auravide auravide

El Sufrimiento


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Una vez he leído que lo que nos hace sufrir no es el acontecimiento en si, sino nuestra reacción frente a él; esto lo he venido usando mucho en los acontecimientos del día a día, lo cual me mantiene a punto para lidiar con situaciones más difíciles cuando éstas se presentan. Es muy interesante comprobar cómo el simple recuerdo de esta circunstancia opera cambios asombrosos...

Un sencillo ejemplo es lo ocurrido recientemente cuando mi hija y yo estábamos de vacaciones. La playa que estaba cerca del hotel era maravillosa pero llena de guijarros y nos enteramos de que había otra playa más distante, solamente de arena.

Tomamos un taxi y explicamos al chofer a dónde queríamos ir. Él nos dijo que esa playa no era de arena y habló de otra, que no tenía piedras, además de ser mucho más bonita. Pero que no había taxi ni autobús allí, y que si fijásemos una hora él iría a recogernos. Decidimos cambiar nuestros planes y nos pusimos de acuerdo con él para que nos fuese a buscar a las 15 horas. Al llegar allí, cuando bajamos por el camino de tierra que daba a la playa, hemos quedado muy decepcionadas, porque la playa solamente tenía guijarros, muy calientes a aquella hora, y ninguna sombra. El calor era casi insoportable, además de que el mar allí parecía más agitado.
Todo parecía salirnos mal; pensamos que el día estaba perdido y empezamos a protestar, arrepentidas de haber cambiado nuestros planes y sin comprender cómo el taxista podía haber garantizado que aquella era una playa de arena si allí sólo había piedras. Fue entonces cuando decidí modificar mi reacción frente a aquel acontecimiento y dejé de resistirme y de protestar. Le dije a mi hija que como tendríamos que permanecer allí durante 4 horas, hasta que el taxista retornase, lo mejor que podíamos hacer era no resistirnos, aceptar aquella situación y ver qué podía haber de bonito por allí.
Así que empezamos a mirar en derredor, vimos una piedra grande allá en el final de la playa y unos árboles con sombra, y hacia allí nos dirigimos. Decidimos entrar en el mar para probar las gafas de buceo que habíamos comprado. Las piedras de la playa eran pequeñas, pero a medida que te adentrabas en el mar se iban haciendo más grandes. Era de veras difícil entrar allí; pero hemos ido de cualquier modo. Cuando me puse las gafas, me sumergí y miré por primera vez el mar, fue como si hubiese entrado en otro mundo. Las piedras, que a principio parecían un obstáculo, eran lindas, reflejando los rayos del sol y los muchos colores del agua, que era muy transparente. El movimiento de las plantas... los pequeños peces... todo era maravilloso. Nos olvidamos completamente de todo lo demás, y permanecimos durante horas fascinadas con ese mundo que estábamos vislumbrando por primera vez, en un lugar que después hemos sabido que era el mejor para observar el fondo del mar.

El Universo nos había dado un regalo y al resistirnos casi perdemos esa oportunidad... El no resistirnos... aceptar, cambiar nuestra forma de reaccionar... puede operar verdaderos milagros.


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

O Sofrimento




Rubia A. Dantés é Designer, cria mandalas e ilustrações em conexão...
Trabalhos individuais e em grupo, com o Sagrado Feminino, o Dom e o Perdão...
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa