auravide auravide

¿Cómo conoceré que él es mi pareja ideal?


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

No sé si es el tránsito de Saturno en el signo de Libra, pero esta pregunta me ha sido repetida insistentemente en el consultorio durante los dos últimos años. Es muy cierto que hay algunas cosas básicas que todos deseamos saber al consultar a un astrólogo, tarotista o similar: salud, dinero y amor. De hecho estas son tres cosas que van siempre juntas, ¿no es cierto? El dinero depende de la remuneración que logramos con nuestro trabajo. Para trabajar necesitamos disfrutar de buena salud, por tanto, debemos buscar el equilibrio emocional que depende también del goce que obtenemos de nuestra vida diaria y principalmente amorosa.

En estos últimos días Saturno ha venido transitando en retrogradación en el signo de Libra que, astrológicamente tiene relación con el matrimonio (y las asociaciones o sociedades) y quizá por esto muchos de entre nosotros andan haciendo el balance de sus relaciones personales. Eso es para lo que ‘sirve’ la retrogradación: para volver sobre los acontecimientos anteriormente vivenciados a fin de poner orden en lo que se ha dejado inacabado cuando el planeta pasó la primera vez. Lo mismo vale para todos los planetas. Por tanto, cuando construimos una relación sobre cimientos inseguros, poco estructurados, tenemos una nueva oportunidad para reforzarlos y rectificarlos gracias a esta retrogradación. Por ello no debemos quejarnos si tenemos que rehacer o volver a analizar un mismo asunto, puesto que eso servirá finalmente para resolverlo.

Pero volviendo a la cuestión: ¿cómo saber si la persona con la que nos estamos relacionando es la adecuada? La astrología puede proporcionarnos pistas por medio de la técnica llamada Sinastría (hay un Test de Relaciones en el STUM), que analiza el mapa natal de dos personas para conocer los rasgos armónicos y los inarmónicos entre las dos personalidades. Podemos asimismo analizar el mapa de más personas, en caso de socios por ejemplo, aunque los planetas que se han de examinar no serán los mismos. En casos de relaciones íntimas no pueden faltar los buenos aspectos entre los luminares – Sol y Luna –, entre éstos y el ascendente, la armonía entre los significadores de placer y sexo, y, finalmente, también los buenos aspectos de Mercurio para garantizar un buen diálogo entre los miembros de la pareja.

Acostumbro a decir que cuando dos personas comienzan una relación íntima esto ocurre porque algunos de esos buenos aspectos existen de antemano, ¡ya que en caso contrario ambos no se atraerían! Es posible que signos opuestos se atraigan como imanes, lo cual puede incluso garantizar una relación estable que dependerá ciertamente de la madurez de los dos sujetos implicados en la relación. De hecho, es muy difícil convivir con alguien que representa la cara opuesta de nuestra medalla. Yo suelo decir que no hay doce signos, sino seis signos/ejes que manifiestan sus cualidades en los dos polos extremos. Aries es el opuesto de Libra y, como él, manifiesta el mismo deseo de ‘conquistar la paz’. No obstante, el primero marcha a la guerra para poder conquistar la paz (¡a la manera norteamericana!), y el segundo se sienta a la mesa de las negociaciones buscando esa misma paz (¡a la manera de la ONU!). Entonces, ambos signos desean lo mismo y son, por tanto, similares, pudiendo muy bien atraerse, entenderse y relacionarse de modo a buscar el uno en el otro el complemento ideal.

¡Pero ocurre que las cosas no son así de sencillas! Primeramente, porque para relacionarnos con alguien del signo opuesto al nuestro es preciso que tengamos mucha madurez y un enorme esfuerzo de aceptación de nuestros propios defectos. Segundo, porque casi siempre lo que nos causa atracción física no son los luminares, sino otros dos planetas: Marte y Venus. Marte tiene relación con la libido, con la potencia sexual y la forma en cómo la expresamos, seamos hombres o mujeres. Venus tiene relación con el concepto de placer y la forma en cómo lo buscamos. Es preciso que ambos estén en buen aspecto entre sí – y preferentemente – o con algunos puntos importantes del mapa de la pareja, como el ascendente, la Luna y el Sol para garantizar un mínimo de atracción sexual. Aunque hay otros factores que analizar, como Júpiter, por ejemplo, que garantiza a ambos divertirse juntos, ayudarse mutuamente, ser factores de optimismo, alegría y buen humor, con una misma filosofía de vida. Y Saturno ¿dónde entra en este análisis? Es muy importante que el Saturno de uno de los miembros de la pareja no estorbe la Luna o el Sol del otro. Sería peor todavía si Saturno formase un aspecto negativo con Venus o Marte, pues esto sería un factor altamente negativo, con efecto limitador, castrador, que incluso podría sentarle al otro como un jarro de agua fría. Y eso nadie lo quiere ¿no es cierto? Aunque Saturno puede ser un factor de protección y de seguridad cuando forma buen aspecto. El análisis es bastante complejo, pero puede ayudarnos mucho.

Hace algunos años escribí un artículo sobre el alma gemela, publicado en el STUM. En él hacía una reflexión más espiritual sobre los aspectos de esta búsqueda que parece movernos en dirección a otra persona. Según los cabalistas, parece que nuestra alma gemela posee una cualidad natural capaz de promover aquella sensación de bienestar y armonía que tanto buscamos en una pareja. Pese a todo, es preciso que la encontremos dentro del cuerpo físico, que incluye las emociones y el intelecto, y que representa solamente el 1% de la manifestación de 99% de su total. Es decir, mientras el alma encarnada esté movida por ese 1% al buscar pareja, habrá de cometer error tras error. Entonces, cuando buscamos nuestra alma gemela, no es suficiente el sentir atracción física y emocional, hace falta además y principalmente reconocer la Luz en el interior de la otra persona. La Luz que emana de aquel 99% que son la verdadera esencia de la persona. El amor que depende de algo físico, o sea, la atracción, se extingue al desaparecer ésta. Por tanto, el amor basado tan solo en la atracción física se desvanece cuando ésta se termina y no puede hacer que la relación sea duradera. Como máximo puede servir de principio para una relación, especialmente cuando, en la juventud, buscamos la satisfacción inmediata proveniente del placer sexual. Con esa premisa deducimos que tal relación puede servir para perpetuar la especie (cuando nacen hijos), pero no puede ser el único ‘pegamento’ para una relación duradera y feliz.Qué más podemos deducir de este mensaje: ¡si no amamos la Luz en el interior de la otra persona, no amamos realmente a esa persona! Y no serán el Tarot o el análisis sinástrico lo que digan si nuestro compañero es nuestra alma gemela. Según mi parecer, encontraremos muchas ‘almas gemelas’ durante nuestra vida. Reencontramos a esas personas porque tenemos cosas pendientes con ellas de otras encarnaciones, y por tanto, algo que aprender. ¡Ellas nos parecerán ‘gemelas’ porque la atracción dependerá de aquel 1% de nuestro cuerpo físico que se estará manifestando y no del 99% restante que representa nuestra Luz Interior!

Voy a concluir, respondiendo a nuestra pregunta, que la astrología puede ayudarnos a conocer mejor a nuestra pareja, ya que podremos averiguar cómo es la persona, cuál es su personalidad, cómo ama, cómo siente, cómo piensa, cómo reacciona, y todos estos son factores importantes en una relación. Pero ¿sabremos cómo es ella ‘por dentro’? Según creo, solo cuando la Luz tenga libre potencial para manifestarse entre los compañeros de modo a unir a ambas almas, entonces, sentiremos que estamos frente a nuestra alma gemela. Hasta entonces, seguiremos en nuestra búsqueda recordando que nuestra pareja ideal habrá de ser principalmente nuestra ‘alma complementaria’.
Apreciados lectores, podemos aprovechar este momento astral para hacer esa reflexión sobre nuestras relaciones.

Aprovecho para recordar que todavía quedan huecos en mi agenda para consultas en Río de Janeiro y Niterói, donde estaré en abril. Ver en la sección de Eventos cómo concertar la cita, o entrar en contacto a través de mi dirección de correo electrónico personal. Agradezco inmensamente todos los correos que recibo y pido disculpas si a veces tardo en contestar. Continuad compartiendo conmigo vuestras experiencias.

Deseo a todos una semana llena de Luz, Armonía y Paz Interior.
São Paulo, 21 de marzo de 2012


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. Conheça meus serviços on-line
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa