auravide auravide

El valor de las buenas imágenes


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Sé que el mundo está en guerra. Sé que no es nada fácil contemplar las escenas de degradación y abuso de los seres humanos. Me impactan, como a ti también, las imágenes chocantes que envilecen mi alma, mi dignidad y abofetean mi corazón. Estamos en plena guerra de imágenes del horror. Y sabemos que estas imágenes van directamente a imprimirse en nuestro mundo mental. Allí permanecen girando y vibrando en busca de imágenes semejantes en el mundo aquí afuera. Y, sin querer, sentimos en nuestra vibración el golpear de la violencia, la energía del odio, el temblor del abandono y de la indiferencia de este campo de concentración en que todos estamos presos.

Nunca el insomnio ha sido tan fuerte en los seres humanos. Y ¿quién consigue dormir asistiendo, muchas veces desde la cama, al Telediario nocturno en cualquier canal de televisión nacional o internacional?
Parece que ya no tenemos para dónde correr. El mundo está contaminado por fotografías en blanco y negro, donde el color que corre en las tramas es el de la sangre.
¡Ese es el mayor drama que vivimos! Ejemplos sórdidos de imágenes degradantes circulando por todos los lados, que disminuyen, cuando no anulan nuestra capacidad innata de crear belleza, imágenes positivas y salidas triunfantes para nuestros conflictos.

Mientras la humanidad no comprenda que el mundo aquí afuera es el reflejo del mundo de sus imágenes mentales, nada podrá hacerse para poner fin a esto.
Y tenemos que empezar de inmediato a cambiar nuestra película interna para ver las escenas reflejadas en el mundo externo.

Niégate terminantemente a aceptar estas imágenes dentro de tu campo electromagnético. No seas un cabo más de los que ligan los hilos de la red conduciendo el horror y la miseria humana. Cambia tus escenas internas. Nunca, jamás, te duermas viendo la TV. Retira el aparato de tu cuarto y pon en su lugar escenas de los espectáculos con que la naturaleza nos brinda todos los días.

Aleja a los críos de esta guerra de imágenes porque ellos acabarán considerando que esto es normal y que esa es la única realidad posible.
Huye de las ciudades cuando puedas. Cuanto más, mejor. Anda descalzo por la playa, por la tierra. Abraza al sol, mójate de lluvia en el campo, cuida una huerta o jardín, aunque esté solamente en un pequeño tiesto en tu balcón.
Y si nada de eso te fuese posible, entonces cierra los ojos. Cierra los ojos e imagina. Imagina todo exactamente al revés de lo que quieren hacerte creer.
Imagina que caminas por un campo bajo un cielo azul en que un poderoso sol reposa magníficamente. Deja que el sol penetre por todo tu cuerpo y siente que estás siendo alimentado (a) por la verdad, por la fuerza, por los valores firmes y correctos.

Insiste en este ejercicio durante varios meses, todos los días, el mayor número de veces que puedas conseguir. Y cree en que existe, sí, un lugar de paz, belleza, ciclos renovables, sombra y protección. Y sobre todo, verdadero: y este lugar está junto a la naturaleza. Ve para este lugar. Aunque no sea más que en tu imaginación. Con este acto de reversión podrás contribuir mucho a la gigantesca tarea de re-fotografiar la dignidad humana.


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

O valor das boas imagens




izabel
Izabel Telles é terapeuta holística e sensitiva formada pelo American Institute for Mental Imagery de Nova Iorque. Tem três livros publicados: “O outro lado da alma”, pela Axis Mundi, “Feche os olhos e veja” e “O livro das transformações” pela Editora Agora.
Visite meu blog.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa