auravide auravide

¡Dejad paso al hombre desbordante!

por Adília Belotti
¡Dejad paso al hombre desbordante!
Publicado dia 23/12/2008 19:51:28 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

Las comunidades en la web surgen de muchas maneras. Formo parte de un fórum de amantes de las orquídeas – sólo como oyente-lectora-espectadora, porque soy tan iniciante en el tema que me muero de miedo de abrir la boca – son decenas de e-mails por día, intercambio de informaciones, consejos, secretos, avisos… ¡hasta de fallecimientos!

Compartir, esa es la divisa de la web. Dividir, sentirse cerca, parte.

Pero hay algo nuevo aún. Vengo recibiendo todos los días e-mails de Fabio Oliveira, dueño del blog del mismo nombre. Son verdaderos “toques de alma diarios” con ideas, inspiraciones, bellos artículos. No es una newsletter, no es un fórum, es pura generosidad…

Y, tal como la raposa del cuento El Principito - ¿lo recordáis? – uno se enamora y empieza a esperar, las mañanas se hacen diferentes, tienen sabor especial, ¿qué será lo que va a llegar en el Outlook hoy?
Pues bien, hoy ha llegado en el Outlook el “hombre desbordante”.

Yo os muestro al hombre desbordante. Él es el mar. Él es un relámpago, un frenesí. El hombre es una cuerda atada entre la bestia y el hombre desbordante – una cuerda sobre el abismo. Lo que hay de grande en el hombre es que él es un puente y no un final: lo que puede ser amado en el hombre es que él es una apertura y una inmersión.

Yo amo a aquellos que no necesitan primero mirar detrás de las estrellas para encontrar una razón para sumergirse y transformarse en un sacrificio, sino que se sacrifican libremente por la tierra…

Yo amo a aquel que no quiere tener muchas virtudes. Una virtud es más que dos…

Yo amo a aquel que tiene un espíritu libre y un corazón libre porque así su cabeza nada más es que las entrañas de su corazón…

Es llegado el tiempo para que el hombre plante la simiente de su esperanza más alta. Su suelo aún es rico lo bastante. Pero un día el suelo se habrá quedado pobre y domesticado y ningún árbol alto será capaz de crecer en él.

Se acerca el tiempo en que el hombre ya no será capaz de lanzar la flecha de su nostalgia más allá de sí mismo y la cuerda de su arco se olvidará de cómo vibrar.

Se acerca el tiempo en que el hombre ya no sea capaz de dar a luz una estrella.
¡Ningún pastor! Un gran rebaño. Todos desean lo mismo. Quien quiera que tenga sentimientos diferentes va voluntariamente para el hospicio de locos.

He venido para seducir a muchos para que salgan del rebaño. Me vino entonces una iluminación: Necesito compañeros – no compañeros muertos y cadáveres que llevo a cuestas conmigo por donde quiera que vaya.

Necesito compañeros vivos que me siguen porque desean seguirse a sí mismos… Nunca más hablaré al pueblo. No soy boca para esos oídos. Hablé por última vez a los muertos…
Friedrich Nietzsche – Así habló Zaratustra


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Abram alas para o homem transbordante!




Sobre o autor
Adília Belotti é jornalista e mãe de quatro filhos e também é colunista do Somos Todos UM.
Sou apaixonada por livros, pelas idéias, pelas pessoas, não necessariamente nesta ordem...
Em 2006 lançou seu primeiro livro Toques da Alma.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Qual é a sua ambição?
artigo Porque estamos novamente falando da Era de Aquário?
artigo O Universo num Corpo Humano
artigo A noite escura, de são joão da cruz


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa