Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

La (no) traducción de los libros de Chico Xavier

La (no) traducción de los libros de Chico Xavier
Publicado dia 1/16/2010 4:23:25 PM em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

Ya hace cierto tiempo que me he disgustado con el espiritismo. No de lo que se aprende en la doctrina, sino en la propia idea de espiritISMO. Pasé a considerarla innecesaria e incluso contraproducente. Creo incluso que podemos echar la culpa del fracaso del espiritismo a su formato. Hasta hoy, si se es una persona laica en espiritismo, que va a un centro espírita (asustado, desconfiado) con un problema espiritual, se puede salir de allí tan solo con un pase y la recomendación de leer las obras de Kardec. Racionalmente hablando es algo bueno para el “paciente”, al fin y al cabo la lectura de la doctrina es recomendable porque actúa en el sentido crítico de la persona, pero psicológicamente es de una ineficiencia grosera. Si la misma persona va a un 'terreiro de umbanda' o a una iglesia evangélica, va a tener una acogida mucho, mucho más intensa. Y a veces no es más que eso lo que la persona necesita en ese momento. Los Espíritas EN GENERAL, cuanto más inmersos en la doctrina, más se vuelven fríos, arrogantes (con barniz de humildad, claro) y con poca empatía. Las charlas son aburridas y el lenguaje de 50 años atrás todavía es más aburrido. Claro que hay las excepciones, y existen conferenciantes espíritas que son divertidos, didácticos y con empatía. Éstos tienen éxito por el Brasil adelante, dando charlas, pero no pueden sostener en solitario el entusiasmo de las personas por el espiritISMO.

Para mí los verdaderos espíritas permanecen invisibles, mezclados en la sociedad, ayudando ostensivamente en asilos, ONGs, hospitales y (¿por qué no?) centros espíritas. Pero ellos no están trabajando bajo alguna bandera, dependiendo de un formato, un ISMO ( esta es mi crítica en cuanto al ISMO). La doctrina es mucho más grande que eso, pues se basa en el cristianISMO (que también es mucho más grande que eso), que se basa en las enseñanzas de un tipo que fue más grande que la Vida.

Yo hace años participaba en la lista espiritismo-br, pero salí de allí disgustado, pues no había DESARROLLO del espiritismo, no era algo en expansión. No había diálogo, ideas nuevas, tan solo MOHO. Hasta que un tipo apareció y chutó el palo podrido de la barraca, que fue Alamar Régis. Su carta abierta al Presidente de la Federación Espírita Brasileña (FEB) sintetizaba todo cuanto yo estaba experimentando allí, y peor: mostraba CÓMO habían sido tratados los espíritas de las más diversas épocas, que habían intentado desarrollar la doctrina, por los “espíritas” y por la Federación Espírita. Chico Xavier incluído. ¡No se ve interés en hacer una especie de Libro de los Espíritus 2.0, aprovechando la Internet para recoger preguntas y respuestas a escala planetaria! Hasta donde sé, las palabras de Kardec y de los espíritus no son sagradas, ni deben ser tenidas por dogmas. Como todo en la vida, es cuestión de interpretación y mentalidad de la época. ¡Hasta para los más fervorosos evangélicos se hace un poco excesivo hacer a Dios holocaustos de corderos, porque ellos saben que las tradiciones cambian con la mentalidad de la época! ¿Por qué rayos tenemos que calcificar nuestra mente en el siglo XIX?

Ahora he visto un nuevo texto de Alamar. Lo transcribo a continuación. Para mí es palada de cal en la estructura que tiene escayolado al “movimiento” espírita desde hace décadas. Muestra que Chico Xavier fue buscado por empresarios norteamericanos para publicar sus libros en inglés. Y la FEB, que detentaba el derecho sobre los libros PORQUE CHICO SE LOS HABÍA REGALADO, no lo autorizó. No me cabe duda, SI Chico Xavier fuese norteamericano, habría gente de todo el mundo haciendo romerías a los EUA, como hacen los fans de Elvis, estaríamos devorando sus libros tal como hacemos con Harry Potter y el Señor de los Anillos, tendríamos las más diversas películas (y BUENAS películas) hechas a partir de sus libros. Sin mencionar los documentales y toda la promoción en torno a su imagen que los norteamericanos son maestros en hacer. Y quizá por eso mismo Chico Xavier no haya nacido allá, sino en el interior de Minas Gerais, feo, inseguro, sencillo. Pero una cosa es cierta: incluso ese rústico del interior de Minas soñaba con ver florecer la doctrina, conquistar el mundo. No por ÉL, sino por el MENSAJE, por la confortación que trae al alma de las personas, y para eso él escribió, y mucho. No bajo la bandera de un ISMO. Él no nos trajo una codificación. Trajo novelas (los romances), trajo mensajes de familiares desencarnados, trajo ánimo, trajo consuelo. Nada de los textos que él trajo constituye La Doctrina, sino que la doctrina está dentro de los textos, en el lenguaje de y para las personas de SU tiempo, en el formato de SU tiempo. Y Chico se ha ido. El tiempo ha pasado. ¿Cuál es el formato de NUESTRO tiempo?

Por Alamar Régis

En 1991, en un viaje que hice a São Paulo, tal como siempre hacía, fui a la Federación Espírita del Estado de São Paulo, FEESP, en aquel edificio de la Calle Santo Amaro, en Bela Vista. Al llegar procuré conocer al personal de divulgación, los que hacían el “Jornal Espírita” y “O Semeador”, respectivamente João Gianini Pascale y Altamirando Carneiro, quienes me presentaron a otras personas de la directiva, las cuales manifestaban cierta alegría por conocerme, ya que mi nombre allí no era extraño, porque yo me había hecho conocido por los periódicos espíritas, a causa del programa de la Embratel. De entre estas personas, fui llevado a la sala del presidente, señor Teodoro Lausi Sacco, quien me recibió con una deferencia muy especial ya el primer día.

Al tercer día en que fui allí, al llegar, me encontré enseguida frente al presidente, Lausi, que ya parecía estar esperándome, y me condujo a su despacho para una conversación, según él, muy importante y seria. Él se dirigió al cofre antiguo, lo abrió, retiró algunas carpetas que contenían varios papeles, las puso sobre la mesa, se sentó y dijo:
-“Alamar, no sé por qué, pero esto tengo que enseñárselo a un espírita dinámico, valeroso y sin miedo, que pueda, quizá, un día revertir este cuadro y recuperar algo muy precioso que el Espiritismo ha perdido. Anteayer, cuando estabas aquí en esta sala, traído por Altamirando, algo me dijo que esta persona serías tú. Presta mucha atención a la historia que voy a contarte.”

Y empezó a contarme una historia, enseñándome los papeles correspondientes a cada punto que abordaba. La historia es la siguiente:

Consta que a comienzos de abril del año de 1969, vino a Brasil un grupo de empresarios norteamericanos, de una mega editora de Estados Unidos, para tener un encuentro con Chico Xavier, cuyo objetivo era informarlo de que ellos deseaban traducir sus libros al inglés, además de todos los otros libros espíritas que él recomendase, editarlos en los Estados Unidos y lanzar las obras al mundo entero. Querían saber si él estaba conforme con la idea y si lo autorizaría.Al hacer la propuesta en Uberaba, Chico se emocionó tanto y dio mil gracias a Dios por aquello a que él llamó “una bendición”.
-“¡Claro que estoy de acuerdo, hermanos! Cuánta alegría me traéis, como un verdadero regalo de cumpleaños! Esto es una bendición, pero ocurre que todos los derechos de las obras han sido donados a la Federación Espírita Brasileña, que ciertamente lo autorizará.”

Consta que el viejo 'mineiro' se mostró muy feliz, los invitó a almorzar, ellos se quedaron tres días en Uberaba, conocieron sus trabajos y uno de ellos incluso recibió un mensaje psicografiado, en inglés, de un familiar desencarnado. Desde allí los hombres partieron para Belo Horizonte y seguidamente para Brasilia, a un encuentro con la directiva de la FEB. La reunión tuvo lugar, la propuesta se hizo a la directiva de entonces y, pásmense señoras y señores, vean la respuesta:
-“Nosotros no lo autorizamos. El problema de la traducción es muy serio, vais a adulterar las obras y el perjuicio para el Espiritismo será muy grande. Lo lamentamos, pero no lo autorizamos.”

Es cierto, no cabe duda de que la traducción de obras literarias de un idioma a otro por lo regular causa problemas serios de interpretación de frases, porque los traductores no pueden limitarse tan solo a traducirlas tal como aparecen, aunque sea con las expresiones verbales y gramaticales correctas, porque hay un factor indispensable a considerar, que es “cómo las personas del País de origen de la lengua de la obra entienden determinada frase o determinada expresión.” Este es un problema muy serio y, por increíble que parezca, incluso en traducciones de las obras básicas, del Francés al Portugués, hay contradicciones al pensamiento de Allan Kardec y a los pensamientos de los Espíritus, conforme están en el original. Las traducciones de la Biblia, por ejemplo, traen absurdos terribles, a causa de esto. Pero no es esta la cuestión que estamos analizando ahora.

Mostrándose conformes con la preocupación de la FEB, ciertamente pertinente, los editores americanos propusieron lo siguiente:
-“Entonces, indiquen ustedes un equipo de traductores juramentados para que acompañen todo el trabajo de traducción, que nosotros cargamos con todos los gastos y honorarios. Solo publicaremos cada obra después del conforme de la FEB, para mantener la integridad de la misma.”

Aun así la FEB no lo autorizó.

Consta que los hombres se quedaron una semana en Brasilia, que volvieron diversas veces solicitando ser atendidos, que lo fueron solo una vez, desde fuera, todos de pie, y no volvieron a ser recibidos, cuando oyeron a un empleado transmitirles un recado de la directiva que decía que la cuestión se daba por zanjada. Consta que Chico estaba en un clima semejante a una “luna de miel”, tan grande era su felicidad, con aquella nueva idea, que solo podría ser trabajo de la espiritualidad mayor, hasta que le llegó la noticia:

¡LA FEB NO LO AUTORIZÓ!

Chico casi se desencarna cuando supo aquello. Le costaba creer lo que estaba escuchando. Intentó hablar con alguien de la directiva de la FEB, pero consta que no encontró a nadie que pudiese atenderlo para hablar del tema. El notable médium entró en un proceso de ira tan grande, llegando a encontrarse mal e incluso a ser llevado a un hospital. A partir de ahí decidió nunca más donar los derechos y mucho menos autorizar que la FEB publicase cualquier libro escrito bajo psicografía suya.

Si se averigua sobre el asunto y se observa la relación de libros psicografiados por Chico, se notará que de hecho, a partir de determinada época, ya no consta libro alguno de Chico editado por la FEB. Hay algunos libros editados, incluso en el año de 1971, por la FEB, que si no me equivoco son “Rumo Certo”, que es un libro de mensajes de Emmanuel, y “Antologia da Espiritualidade”, un libro de poesías de María Dolores. Ocurre que Chico había donado esos derechos antes de lo sucedido, ya que no siempre los libros eran publicados en el año en que se cedían los derechos. A partir de ahí, puede observarse, los libros empezaron a ser editados solamente por las editoras Clarim, CEC, Edicel, GEEM, FEESP, IDE, LAKE, Ceu, etc.

En el año de 1992, volviendo a São Paulo, ya amigo de Teodoro Lausi Sacco, volví a la FEESP para hablar del asunto, indignado todavía con aquello, y le pedí mayores detalles e informaciones sobre lo ocurrido. Él me dijo que poca gente, del movimiento espírita, sabía de aquello y que el recuerdo del hecho ponía muy triste a Chico. Yo ya tenía cierta amistad con Nestor João Masotti, que hoy es presidente de la FEB, pero en aquella época (1992) era uno de sus vicepresidentes (la FEB tiene más de un vicepresidente). Él siempre me trató muy bien, con mucha atención... mejor dicho, Nestor siempre trata bien a todo el mundo, es un “gentleman”, un espírita del más alto nivel, un hombre digno de estar donde está hoy. No es un espírita de rótulo. Desde el aeropuerto me fui directamente a la FEB y empezamos a conversar sobre el tema. Yo suponía que Nestor estaría al corriente de aquello, por ser un espírita muy influyente en el País y también en el exterior, incluso ex presidente de la USE (União das Sociedades Espíritas do Estado de São Paulo). Hoy él es presidente del Consejo Espírita Internacional. Llegué incluso a preguntarme: “Caramba, ¿cómo es posible que Nestor, un hombre de São Paulo, actuante en el movimiento espírita paulista, no tenga conocimiento de esto que me ha sido informado por el presidente de la FEESP, que también es un gran nombre del espiritismo paulista?” Pero son cosas de la vida, o mejor, cosas del movimiento espírita.

Conversamos mucho, le conté todo cuanto Lausi Sacco me había dicho y él se manifestó sorprendido con la noticia. De vuelta a su despacho Nestor me dijo que haría una búsqueda para ver si había registros acerca de ese hecho en los libros de actas de la FEB, archivados desde su fundación. Entraría en contacto conmigo y me diría algo, tanto si había algo registrado como si no lo había. Un mes más tarde, más o menos, él me telefoneó a Belém y me dijo lo siguiente:
-“Es cierto, el episodio ocurrió. Sí, hay registros. Pero ocurrió en una época en que la FEB atravesaba por uno de los momentos más difíciles de su historia, momento este en que casi se produjo una ruptura incluso con las federativas estatales...”.

En aquella ocasión, él y yo nos preguntamos:
-”¿Qué tal la idea de intentar descubrir quienes son esas editoras americanas hoy, esos hombres, y averiguar si todavía existen y si están dispuestos a dar continuidad a la idea?”

Por la cabeza de Nestor Masotti, estoy seguro de que una idea así jamás sería reprobada. Pero ¿será que todos los otros dirigentes espíritas, incluso los actuales, pensarían como él?

¿Será que, por ser la cosa demasiado grande, no sería reprobada una vez más por los espíritas dueños de la “pureza” doctrinaria que, en nombre de la “humildad”, continúan reprobando todo cuanto es grande, en la concepción equivocada de que por el Espiritismo solo se pueden hacer cosas pequeñas? ¿Será que el espírita brasileño, indicado para acompañar a los americanos en el proceso de las traducciones, persona esta que ciertamente sería bien remunerada, obviamente por las poderosas editoras, no sería acusada de ganar dinero a costa del Espiritismo?

Ahí queda la historia para reflexión de todos.

por Acid

Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo


Leia Também

A (não) tradução dos livros de Chico Xavier


starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Compartilhe
Facebook   E-mail   Whatsapp

Sobre o autor
acid
Acid é uma pessoa legal e escreve o Blog (Saindo da Matrix).
"Não sou tão careta quanto pareço. Nem tão culto.
Não acredite em nada do que eu escrever.
Acredite em você mesmo e no seu coração."
Email:
Visite o Site do Autor






horoscopo


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa