotti é jornalista e mãe de quatro filhos e também é colunista do Somos Todos UM.
Sou apaixonada por livros, pelas idéias, pelas pessoas, não necessariamente nesta ordem...
Em 2006 lançou seu primeiro livro Toques da Alma.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor







horoscopo


publicidade

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa