Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

De qué sirve que solo yo cambie ¿y el otro?

De qué sirve que solo yo cambie ¿y el otro?
Publicado dia 1/19/2010 2:00:33 PM em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

por El Morya Luz da Consciência - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Grandes cambios están a punto de suceder en el Universo entero, oímos esto todo el tiempo. Sabemos que no serán tiempos de grandes confrontaciones para aquellos que tienen la paz en el corazón y en la mente, que creen en los cambios porque saben que ese es un proceso cósmico, y que nada ni nadie puede permanecer estancado. Que no creen solo porque están viendo y oyendo las noticias divulgadas por los medios de comunicación, sobre catástrofes y alteraciones climáticas, sino porque saben en sus corazones que la evolución del hombre permitida por el Creador tiene que verificarse, con independencia de nuestra voluntad, y aprovechan al máximo las oportunidades ofrecidas por Él.

Esto nos remite a la necesidad de adoptar la única decisión esperada por los Seres de Luz que están al comando de esos cambios: vivir de modo nuevo, de forma que cada actitud diferente signifique que hemos aprendido con los errores y avanzamos valerosamente, sin perder la ocasión de subir algunos peldaños más en la escalera de la vida.
Para vivir lo nuevo necesitamos atención y movimiento constantes, sin rutinas. Desechar viejos hábitos que hasta entonces paralizaban nuestros actos. Ser perseverantes, pacientes, amorosos, y tener una profunda comprensión de la necesidad de vivir conforme a una nueva realidad y no solamente reconocerla en lo mental. Vivir lo nuevo solo en la teoría, en la intención, no sirve de nada, esto exige movimiento, acción y consciencia clara de cómo realmente estamos actuando, pensando y sintiendo. Cuando se aprende algo nuevo, se debe conocer cada etapa, meditar constantemente antes de dar un paso, vigilar los pensamientos, en fin... ¡Cambiar exige consciencia! Podemos cometer muchos fallos, y éstos serán importantes, tanto para el aprendizaje como para poner a prueba nuestra voluntad, persistencia y confianza, porque la duda formará parte de esa experiencia hasta que consigamos dominar ese arte. Nunca permitir que la preocupación por parecer extraños(as) se adueñe de nuestro ser, pues los cambios se están produciendo incluso en la estructura celular del ser humano y es inevitable sentir alteraciones en lo físico y sensaciones diferentes en lo emocional. Solo tenemos que aceptar y acompañar el fluir del plan.

Hablar de cambios es fácil, permitirlos no. Mientras dejemos que viejos patrones de rigidez, inflexibilidad, prejuicios, apegos, y dificultades de aceptación aún formen parte de nosotros, impregnamos nuestra personalidad. ¿Por que nos resistimos tanto a los cambios? ¡Algunos de nosotros hemos pasado la vida escuchando que “palo que nace torcido, muere torcido”! Hemos creado una creencia muy cómoda para justificar aquello que aún nos aporta ventajas. En la sociedad caótica algunos pueden perder el poder sobre el otro al cambiar, y ese otro quizá pierda la oportunidad de ser víctima, pues necesita del verdugo. ¡Además la competición constante entre los hombres, para ver quién brilla más, se acaba con el cambio de paradigmas! Y aquellos que continúan en los viejos moldes se sentirán perdidos... ¿con quién voy a disputar? Cambiar exige aceptar al otro tal como es, e impide a las personas promover lo nuevo en sus vidas, por vanidad, orgullo, dependencia, acomodación, falta de consciencia y de comprensión clara. ¡Ceder es el mayor problema! Aún oímos a algunas personas decir: ¡Ah! ¡Ya soy demasiado viejo para eso! Cada cual se sirve del argumento que tiene para seguir tal como está. Algunos aún cuestionan: ¿de qué sirve que uno cambie si el otro no se propone hacer lo mismo? Si en una sociedad necesitamos dos o más, ¿cuál será la diferencia en el resultado? Si lo hacemos por nosotros mismos, sin que nos importe lo que haga el otro, esto marca toda la diferencia. ¿Vamos al médico por nosotros o por el otro? Cuando sentimos esa necesidad ¿no somos nosotros el enfermo? Si algo no va bien y has tenido deseos de cambiar, haz tú el movimiento. Nadie toma conciencia en conjunto, cada cual tiene su ritmo, su proceso, su propio tiempo. Alguien tiene que dar el primer paso. Esa es la primera etapa: tener consciencia, promover una acción. Si el médico indica un remedio que tarda en hacer efecto, ¿desistimos, nos desanimamos? Ahí entra la persistencia. También puede ocurrir que no salga bien al primer intento. Volvemos y pedimos cambiar el medicamento... eso es confianza. Hemos de considerar además que el médico puede equivocarse, él es humano; continuamos enfermos ¿o acudimos a otro? Claro que lo más lógico es acudir a alguien que atienda nuestras necesidades... ¡Eso es fluir con la vida! Hasta quedar curados.

En la vida ¿habría de ser diferente? La dinámica es la misma: voluntad, persistencia, confianza y fluidez. Si no sale bien, cambiamos, hemos hecho nuestra parte, y sin depositar expectativas en el otro. El universo va a conspirar a nuestro favor, puede que promoviendo una reacción, una actitud semejante en los que estén a nuestro alrededor, haciendo que pueda actuar la ley de la atracción, y así pasamos a atraer todo cuanto esté en armonía con nosotros.
Para equilibrar ese momento podemos servirnos de la energía Blanca del 4º Rayo, de la Armonía a través de los Conflictos, que nos hace percibir el campo de consciencia en el cual nos encontramos limitados, y esa limitación se produce en todos nosotros cuando alcanzamos determinado grado de consciencia. Ella nos lleva a tal estado de insatisfacción que adquirimos el coraje para romper las barreras construidas por nosotros mismos, impulsándonos a cambiar de vida. Y esas fuerzas contrarias son necesarias, para que el alma lleve a cabo sus experiencias, pues si no conociésemos la sombra, no conseguiríamos identificar la luz. Adquirimos la estructura y el coraje para cambiar toda nuestra vida de forma constructiva.

por WebMaster

Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo


starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Compartilhe
Facebook   E-mail   Whatsapp

Sobre o autor
WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor






horoscopo


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa