auravide auravide

El deseo

por Elisabeth Cavalcante
Publicado dia 05/11/2012 22:24:16 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Silvana Partucci - silpartucci@gmail.com

Todo lo que deseamos en la vida se vuelve una fuente de ansiedad y angustia. Esto es porque el ego se alimenta de la satisfacción de los deseos y, así que uno de ellos es satisfecho, trata de crear una nueva necesidad.

Aquellos que aún no ampliaron su conciencia y viven dirigidos por la mente, suponen estar con el control total de la realidad y creen que su voluntad y acción serán suficientes para traerles lo que desean.

Cuando sucede esto, somos tomados por una rabia profunda y un sentimiento de frustración casi insoportable. Esta forma de actuar es característica en la infancia y en la juventud, cuando nos movemos teniendo como única directriz la afirmación de nuestra individualidad.

El problema es que este ego infantil nos acompaña a lo largo de la vida y muchos llegan a la edad adulta actuando de la misma manera. La transformación esencial sucede cuando conseguimos substituir la ansiedad y la urgencia por la entrega confiada.

Aquello que deseamos alcanzar, sea el amor, una conquista material o simplemente un estado de armonía y paz, debe primeramente ser sembrado como una intención en nuestro corazón.

Después, basta relajar, ocuparse de todo lo que pueda traer alegría y celebración, dejando que la existencia haga su parte. Cuanto más cultivemos esta certeza, más rápidamente nos vendrá la realización de lo que anhelamos.

Esto constituye la esencia del milagro, este misterioso proceso en que se basa la vida, pero que solo se vuelve disponible para quien esté verdaderamente dispuesto a abandonar para siempre la forma de actuar antigua.

"Deja suceder
El tantra dice: las cosas suceden cuando menos las esperas, las cosas suceden cuando no las fuerzas, las cosas suceden cuando no estas ansiando por ellas.

Eso es una consecuencia, no un resultado. Sé claramente consciente de la diferencia entre “consecuencia” y “resultado”. Un resultado es conscientemente deseado, una consecuencia es un sub producto. Por ejemplo: si te digo que si juegas, la felicidad será la consecuencia, intentarás un resultado. Vas, juegas y te quedas esperando por el resultado de la felicidad. Pero te dije que ésta será la consecuencia, no el resultado.

La consecuencia significa que si estás realmente jugando, la felicidad sucederá. Si constantemente piensas en la felicidad, entonces, tendrá que ser un resultado, y nunca sucederá. Un resultado viene de un esfuerzo consciente, una consecuencia es apenas un sub producto. Si estás jugando intensamente, estarás feliz. Pero la propia expectativa, el anhelo consciente por la felicidad, no te permitirá jugar intensamente. El ansia por el resultado se volverá la barrera y no serás feliz.

La felicidad no es un resultado, es una consecuencia. Si te digo que si amas, serás feliz, la felicidad será una consecuencia, no un resultado. Si piensas que, porque quieres ser feliz, debes amar, nada resultará. Todo será falsificado, porque una persona no puede amar en busca de algún resultado. ¡El amor sucede! No hay motivación por detrás de él.

Si hay motivación, no hay amor. Puede ser cualquier otra cosa. Si estoy motivado y pienso que, por deseo o felicidad, voy a amarte, ese amor será falso. Y como será falso, la felicidad no resultará a partir de él. No vendrá, es imposible. Pero si yo amo sin ninguna motivación, la felicidad sigue como una sombra.

El tantra dice: la aceptación será seguida por la transformación, pero no hagas de la aceptación una técnica para la trasformación. No lo es. No anheles por la trasformación, solamente así la trasformación sucede. Si la deseas, tu propio deseo es el obstáculo"
.
OSHO, Vigyan Bhairav Tantra.


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

El deseo




Sobre o autor
elisa
Elisabeth Cavalcante é Taróloga, Astróloga, Consultora de I Ching e Terapeuta Floral.
Atende em São Paulo e para agendar uma consulta, envie um email.
Conheça o I-Ching e Faça uma consulta online
Email: elisabeth.cavalcante@gmail.com
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo A imaginação constrói os problemas
artigo Adestrar x Educar
artigo Luz e sementes conscienciais
artigo O que é o ego?


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa