auravide auravide

Aprendiendo a ser paciente


Traducción de Silvana Partucci - [email protected]

La paciencia es una de las mayores virtudes de la vida, y también una de las más difíciles de cultivar. Cuando deseamos algo, es natural que nuestra ansiedad nos haga quererlo inmediatamente.

Y cuando se trata de búsqueda espiritual, no es diferente. Muchas personas se impacientan porque, al practicar la meditación algunas veces, no les sucede nada de extraordinario.

El problema es que la ansiedad y la búsqueda de resultados es el principal obstáculo para que podamos entrar en contacto con nuestra naturaleza divina. Ella habita un espacio de paz y serenidad absolutas, donde la impaciencia jamás encuentra lugar.

Desarrollar un estado de relajación, donde la paciencia y la perseverancia en la búsqueda del equilibrio interior, sean una virtud permanente, no es nada fácil, cuando aún vivimos totalmente dominados por el ego.

Es él quien nos lleva a trazar metas y ambicionar resultados, aún en la búsqueda de la elevación espiritual. Mientras no nos desarticulemos de este condicionamiento, será imposible encontrar lo que buscamos.

El paso esencial es entregarse al proceso de total confianza, manteniéndose totalmente receptivo a lo que la existencia quiera ofrecernos, pero sin crear expectativas anticipadas.

Observar la mente y sus tentativas de hacernos desistir, es algo muy útil, pues a partir de éste ejercicio comenzamos finalmente a liberarnos de la esclavitud en que ella nos coloca.

“El camino del Tao no es el de la iluminación repentina… Tao es crecimiento gradual.
El Tao no cree en cambios repentinos y abruptos. El Tao cree en respetar el ritmo de la existencia, permitiendo que las cosas sucedan por ellas mismas, sin forzar su camino, sin forzar el curso del río.

El Tao dice: no hay necesidad de estar con prisa porque la eternidad está disponible para ti. Planta las semillas en el tiempo correcto y espera, la primavera vendrá, ella siempre viene. Y cuando la primavera venga, las flores aparecerán. Pero espera, no tengas prisa.

… Existe gran paciencia en la naturaleza y el Tao cree en el camino de la naturaleza. ‘Tao’ significa exactamente naturaleza. Así el Tao nunca tiene prisa, esto tiene que ser entendido.

La enseñanza fundamental del Tao es: aprende a ser paciente. Si puedes esperar infinitamente, la iluminación puede aún acontecer inmediatamente. Pero no debes pedir para que ella suceda instantáneamente: si pides puede ser que nunca suceda.
Tu propio pedido se volverá un obstáculo. Tu propio deseo creará una distancia entre tú y la naturaleza. Permanece en sintonía con la naturaleza, deja que la naturaleza tenga su propio curso… Aunque ella demore siglos para llegar, aún así no está atrasada, ella nunca está atrasada. Ella siempre llega en el momento correcto.

El Tao cree que todo sucede cuando es necesario, cuando el discípulo está listo, el Maestro aparece. Cuando el discípulo está finalmente listo, Dios aparece. Su valor, su vacío, su receptividad, su pasividad lo vuelven posible, no su prisa, no su correría, no su actitud agresiva. Recuerda: la verdad no puede ser conquistada. Es necesario entregarse a la verdad, es necesario ser conquistado por la verdad.

Pero toda nuestra educación, en todos los países, a lo largo de los siglos ha sido de agresividad y de ambición. Nosotros volvemos a las personas muy rápidas. Nosotros las volvemos muy miedosas. Nosotros les decimos: ‘tiempo es dinero y es muy preciado. Si el tiempo es perdido una vez, quedará perdido para siempre, por eso corre, ten prisa’. Esto ha llevado a las personas a la locura. Ellas corren de un punto a otro, ella nunca disfrutan ningún lugar… Y ellas piensan que están yendo a algún otro lugar…

El Tao es el camino de la naturaleza, de la manera en que los árboles crecen y los ríos corren y los pájaros y los niños… exactamente de la misma manera crecemos hacia Dios.
No tengas prisa y no te desesperes. Si fracasas hoy, nunca pierdas las esperanzas. Si fracasas hoy, esto es natural. Si continuas fracasando por algunos días, esto es natural.

Las personas tienen tanto miedo de fracasar que, debido a éste miedo, nunca se arriesgan a intentar. Existen muchas personas que nunca se enamoraron porque tienen miedo. ¿Quién sabe? Pueden ser rechazadas, por eso decidieron permanecer sin amar, así nadie jamás las rechazará.

Las personas tienen tanto miedo de fracasar que nunca intentan cualquier cosa nueva. ¿Quién sabe? Si fracasan, ¿que podrá ocurrir? Y naturalmente, para moverse en el mundo interior, tú tendrás que fracasar muchas veces, porque nunca te has movido ahí antes.

Toda tu habilidad y eficiencia ha sido en los movimientos externos, en la extroversión. No sabes como moverte internamente. Las personas escuchan las palabras ‘muévete internamente, ve hacia adentro’, y eso no tiene mucho sentido para ellas.

Todo lo que saben es como ir hacia fuera, es como ir hacia el otro. No conocen ningún camino de vuelta para si mismas. Por causa de tus viejos hábitos, es muy probable que fracases muchas veces. No pierdas las esperanzas.

La madurez llega vagarosamente. Es verdad que ella llega, pero esto lleva un tiempo. Y recuerda: a cada persona le llegará en un ritmo diferente, por eso no compares, no comiences a pensar: ‘alguien está volviéndose tan silencioso y tan feliz y yo aún no alcancé eso. ¿Qué está sucediendo conmigo’?”

No te compares con quien quiera que sea, porque cada uno vivió de una manera diferente en sus vidas pasadas. Aún en ésta vida, las personas han vivido diferentemente.

Así, todo depende de tus habilidades, de tu mente, de tu condicionamiento, de tu educación, de la religión en la cual has sido criado, de los libros que has leído, de las personas con las cuales has vivido, de la vibración que creaste dentro de ti.

Todo dependerá de mil cosas, pero es correcto que ella llegará. Todo lo que precisas es paciencia, trabajo silencioso, trabajo paciente y la centralización sucede y la madurez llega.

En realidad, la persona madura y la persona centrada son apenas dos aspectos de un mismo fenómeno… Con la madurez, la centralización surge. Madurez y centralización son dos nombres de la misma cosa. Pero la primera cosa a ser recordada es que ella llega gradualmente. No compares y no tengas prisa”.


OSHO – The Secret of Secrets


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


elisa
Elisabeth Cavalcante é Taróloga, Astróloga, Consultora de I Ching e Terapeuta Floral.
Atende em São Paulo e para agendar uma consulta, envie um email.
Conheça o I-Ching e Faça uma consulta online
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa