auravide auravide

Depresión, ¿un mal moderno?


Traducción de Teresa - [email protected]

Quien nunca haya padecido este mal ciertamente ha de conocer a alguien que lo ha padecido. La depresión no es una enfermedad del mundo moderno, ya que tenemos relatos históricos de personas que llegaron al suicidio por culpa de este problema. La época romántica está llena de ejemplos. El término 'romántico' se refiere al movimiento estético que tuvo inicio sobre finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, y a una tendencia, idealista y poética de contemplar el mundo, que carece de sentido objetivo. Del mismo modo, la persona 'romántica' valora las fuerzas creativas del individuo y la imaginación basándose principalmente en una visión individual -y distorsionada - del mundo real. Por tanto, los románticos estarían más propensos a sufrir desilusiones y por consiguiente, a padecer depresión. Muchos llegaron al suicidio, acto extremo que indica que la vida ha dejado de tener sentido y la persona ha perdido el deseo de perseguir sus sueños.

Sin embargo, incluso aquellos que no llegan a cometer actos extremos, pueden llegar a un punto tal de depresión que acaban por perder incluso el deseo de vivir. No soy médica y por eso no voy a discutir aquí las definiciones de ese que está considerado como trastorno psiquiátrico, caracterizado por la pérdida de placer en las actividades diarias, una especie de apatía que causa alteraciones cognitivas, psicomotoras y hasta variaciones en el sueño, el apetito y el interés sexual. Como he afirmado, el punto final de este trastorno puede llevar a la persona a cometer suicidio, como ocurrió con el famoso y genial pintor Vincent Van Gogh (que ciertamente padecía depresión psíquica grave). No obstante no debemos confundir esta dolencia con la simple tristeza o con la congoja pasajera causada por una pérdida, un luto, o una frustración amorosa. Los síntomas de la depresión son mucho más graves, se prolongan por tiempo indeterminado, dejan a la persona sin reacción, y por eso necesitan seguimiento médico.

A mi entender, hay factores psicosociales, factores biológicos, factores físicos externos (como traumas), que desencadenan la depresión; pero ¿habría una predisposición que pudiese ser detectada en el mapa astral de una persona? ¿Puede el ADN astral indicar cierta predisposición a la depresión?

Según mi experiencia como astróloga puedo afirmar que sí, hay cierta predisposición a la depresión. Sin embargo, esa predisposición no lleva necesariamente a la enfermedad. Por lo regular, los signos de Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) se consideran más sensibles y sentimentales, y por ello suelen tener mayor predisposición a padecer problemas psicológicos y depresivos. Seres románticos y soñadores, ¡tienen dificultades para lidiar con las durezas de la vida material!

Debemos considerar principalmente a dos planetas como los mayores 'responsables' por este tipo de patologías: Neptuno y Saturno, especialmente si tienen relación directa con los luminares, Sol y Luna, ya sea en el mapa natal - indicando cierta predisposición - o bien en un tránsito planetario, lo cual indicaría un factor puntual.

No hay que olvidar que el astrólogo tendrá que analizar el perfil completo de la persona para concluir si ésta tiene o no tendencia a padecer depresión; y en este caso podrá alertarla, indicarle que se someta a tratamiento médico y posiblemente proporcionarle algunas herramientas entre las terapias alternativas, como las esencias florales, o la *EFT (Técnica de Liberación Emocional), que hacen maravillas en muchos casos. Lejos de mí el deseo de simplificar en un simple artículo esa patología tan complicada. Tampoco pienso que sean únicamente los aspectos negativos de esos dos planetas lo que provoca la depresión. Otros factores habrá que contribuyan a ella, y solo un análisis completo del mapa podrá proporcionar las conclusiones definitivas. Pondré algunos ejemplo: una persona en cuyo mapa predomine el elemento Tierra (planetas en los signos de Tauro, Virgo y Capricornio, o sus regentes) puede perder el empleo, y como consecuencia, tener que vender el apartamento que había comprado con tanto sacrificio, y caer en una depresión momentánea por estar perdiendo aquello que le ofrece la seguridad. Sin embargo, ella podrá más fácilmente encontrar recursos internos para subir nuevamente la cuesta y recuperar aquello de que tuvo que abrir mano, pues normalmente ese tipo de personas procede con los pies en tierra. Alguien de signo de Aire buscará encontrar racionalmente las alternativas necesarias para superar la dificultad y evitar la depresión, y una persona de signo de Fuego podrá iniciar o intensificar una actividad física que naturalmente estimulará las endorfinas, alejando la depresión. Quizá sean las personas con predominancia de Agua las que tengan más dificultades, pues, siendo más emotivos, podrán ponerse a 'llorar sobre sí mismos', y así bajarán más fácilmente de la tristeza a la depresión.

En los últimos meses he venido recibiendo en mi consultorio a varias personas de mi franja de edad (sobre los 60.) en cuyo mapa el planeta Neptuno se encuentra en el signo de Libra y están sufriendo este mal. Por ello tuve deseos de escribir este artículo, ya que me siento particularmente afectada en este asunto. ¡Esa generación, que en su juventud participó en el movimiento hippie, era muy idealista y soñaba con una sociedad en la cual todos pudiesen vivir en comunidades donde reinarían solamente la paz y el amor! ¿Os acordáis de que los Beatles se fueron a la India para buscar en la meditación y el yoga una forma de vida más espiritual? ¡Basta recordar la canción "Imagine", de John Lennon! ¡El mundo entero viviendo en Paz! ¡Qué sueño maravilloso, vivir en un mundo pacífico, libre de conflictos y guerras! Utopía Neptuniana.Entonces, ¿concluyo que la depresión podría tener relación con la pérdida de la esperanza y con la incapacidad de canalizar la frustración en algo diferente, algo más espiritual? La imposibilidad de realizar los sueños ¿acarrearía como consecuencia el desencadenar de la depresión? A mi entender, la respuesta es positiva. Si Neptuno, llamado 'planeta de los sueños' y Saturno, el 'señor del Karma', entran en aspecto tenso (negativo), tendríamos como consecuencia la destrucción de los sueños. acarreando la tristeza y la depresión. Pese a ello, no debemos dar por bueno un solo aspecto del mapa y extraer conclusiones apresuradas, ya que es imprescindible tener una visión completa y total de todos los elementos implicados. En Astrología, cuánto más abarque la visión del astrólogo, mejor será la interpretación. Pondré otro ejemplo: si la Luna del mapa está sufriendo la influencia de un tránsito de Saturno, y sabemos que la Luna representa nuestra psique, podremos sentir tristeza y ésta podrá ser ocasional, provocada por un aspecto externo, como la pérdida de un ser querido. Pero si nuestra Luna natal se encuentra en el signo de Piscis o de Cáncer (signos extremadamente emotivos) o en aspecto difícil con el planeta Neptuno, tendremos ciertamente un factor de predisposición a la depresión; y solo conociendo esa 'tendencia' podremos evitar lo peor, canalizando positivamente el aspecto planetario. O sea, el conocimiento de esa circunstancia evitará que la predisposición a la tristeza se perpetúe y permanezca durante más largo tiempo, causando la depresión. El conocimiento nos dará el libre albedrío.

Muchas depresiones llevan a las personas a pensar en el suicidio, pero según mi entender, para que esto llegue a suceder de veras hace falta que otro planeta esté implicado en el aspecto inicial: Marte. Éste será el desencadenador de la acción. Sin esa energía de acción la persona puede abandonarse, hundirse en la apatía y la inactividad, y quizá morir poco a poco, por falta de acción. No obstante, para ir más allá, para actuar y provocar la propia muerte, la acción de Marte va a ser necesaria. Muchos de los mapas que he analizado presentan esa relación que acabo de describir sucintamente. Incluso aquellos que se suicidan indirectamente, por medio del alcohol o las drogas, han de tener el planeta Marte implicado en el caso. Sin embargo, volviendo al tema inicial, ¿sufren depresión todos aquellos que tienen esos aspectos planetarios? No, no necesariamente.

¡Tenemos siempre el libre albedrío para canalizar esa energía de forma más positiva! Podemos canalizar la energía neptuniana en actividades artísticas, musicales, espirituales, de voluntariado, de ayuda al prójimo. ¡Podemos canalizar la energía de Saturno para actuar con los pies en el suelo, adaptando nuestros sueños a nuestra realidad, cuando nos dé pena de nosotros mismos por eventuales decepciones! Podemos, en fin, superar los momentos de tristeza, de soledad, frustración o luto, evitando perpetuar el sufrimiento más allá de lo necesario. Podemos y debemos, por último, aprender con las experiencias que la vida nos proporciona, ya que por más duras que nos parezcan, habrán de servir para nuestro progreso espiritual. ¡Ellas constituyen una oportunidad para dejar fluir la Luz!

No hay que olvidar que todos tenemos la oportunidad de aprender. La escuela de la vida es un aprendizaje. Aprendemos con cada percance, cada obstáculo, cada desvío. ¡Y no debemos encarar la vida de forma romántica, esperando que el príncipe encantado aparezca en un caballo blanco a nuestra puerta para llevarnos a su castillo, donde viviremos 'felices para siempre'! no debemos esperar que nuestros problemas desaparezcan en un pase de magia, sino que, al mismo tiempo que fortalecemos nuestra fe con oraciones y rituales, también debemos pasar a la acción, remangarnos y salir a la batalla. ¡Podemos encontrar en cada momento vivido una razón para vivir!

Las terapias alternativas, como la EFT* (Terapias de Liberación Emocional - léanse los artículos en mi Web personal), las terapias florales, la práctica del yoga y de la meditación, son algunas de las herramientas que ayudan a eliminar el estado depresivo. El conocimiento de nuestro Mapa astral y de los ciclos a que los tránsitos planetarios nos someten, también nos ayudará a superar las dificultades y barreras encontradas en nuestro camino. Cualquier energía puede ser debidamente canalizada: ¡todo depende de nuestra actitud!

Desde ahora y hasta finales de año mis consultas están disponibles a precios reducidos y promocionales. Podéis verificarlo en mi Website personal link en la sección Precios de las consultas. Aquellos que no puedan marcar una consulta presencial, podrán recibir su interpretación vía archivo de mp3, directamente en su ordenador, por Internet. Para más información, entrad en contacto por correo electrónico, en la dirección que figura al final de esta página.

¡Deseo a todos una semana feliz y llena de Luz!

São Paulo, 1 de noviembre de 2011.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. Conheça meus serviços on-line
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa