auravide auravide

Nombre y formas: como nos convertimos en lo que somos

Nombre y formas: como nos convertimos en lo que somos
Publicado dia 10/10/2005 9:49:44 AM em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducido por Melissa Park - meishiman@hotmail.com

Dando continuidad al estudio sobre los 12 Hilos de Interdependencia - enseñanzas budistas que nos incentivan a romper el hábito de sufrir, hoy vamos a estudiar el cuarto Hilo, denominado Nombre y Forma.

Los 12 Hilos Interdependientes revelan como ocurre la dinámica de nuestra mente presa al sufrimiento. Ignorancia, condicionamiento y la conciencia relativa forman los tres primeros hilos que activan nuestra inquietud mental.

La ignorancia es de entendimiento profundo. La ignorancia nos lleva al condicionamiento: reaccionamos impulsivamente frente a los hechos. Si escogiésemos actuar en vez de reaccionar, no cometeríamos muchas acciones. Mientras que, al reaccionar impulsivamente, basados en la ignorancia, actuamos bajo una conciencia inmediata de la realidad y sin pensarlo, damos nombres a los fenómenos internos y externos. Nombrar es dar forma a las ilusiones, concretizarlas, tornarlas visibles. Cuando nombramos algo o alguien, afirmamos a nosotros mismos lo que vemos y sentimos. Delineamos cualidades subjetivas que atribuyen cualidades aparentemente objetivas a los hechos y pensamientos. Al nombrar, estamos entonces rotulando las experiencias: definiendo su perfil. A pesar de dar nombres para poder comunicarnos, la mayor parte de nuestros problemas surge cuando atribuimos cualidades fijas a las situaciones. Pues, una vez que la cara de la situación está delineada, pasamos a actuar de acuerdo con las experiencias mentales que asociamos a nuestra proyección inicial. Cuantos problemas comienzan sólo porque damos nombres a los bueyes!

El Hilo Nombre o Forma es simbolizado por dos personas en un barco sendos llevadas por un barquero; ellas están atravesando el océano del (SAMSARA. Ciclo interminable de muertes y renacimientos en el cual estamos involuntariamente presos.) samsara(*). Así como explica Lama Gangchen Rinpoche en su libro Auto-cura Tántrica III (Ed. Gaia): “El resultado de la causa y condición del surgimiento inter-dependiente negativo de las incontables conciencias que contienen los registros de nuestras acciones proyectores de luz y de sombra son nuestro nombre y forma comunes surgidos inter-dependientemente. El cuerpo y la mente impuros y llenos de sufrimiento que recibimos en cada nueva vida son el barco del cual precisamos para sustentar nuestra existencia en el tempestuoso océano del samsara”. Las enseñanzas budistas explican que para cortar esta cadena sin comienzo ni fin, precisamos purificar los componentes impuros de nuestro cuerpo y de nuestra mente.

Nombre y forma se refieren a nuestra relación mente-cuerpo, esto es, la lectura que hacemos de la realidad a partir de nuestra percepción sensorial y memoria emocional y mental. Nuestro Yo es, en esencia, el resultado de una experiencia que comienza por la percepción sensorial hasta crear una imagen y denominarla como buena o mala, próspera o amenazadora. Primero, vemos, sentimos, olemos, escuchamos, y entonces analizamos si la experiencia es deseable o no, si queremos atacar o huir. Cuando no tenemos elección y nos quedamos acorralados frente al desafío, generamos un trauma en nuestra mente. Esto es, tales experiencias permanecen en nuestra memoria.

En este sentido, el recuerdo de un trauma puede ser tan perturbador como haberlo vivido, pues las imágenes, los sueños, olores, sentimientos y pensamientos son aún vivenciados como verdaderos y presentes. El trauma es una intensificación de los Hilos de la Conciencia relativa y del Nombre y Forma. Aun que la realidad ya haya cambiado nosotros aún la interpretamos como amenazadora!

Felizmente, hoy en día, existen técnicas eficaces como la de EMDR - Desensibilización y Reprocesamiento a través de Movimientos Oculares que nos ayudan de modo eficaz a tratar estos bloqueos. Así como explica la psicóloga Magda Pearson: “El EMDR es un método creado por Francine Shapiro, psicóloga americana, la cual percibió que al asociar movimientos oculares las imágenes y pensamientos perturbadores, la intensidad de éstos reducía o llegaba a desaparecer, porque las personas elaboraban los eventos traumáticos. EMDR utiliza una capacidad innata de nuestro cerebro para el procesamiento de situaciones traumáticas y de fácil integración con otros conocimientos. La técnica de EMDR produce un efecto directo sobre el modo como el cerebro funciona. Una sesión bien sucedida de EMDR permite que se normalice el procesamiento de informaciones, haciendo que las imágenes, sonidos, sentimientos y sensaciones nunca más sean revividos cuando el evento es traído a la memoria. Lo mismo aún puede ser recordado, pero su efecto perturbador desaparece o disminuye considerablemente. El EMDR parece ser similar a lo que ocurre naturalmente durante el sueño (RAM - Rapid Eye Movement: Movimiento Rápido de los ojos.) REM(*) cuando soñamos. Por lo tanto, EMDR puede ser visto como una psicoterapia basada en la activación de recursos fisiológicos, que hacen que el material perturbador pierda su fuerza, dentro de la psiquis”.

De hecho, yo misma pasé por algunas sesiones con Magda Pearson y pude constatar la eficacia de este método. A partir de entonces, aprendí también como aplicarlo y los resultados son animadores. Cuando aliviamos la percepción interna de una experiencia, somos capaces de nombrar y dar forma a la realidad externa con menos presión proveniente de nuestros miedos y ansiedades.

El budismo nos incentiva a aprender a direccionar nuestra mente para que ella siga padrones claros y positivos. El simbolismo del cuarto hilo representado por dos personas en un barco siendo llevadas por un barquero, indica que podemos “remar” la mente en la dirección que deseamos. No estamos condenados a sufrir infinitamente. Podemos usar la interacción cuerpo-mente a nuestro favor. Pero es preciso entrenar el navegar en las turbulentas aguas del océano samsárico!

por Bel Cesar

Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo


Leia Também

Nome e formas: como nos tornamos do jeito que somos



Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Sobre o autor
bel
Bel Cesar é psicóloga, pratica a psicoterapia sob a perspectiva do Budismo Tibetano desde 1990. Dedica-se ao tratamento do estresse traumático com os métodos de S.E.® - Somatic Experiencing (Experiência Somática) e de EMDR (Dessensibilização e Reprocessamento através de Movimentos Oculares). Desde 1991, dedica-se ao acompanhamento daqueles que enfrentam a morte. É também autora dos livros `Viagem Interior ao Tibete´ e `Morrer não se improvisa´, `O livro das Emoções´, `Mania de Sofrer´, `O sutil desequilíbrio do estresse´ em parceria com o psiquiatra Dr. Sergio Klepacz e `O Grande Amor - um objetivo de vida´ em parceria com Lama Michel Rinpoche. Todos editados pela Editora Gaia.
Email: contato@vidadeclaraluz.com.br
Visite o Site do Autor





publicidade










Receba o SomosTodosUM
em primeira mão!
 
 
Ao se cadastrar, você receberá sempre em primeira mão, o mais variado conteúdo de Autoconhecimento, Astrologia, Numerologia, Horóscopo, e muito mais...

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa