auravide auravide

Celebrando la Santa Navidad

por Graziella Marraccini
Publicado dia 18/12/2008 14:36:43 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

En 25 de diciembre el mundo católico y cristiano celebra la Santa Navidad. Aunque no seamos católicos y no demos culto al nacimiento de Jesús, podemos sentir de qué modo la energía de esta fecha acaba contagiándonos a todos como una ola de renovación y esperanza, que mejora nuestro humor y contagia nuestras relaciones personales. Acercándonos al final del año, también acabamos haciendo, aunque sea inconscientemente, una evaluación del año que termina. Entramos en contacto con amigos y parientes distantes, y sentimos nostalgia de aquellos que ya no están entre nosotros. Este momento de confraternización nos enternece y esa aproximación nos humaniza, haciéndonos recordar que nosotros todos formamos parte de una misma familia: la Humanidad. Incluso en períodos como este, cuando no faltan la violencia urbana, la intolerancia y el odio racial, podemos aprovechar lo que de mejor hay en este mensaje cristiano de amor universal. Sentimos la necesidad de redescubrir dentro de nosotros los buenos sentimientos que desde dentro de nuestro corazón nos guiarán a lo largo del próximo año. En nuestro mundo occidental materialista hasta el extremo, en que los valores espirituales no son valorados, olvidamos muchas veces el mensaje que está por detrás de esta fecha: la creencia de que el milagro existe y que el milagro de la vida es la obra más preciosa de Dios a nuestro alcance. De la misma forma que el niño Jesús eligió, al asumir un cuerpo material, convertirse en un símbolo del amor universal con la donación de su propio ser, debemos, cada uno de nosotros, pensar en nuestra encarnación como valiosa y única, digna de la más alta expresión divina. Somos todos nosotros fruto del amor incondicional de Dios, somos hijos Suyos. ¡El mensaje que llegó hasta nosotros con el adviento de la Era de Piscis era el del sacrificio de sí mismo (poner la otra mejilla) pero con la entrada de la Era de Acuario el mensaje será el del Amor Universal, de la Unión entre los Pueblos de la Tierra movidos por un mismo y único objetivo! Otros mesías vendrán y sustituirán al Cristo, y otros Maestros nos dejarán sus mensajes para que continuemos evolucionando, pero podemos preguntarnos si realmente hemos aprendido el mensaje de Jesús. ¡El Cristo que vive dentro de cada uno de nosotros puede ayudarnos a modificar la energía que nos circunda de manera que toda la Tierra sea influenciada! Es preciso creer, pues este es un momento muy especial. Entonces, ¿por qué no hacer de estas Navidades algo especial? Si esta fecha que marca el nacimiento del niño Jesús coincide este año con algo tan extraordinario podemos procurar comprender el mensaje de los astros para trasmutar la energía de la Tierra, ¡¡¡TODOS JUNTOS!!!

La Navidad coincide con el Solsticio de Verano en el Hemisferio Sur. ¡El Solsticio tiene lugar el 21 de diciembre a las 09:03 (horario de verano) y el Sol ingresa en el signo de Capricornio, en conjunción exacta con Plutón! ¡El cambio de paradigma se acerca, ya no es posible retroceder! El Sol llega al máximo de su inclinación en el Hemisferio Sur (a 23º45 tocando el Trópico de Capricornio) y marca para nosotros el Solsticio de Verano. Sol-sticio quiere decir Sol estacionado: ciertamente el Sol ‘parece estacionarse’ durante algún tiempo en nuestro hemisferio ofreciéndonos el máximo de calor. Del mismo modo marca el inicio del Solsticio de Invierno en el Hemisferio Norte. Los pueblos antiguos de aquel hemisferio solían marcar esta fecha con rituales destinados a pedir al cielo el regreso de la energía solar que se alejaba con el largo invierno que se iniciaba. Se hacían ceremoniales en todos los ritos, con cantos e imploraciones, ceremonias de apareamiento para simbolizar la fertilización de la tierra. Los hombres, en sintonía con los cielos, rogaban a los dioses que no dejasen perecer la Tierra bajo el frío invierno y que enviasen nuevamente el Sol para renovar la vida que pronto resurgiría bajo la dura capa de nieve. La Iglesia católica aprovechó esas celebraciones paganas para incorporarlas a su liturgia, e hizo de modo que las Navidades coincidiesen con el nacimiento de Jesús. Así las celebraciones del período navideño indicarían que, en el momento en que la vida parece muerta, la Tierra se vuelve gélida y fría y los árboles están sin frutos, debemos mantener la esperanza en el retorno de la Luz, elevando nuestras plegarias a los cielos para pedir una renovación de la energía vital. Nuestros rezos y rituales se parecen a los rituales antiguos y también indican la renovación de vida. De esta manera, sintonizándonos con la energía solar, podemos renovar nuestras esperanzas y hacer que nuestras peticiones suban a los cielos con una energía especial, intensa, sincera, universal.

Aunque aquí se esté iniciando el verano, el tiempo cálido, debemos recordar que este es un momento de recogimiento, interiorización y también de alegría, destinado principalmente a dar gracias a Dios por los dones recibidos durante el año que está terminando. Las confraternizaciones deben ser una ocasión para que intercambiemos amor y cariño con los que nos son queridos ¡y no solamente para excedernos en los placeres! Además, podemos estimular nuestra parte caritativa y generosa ayudando a alguien que necesita no solamente de bienes materiales, sino también de cariño y afecto. Estamos en un país privilegiado donde el invierno ni siquiera es tan riguroso y casi no sentimos esa necesidad de mantener una vida de recogimiento e interiorización, pero hay diferencias sociales clamorosas que no debemos ignorar. ¡El donativo de un juguete, de una pieza de ropa o de un plato de comida puede ser un estupendo regalo para el que no tiene nada o casi nada!¡Si las fiestas navideñas nos invitan a unirnos en torno a un banquete para disfrutar de los placeres que la naturaleza nos ha brindado, debemos también unirnos en el banquete espiritual con Dios, no olvidando que en esta fecha la renovación de la vida es recordada por todos los cristianos y el campo astral nos auxilia para entrar en contacto con nuestro corazón! En el Árbol de la Vida – Árbol de la Cábala – localizamos al Sol en el punto central, que corresponde al chakra cardíaco en nuestro cuerpo. Ese Sol se representa por la Cruz del Cristo y por una Estrella de cinco puntas, la Estrella de David. Esos símbolos entrelazados indican la necesidad de unirnos todos en un sentimiento de Paz y Amor universal movidos por la conciencia ‘crística’ que habla a través de nuestro corazón. Incluso si en este momento asistimos en los noticieros a actos de crueldad, agresiones, guerras, violencia y dolor sin fin en nuestro planeta, podemos y debemos creer firmemente en nuestra capacidad de renovación. Nosotros, los que nos unimos en este sentimiento de fraternidad generado por el movimiento iniciado con la creación del Website SOMOS TODOS UM (SOMOS TODOS UNO), necesitamos más que nunca concentrarnos en pensamientos de paz y amor, para poder sintonizar nuestros corazones con esta energía maravillosa que permitirá la reestructuración de nuestro cuerpo físico y, con él, del cuerpo físico de nuestro planeta Tierra.

El Signo de Capricornio tiene analogía con la Letra Ayn del alfabeto hebraico, de valor 70, y nos indica cómo la proyección de la determinación cósmica (Zayn) propicia la posibilidad de la vida biológica, como resultado de la acción de Sammekh (60) que es la propia fertilidad femenina. El Padre y la Madre que generan el hijo, Jesús, el niño Dios que renueva la vida: este es el principal mensaje de la Santa Navidad. ¡Pues sí, amigos y amigas que me leéis y me dais tantas y tantas alegrías con vuestros e-mails, ojalá que este mensaje entre en vuestros hogares e inunde vuestros corazones de alegría, de fe y esperanza!

Para aprovechar al máximo este espíritu navideño podemos prepararnos con algunas ceremonias sencillas:

La Ceremonia del Perdón, para perdonar a todos y dejar a un lado los resentimientos y rabias pasadas; y también perdonarnos a nosotros mismos por los errores que hemos cometido.

La Ceremonia del Amor Universal, para compartir y diseminar el amor universal, rezando por la Paz Mundial.

La Ceremonia del Agradecimiento, para agradecer a Dios todos los bienes preciosos que hemos recibido todos los días, y el más valioso de todos: la propia VIDA.

La Ceremonia de la Esperanza, para abrir nuestro corazón a las bendiciones futuras que vendrán si mantenemos la Fe en la Providencia Divina.

El Alineamiento de los chakras que podrá colocarnos en armonía y equilibrio energético.

Aparte de estos dos links, no tengo intención de dar recetas para esas ceremonias, ya que cada uno de nosotros podrá encontrar su propia forma de ejecutarlas. Quiero, no obstante, sugerir que cada cual busque en su corazón la sintonía que más necesita. Así los astros, y principalmente el Astro Rey, nos inundarán con sus benéficos rayos cósmicos.

¡Leed la próxima semana: EL SOL regente de 2009!

¡UNAS BUENAS NAVIDADES PARA TODOS!


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Festejando o Santo Natal




Sobre o autor
graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. grabnn Atende em seu consultório em SP com hora marcada no horário comercial.
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Não se trata do que eu devo nem do que eu quero...
artigo Infeliz
artigo O sagrado
artigo Tenha uma vida afetiva abundante


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa