auravide auravide

El poder de la palabra y del silencio


Traducción de Monica Aliss - monica_aliss@hotmail.com

Existen tres tipos fundamentales de karma: El pensamiento, la palabra y la acción física visible.

La comunicación entre seres socialmente activos se realiza primordialmente por el sonido, a través de la verbalización de los pensamientos. La manifestación sonora - la palabra - es perceptible a todos los que puedan oírla, mismo que no sea comprendida debidamente en cuanto a la esencia esclarecedora, estando ausente la función cognitiva.

Como no siempre verbalizamos exactamente lo que sentimos o pensamos (en verdad ni siempre tenemos conciencia de lo que sentimos y pensamos), la comunicación puede presentar cargas vibracionales contradictorias, en disonancia con los principios básicos de la buena convivencia. En este caso, la comunicación sonora se mezcla con la comunicación “silenciosa” de las mentes, transformando el ambiente, principalmente para quien es sensible y percibe lo invisible y lo inaudible, permeable a las más diversas vibraciones, que se mezclan y confunden, causando intrigas, inseguridades y desconfianzas.
Si entendemos que el acto de hablar es también una acción, así como el pensar se trata de una acción silenciosa, cabe a cada uno de nosotros monitorear nuestro poder de comunicación a través de la reflexión, de la meditación, de la respiración y del silencio.
Todo cuidado es poco: orad y vigiad tus pensamientos, palabras y actos.
Antes de hablar, siéntase, filtre, escuche, respire y finalmente decida: hablo ó es mejor el silencio?

En el chamanismo aprendí que antes de la palabra, es necesario otorgar poder constructivo a la palabra de uno. No es suficiente utilizar palabras de efecto positivo para alcanzar efectos positivos. Sin duda, palabras positivas atraen vibraciones positivas. Sin embargo, solo existe un medio de cargar las palabras con bases sólidas para un futuro pacífico y feliz, para extraer de ellas su potencial mágico e transformarlas en sagradas: colocarlas en la práctica de la verdad, purificarlas.

La mentira no disminuye el poder de la palabra, ella sólo acaba con el poder de construcción. Cuando una persona miente, y es descubierta, su palabra pierde efecto, por más lindas y poéticas que sean las frases empleadas. La palabra para ser sagrada tiene que ser acompañada de la conducta.
Cada vez que usemos la palabra para mentir, habrá una reducción del poder sagrado de aquella palabra; aunque la mentira no sirva para lastimar a alguien, ó como solemos decir: apenas una mentirita sin importancia, conveniente.

¡No se engañe! La elección de que pensar y decir es suya, en caso de que usted no practique el silencio y el acto de filtrar lo que pasa por su mente, estará debilitando el poder de construcción y de metas victoriosas.
Cuando usamos la palabra para blasfemar, para juzgar al próximo, para ironizar personas ó situaciones, damos un uso pésimo a la palabra.

Cuando damos nuestra palabra y no la cumplimos, aunque sea para con uno mismo (voy a estudiar, voy a adelgazar, voy a terminar con esta relación…), ó al no estar presente en una fecha ó lugar concordado, ó en el no cumplimiento de plazos, ó aunque sea por olvido (nada sucede por casualidad - el olvido suele ser acto fallido), debilitamos su acción constructiva.

Cuando una persona pronuncia una palabra suceden dos fenómenos:
1- El cerebro cree en la persona y registra el compromiso. Por lo tanto las oraciones quedan en estado de “espera” aguardando que sea cumplido aquello que fue dicho. En este caso, tanto la mentira como las prórrogas son fuertes causas de pérdida de memoria.
2- Existe una liberación de energía de aquella palabra hacia el Universo. Como toda energía tiene movimiento (ondas), y como todo lo que una persona emite al Universo, termina volviendo al mismo punto, el patrón de vibración que va, vuelve trayendo de vuelta vibraciones semejantes para quien las emitió, como un bumerang. En este caso: Cosecharás tu siembra.

Entonces, vigilemos las palabras que emitimos, comprendiendo que, cuando la palabra vale menos que el silencio, es preferible el silencio. Y si cada palabra emitida es energía, cuanto menos hablemos innecesariamente, más energía, más poder tendremos al pronunciarla, comprendiendo la sabiduría que también puede venir con el silencio.

Por lo tanto, meditar, reflexionar y estar en silencio es un tipo PODEROSO de Ejercicio Mental.

*Conceição Trucom: química, científica, expositora y escritora sobre temas relacionados al bien estar y calidad de vida. Reproducción permitida manteniendo la integridad de la información y siendo citada la autora.


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

O poder da palavra e do silêncio




trucom
Conceição Trucom é química, cientista e escritora sobre Alimentação Baseada em Plantas, considerada como Alimentação do Futuro: vitalizante e regenerativa.
Portal: www.docelimao.com.br
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa