auravide auravide

Derecho a la felicidad


Traducción de Silvana Partucci - [email protected]

Por más que muchos no lo crean, nacemos para hacer usufructo de la felicidad.
Mientras tanto, ella no se resume a aquellos ítems básicos que nos vendieron toda la vida como sinónimo de felicidad, entre los cuales obligatoriamente están el dinero y el suceso.

Es claro que el reconocimiento del mundo es algo que alimenta nuestro ego y nos hace bien, y la abundancia material nos proporciona muchas situaciones agradables y placenteras.

Mientas tanto, cuando se trata de la verdadera y genuina felicidad, ningún poder material por si solo, puede garantizarnos su posesión, simplemente porque ella no es algo que pueda ser adquirido a través de una acción externa.

El motivo es que su raíz reside en lo más profundo de nuestro ser, en aquella dimensión que se conecta directamente a la fuente de donde nos originamos, que es lo divino. Por lo tanto, alcanzarla requiere, por encima de todo, un cambio radical en nuestra forma de lidiar con la vida y sus desafíos.

Seguir los conceptos que nos fueron impuestos, intentando obsesivamente moldarnos a ellos como forma de obtener el reconocimiento del mundo y, consecuentemente, la felicidad, solo hace que nos alejemos cada vez más de la posibilidad de ser feliz.

Mientras no despertemos hacia la necesidad de seguir nuestros propios insights y guiarnos por ellos, confiando de manera plena que nos llevarán a un estado de alegría y paz interior, seguiremos víctimas de la angustia y el sufrimiento, que acomete hoy a gran parte de la humanidad.

Causas de la infelicidad

Felicidad o infelicidad no son dependientes de circunstancias externas. No hay felicidad ni infelicidad en las cosas externas; tu estado de alegría o de tristeza depende de tu reacción a estas cosas externas. En realidad, las cosas no importan; lo que importa es tu visión de las cosas; todo depende de cómo miramos las cosas.

Así, en suma, la importancia es del individuo, y no del objeto: la importancia está en ti y no en el objeto que posees. Así que podemos decir que la felicidad o la infelicidad residen dentro de nosotros. Nosotros somos la causa de nuestra miseria, porque como sea que estemos, nosotros creamos esa condición.

Por favor, ten esta verdad en tu mente, porque no puedes transformar tu vida sin ella: si te sientes infeliz, sabe que alguna cosa esta equivocada en tu punto de vista. Una vida miserable es resultado de una manera equivocada de ver las cosas; y una vida feliz es el resultado de un abordaje correcto en relación a la vida.

Por favor, siempre que te sientas miserable, intenta buscar la causa de infelicidad dentro de ti, no del lado de afuera. Y entonces, gradualmente, descubrirás las causas de tu infelicidad, escondidas en tus propias acciones.
Entonces, una nueva vida comienza para ti.

OSHO


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Direito à Felicidade


elisa
Elisabeth Cavalcante é Taróloga, Astróloga, Consultora de I Ching e Terapeuta Floral.
Atende em São Paulo e para agendar uma consulta, envie um email.
Conheça o I-Ching e Faça uma consulta online
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa