auravide auravide

Acoso sexual y fatalidad: La saga de dos almas


Traducción de Teresa - [email protected]

Sandra, según declaración hecha en un programa de TV, fue atacada por el maníaco del Parque, como se ha conocido al joven Francisco, que violó y mató a muchachas, en Sao Paulo. Consiguió librarse de él y relató su historia, aún traumatizada.

Había ido a pasear al Parque Ibirapuera, muy afligida, porque se había separado del marido, quedándose con una hija aún pequeña. Estaba desempleada.
El cuadro emocional de Sandra, debido a todo ello, estaba repleto de infelicidad, de vulnerabilidad, de carencia.
Sus canales de energía estaban descontrolados, abiertos, densos y desorganizados.

Afligida, la muchacha pide un camino, pero el llamamiento se irradia por su cuerpo y no alcanza las alturas. Su grito está sofocado por el miedo y la impotencia frente a la adversidad.

Francisco peregrina por el Parque del Ibirapuera también. Trae un historial de niño desamado que fragmenta sus impulsos y aliena sus sentimientos. Sintiéndose frágil y con lo emocional desorganizado, deambula puesto en antena con todo y con todos, en busca de un camino, buscando algo que apague toda la amargura resentida que incendia su corazón.

Permítanme un aparte en esta narración. Pedir, no significa solamente la verbalización clásica: dame un cigarrillo, préstame dinero, quiero ganar en la lotería, ¿quieres ser mi novia?
Tú pides, también con la mirada, a través de tus pensamientos, mediante la calidad de tu energía, con el “perfume” que irradia tu cuerpo e incluso a través de tus sueños.

Sandra, allí en el parque, estaba pidiendo. Atiendan, todavía, a un detalle, ella pedía con la voz del miedo y de la ansiedad. Y la respuesta llegó. El maníaco pasaba por allí y OYÓ / SINTIÓ / VIO el llamamiento de Sandra y la SINERGÍA ocurrió.

Acerca de esto existe un libro interesante titulado “Somos todos inocentes”, de Zibia Gasparetto, que narra un caso interesante, que implica a una criatura que aparentemente era bondadosa y generosa.

María, el personaje de ese libro, no era exactamente una persona buena, tenía miedo de las personas, creía en la violencia y escapaba de las situaciones que pudiesen dar lugar a ella. Si alguien aparecía en su puerta, disponía siempre de algo, más con la intención de librarse y temiendo ser robada que propiamente por un impulso de bondad. En fin, era una mujer llena de miedos e inestabilidad. Tanto creyó en la violencia, que acabó poniendo a disposición de ésta su propia energía para la creación de acontecimientos que escandalizaron a la sociedad y la enredaron en una tragedia que complicó su vida.

Esta situación y tantas otras pueden tornarse una fuente de desastres, desilusiones y violencias. Hay personas que atraen el mal, que se ponen a merced de la violencia. Es siempre oportuno recordar que somos criaturas divinas y tenemos el don natural de organizar, dar movimiento y calidad a la energía cósmica. En ese proceso tú puedes idealizar y materializar sueños, conquistar proyectos, pero también envolver tu existencia en acontecimientos desastrosos. Es una cuestión de opción. Puedes elegir entre pensar en el Mal o en el Bien. Ahora que, después de que has pensado, es complicado deshacer el proceso. Otro recordatorio más: junto a ti, en esta y en otra dimensión, están criaturas que aguardan a que estés en disponibilidad energética para actuar. Finalmente, un último aviso: Tus pensamientos determinan tu historia vivencial.

Continuemos, entonces, nuestro caso. Sandra y Francisco abrieron sus canales, realizaban sus “eventos” internos en busca de algo que les diese placer y paz. Cada uno “hablaba” con el Universo en su propio “lenguaje”. Sandra, con la voz del miedo y de la inseguridad. Francisco, hablaba de sus resquemores y odios.

En determinado momento, Francisco encontró a Sandra e intentó ilusionarla, con una propuesta de empleo. La muchacha, sin embargo, a pesar de estar o haber permanecido en el camino de un maníaco, tuvo un momento de lucidez, de vigilancia interna y consiguió librarse de la acción enfermiza del violador.

En nuestra existencia actúa la ley de misericordia. Ella opera sobre todos los seres, para que, en el momento adecuado, todo se transforme, nada se eternice, a no ser el BIEN. Y Sandra consiguió acceder a esta Ley, librándose del peligro. Fue su momento de liberación, de desatar los nudos de su vida, porque a partir de ese acontecimiento ella ha adquirido consciencia de si misma.

Mientras tanto, días más tarde el maníaco fue detenido y vio interrumpido su proceso de insania. Su momento había llegado.

Como en los elementos, las criaturas tienen su punto de saturación, sus zonas limítrofes, entreveradas por aquella acción divina mencionada.
Una persona, en sus límites de fragilidad o animalidad, puede estar en el punto de metamorfosis / renacimiento.

El maníaco estaba en su límite de animalidad, perjudicando la vida de las otras personas y acabó por ser detenido. Segregado de la sociedad, podrá realizar su metamorfosis y renacer para nuevas experiencias existenciales. ¿Merece la punición? Sí. Es un ser espiritual como todos nosotros, con compromisos ante Dios.

Sandra, en el auge de su dolor y fragilidad, ha sido rescatada por una percepción interna o por una acción espiritual que la ha protegido en aquel instante y se libró de un proceso violento.
Desvencijándose de Francisco, despertó hacia nuevos rumbos, comprendiendo que a pesar de las pérdidas y dolores hemos de estar atentos a la vida. Y consciente de eso, realiza su transformación.

Ambos han entrado en el proceso de metamorfosis. Uno, pagando por sus crímenes y aprendiendo nuevos caminos. La otra, ciertamente entenderá constantemente que a pesar de las dificultades, Dios está siempre presente en nuestra vida.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


wilson
Wilson Francisco é Terapeuta Holístico, escritor e médium espírita. Desenvolve o Projeto Mutação, um processo em que faz a leitura da alma da criatura e investigação do seu Universo, para facilitar projetos, sonhos e decisões, descobrindo bloqueios, deformidades e medos que são reprogramados energeticamente. Participe do Projeto Mutação confira seus artigos anteriores
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa